miércoles, marzo 30, 2016

Me conformo con muy poco: lo quiero todo de ti

Sabiduría adolescente

Max Edwards, fotografía de su blog The Anonymous Revolutionary.
A veces el día se te cruza sin motivo aparente, como si hubieras bebido aguarrás, ladras en exceso y tratas mal a todo incauto que se te ponga delante, tu hija, tu marido, el panadero, cualquiera. El mundo ha encogido de repente, tanto que te crees que sólo tú y tus problemas caben en él y de repente zas, llega un chaval de 16 años, que encima se ha muerto el día de tu cumpleaños y te pega tremendo bofetón. