jueves, junio 30, 2016

La carta de una profesora argentina a Leo Messi

Yhana Fucks es una docente de Entre Ríos (Argentina) que se sensibilizó como millones de argentinos por la renuncia de Lionel Messi a la Selección Argentina, pero que puso manos a la obra como pocos y redactó una carta muy cálida para que el astro no se retire.

A continuación, la carta completa de Yohana Fucks, docente de cuarto grado en Entre Ríos:
Probablemente jamás leas esta carta. Pero la escribo igual, no como hincha del fútbol sino como docente argentina, esa profesión que elegí y que me apasiona como a vos la tuya.
Podría escribirte sobre la maravilla de tus talentos para el deporte más amado de nuestro país, sobre el placer que me moviliza ser una de las generaciones que pueden verte desplegar la magia en tus botines, sobre la admiración que despiertas en cada uno de los gurises del mundo entero. Pero todo eso sería repetir frases hechas. Por eso voy a escribirte para que me ayudes en un reto mucho más complejo de los que hasta ahora enfrentaste, quiero que me ayudes en la difícil misión de formar las conductas de esos chicos que te ven como un héroe futbolero y como un ejemplo a seguir.
Por más amor y dedicación que ponga en mi trabajo, jamás tendré de mis alumnos esa maravillosa fascinación que sienten por alguien como vos. Y hoy verán a su más grande ídolo rendirse. Te ruego que no les des el gusto a los mediocres, a esos que frustrados por sus miles de metas no alcanzadas vuelcan sus rencores en un jugador de fútbol, a esos que opinan de todos los demás porque hacerlo es fácil y gratuito. Y te lo dice una maestra que con el abismal espacio que nos separa, lidia con esa liviana costumbre argentina de creer que el trabajo de otro es sencillo, que meter goles en un arco es tan simple como construir una casa o formar el futuro de una persona. Esa enferma necesidad de tocar siempre de oído, de ponernos en jueces insensatos que sentencian con desprecio y arrogancia el desempeño del otro, poniendo con valor solo las victorias y desmereciendo los errores como fracasos, esos mismos errores que nos hacen humanos en continuo aprendizaje.
Por favor no renuncies, no les hagas creer que en este país solo importa ganar y ser primero. No les muestres que por más éxitos que uno coseche en la vida, nunca terminará de conformar a los demás y peor aún, no les hagas sentir que deben vivir para conformar a los otros. No les brindes ese mensaje errado de que a pesar de tantas adversidades superadas, a pesar de pelearla desde muy pibe para llegar a ser el hombre triunfador de hoy, a pesar de asumir responsabilidades desde muy temprana edad y haber luchado hasta con impedimentos físicos para lograr tus sueños, todo eso se opaca ante las críticas de los envidiosos que en el fondo solo desean ser como vos.
Si vos que tuviste la familia acompañandote, que tenes un rico patrimonio personal y el apoyo de tanta gente, no lo logras, ¿como podrían ellos creerse capaces de continuar adelante pese a tantas batallas que día a día deben enfrentar?
Yo no les hablo a ellos del Messi que juega maravillosamente al fútbol, sino del que practicó miles de tiros libres para lograr embocar la pelota en ese ángulo inalcanzable para cualquier arquero; les hablo del Messi que soportó siendo un niño como ellos tantas dolorosas agujas para seguir en pie tras lo que amaba; les hablo del Messi que con todo el dinero que ha ganado ayuda a otros chicos como ellos en sus diferentes dificultades; les hablo del Messi hombre, el que formó su familia y lidia todos los días con el rol más importante que es ser un buen padre; les hablo del Messi que impide que un fanático que lo sorprende en pleno partido salga de allí lastimado; les hablo del Messi que puede equivocarse hasta errando un penal porque de fallas estamos hechas las personas y eso les muestra que hasta el más grande de todos los tiempos es imperfecto.
No te rindas, no guardes la camiseta con los colores de nuestra Patria porque al ponertela te conviertes en un argentino más que nos representa a todos, y no todos esperamos medallas y copas para sentirnos maravillosamente orgullosos de que vos lo seas. No hagas que mis gurises sientan que salir segundos es una derrota, que el valor de las personas está en cuán llenas están sus vitrinas, que perder un partido es perder la gloria.
Mis alumnos necesitan entender que los más nobles héroes, sin importar si son médicos, soldados, maestros o jugadores de fútbol, son los que brindan lo mejor de sí mismos para el bienestar de otros, aun sabiendo que nadie los valorará más por ello, sabiendo que si lo logra, el triunfo es de todos, pero si falla el fracaso solo será de él, y aun así lo intenta. Pero sobre todo, se tiene heroísmo y hombría, cuando se lucha y superan las pérdidas con coraje y entereza, aun con todo el universo diciéndonos que no vamos a lograrlo. Y un día se encuentran con la mayor de las victorias: ser felices siendo ellos mismos, sin reclamarse cuántos demonios debieron enfrentar para lograrlo.
Todos hablan de pelotas, yo creo en la fortaleza de tu corazón.
http://bit.ly/294MRmV

miércoles, junio 29, 2016

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única. Jorge Luis Borges

La pregunta que le cambió la vida a Steve Jobs

Desde la fundación de Apple en 1976, el genio de la informática Steve Jobs dedicaba casi todo su tiempo al trabajo que le gustaba. Estuvo presente en cada reunión de negocios y sólo se ausentó de este compromiso una vez en su vida. «Habría que tener una razón muy fuerte», pensarás tú. ¿Cómo es posible que una persona tan dedicada y responsable haya cambiado una junta por otra cosa?
Es bastante sencillo, Jobs faltó a esa reunión para ir a la primera cita con una chica hermosa, la cual más adelante se convirtió en su esposa.

Un día Steve expuso en la universidad su informe. En el auditorio estaba su futura esposa cuyo nombre era Laurene Powell. La chica le gustó a Steve y decidió acercarse a ella después de su discurso. Intercambiaron sus números de teléfono.
Steve no quería esperar mucho y aquel mismo día invitó a la chica a cenar. Pero, como suele suceder, había un obstáculo: una reunión de negocios previamente planeada.
Al subirse al auto, Steve se hizo una pregunta muy importante a sí mismo: «¿Qué haría si fuera el último día de mi vida?». Después de cierta consideración, regresó rápidamente a la universidad, encontró a Laurene y se la llevó con él. A partir de ese momento nunca se separaron.
Entender que nada es eterno es de sabios. Y si la persona se acuerda de esto, en su alma inmediatamente se enciende la pasión, aparece el valor de tomar riesgos y se sumerge totalmente en el juego al que solemos llamar vida.
¡Hazte esta pregunta más seguido! Te ayudará a concentrarte en lo más importante en tu vida. ¡Hazlo antes de que sea tarde!

viernes, junio 10, 2016

Entrada en la web "Menéame" (de contenidos) con comentarios al menos curiosos

Emigré a Uruguay hace tres años. Te respondo

En los últimos cinco años varios centenares de españoles han emigrado a Uruguay. Yo soy uno de ellos. Desde encontrar trabajo a manejarte con el voto rogado, estoy a vuestra disposición para cualquier duda o curiosidad que podáis tener. 
etiquetasuruguayemigracióntrabajoexperiencia
usuarios90   anónimos26   negativos3   
compartir: 
https://www.meneame.net/m/TeRespondo/emigre-uruguay-hace-tres-anos-respondo
Comentarios Destacados:                 
#24   #4 Lo que más me llamó la atención es una bobada, pero muy significativa: cuando en un bus urbano sube un músico callejero (es un país muy musical: casi todo el mundo toca algo), el conductor no solo le permite el acceso, sino que apaga la radio. La gente escucha sin hacer ruido y al final todo dios aplaude. En tres años aun no he visto un músico que no se lleve unas monedas, y aunque parezca anecdótico refleja un rasgo que me encanta de la sociedad uruguaya: el civismo que implica respetar al otro. Tienen una relación mucho más natural, por ejemplo, con la gente en situación de calle. O la gente pija no tiene nada que ver con la española, te tratan de manera mucho más horizontal. Es un país muy igualitario, en el fondo, y eso mola. 
Lo que menos me gusta es la baja autoestima colectiva: lo que más me han preguntado es "¿Por qué Uruguay?", porque no conciben que alguien se venga de Europa para acá. No son conscientes de que han montado un buen país: de los primeros en reconocer derechos básicos, como el divorcio, la ley de ocho horas o el voto a la mujer; totalmente secularizado y con un nivel de respeto en la política en que en España es ciencia ficción.
#1   Y que tal te fue , te sientes a gusto en ese pequeño pais
votos: 1    karma: 16 
09/06 00:29 Frases_Bonitas Frases_Bonitas
#21   #1 Si, Uruguay me ha tratado guay (badabum). De los países de América Latina que conozco es el que más me ha recordado a España, en particular a la España de los ochenta, tanto en lo bueno (menos consumismo, por ejemplo) como en lo malo (cosillas como eso de no recoger la caca de perro). Siempre desde mi experiencia cotidiana, claro.
votos: 2    karma: 33 
09/06 23:21 sinanpacha sinanpacha
#2   #0 Buenas, lo primero darte las gracias por hacer esto, ya que, es comun de paises europeos pero de paises latinoa no tanto.
Para empezar unas pregubtas faciles y de respuesta corta.
Como encontrastes el trabajo y en que trabajas por alli?
Tipo de visado que se necesita para trabajar en uruguay?
Oportunidades laborales para emigrantes? Y en que sectores?
Las.condiciones laborales son mejores o peores que en España.
Y por ultimo como definirias el nivel de vida del pais?
votos: 3    karma: 32 
09/06 01:24  *   maestrodenada
#22   #2 Uy, no sé si son tan de experiencia corta. Tengo tres trabajos, no uno: aquí es muy corriente el multiempleo, como dicen ellos. Eso es debido a uno de los peores rasgos de este país: es enormemente caro -pero mucho- y los sueldos son muy bajos. A cambio los trabajadores están mas organizados, hay más derechos y no te exprimen tanto. Mi formación es de museólogo y a los seis meses de llegar saqué un "llamado" (el equivalente a una convocatoria pública) del ministerio de Cultura. Es un curre de solo seis horas diarias por el que cobro unos 800 euros. Luego doy clases en una universidad privada (500 pavos más) y además este año presento un programa de TV en la cadena pública sobre emigración. Me da para vivir pero sin enormes lujos y, muy importante, para ahorrar y viajar a España. 
En cuanto al visado, no se necesita. De hecho el papeleo es vergonzosamente simple (y digo vergonzosamente porque a un uruguayo le costaría mucho más establecerse en España): tú llegas, te sacas un DNI provisional en un día y con eso puedes firmar contratos. Algún amigo mío, ni con eso: pasaporte y a currar. 
Oportunidades laborales, pues generalizando mucho te diría que ahora está más complicado que cuando llegué. En Uruguay el Estado tiene un peso muy grande. No han privatizado empresas estratégicas (¡bien por ellos!) y, siendo un país pequeño, el porcentaje de empleo público es alto. Si eres programador, ingeniero (con el tema renovables están que se salen) o tienes una formación científica, encuentras casi seguro. Los arquitectos lo tienen peor (han venido un montón desde España) y aunque siempre acaba saliendo algo suele ser en bastante precario,aunque los que aguantan se asientan bien. La gente relacionada con la enseñanza también tiene posibilidades, pero los periodistas lo llevan bastante crudo, por ejemplo. 
Las condiciones laborales son mejores que en España en el sentido de que los trabajos son más estables y respetan tus derechos: te suben el sueldo una vez al año, te dan tus extras, las vacaciones van a rajatabla y para que te despidan la tienes que liar muy parda. Hay mucho respeto al trabajador, la verdad. Los sueldos te diría que son inferiores a la media española, al menos ligeramente, pero uno se arregla. No es un país para hacerse rico, sino para recuperar la dignidad laboral.

jueves, junio 02, 2016

La mejor charla de motivación del mundo para un equipo de fútbol

Charla de Antonio Fernández Fernández, técnico del equipo juvenil del San Roque Balompiésevillano, en la cual da una lección magistral de la gestión de grupos y la importancia del compromiso, la autoexigencia, la pasión, el convencimiento y la gestión de las emociones en un vestuario.
El San Roque se jugaba el descenso. Tras una temporada a la deriva, a falta de seis partidos para el final de liga llegaba como solución de emergencia un Antonio Fernández que consiguió levantar a un equipo muerto en vida.
Se jugaba la última jornada y el San Roque dependía de sí mismo. Se había hecho lo más difícil, pero quedaba el remate. Si ganaban al Osuna, se salvaban. Momentos antes de que comenzara el partido, Antonio Fernández reunía a sus jugadores y con el alma en la mano, daba un máster de motivación.
Resultado al final del partido: 6-0, ganaron y salvaron la categoría.
¡Enhorabuena!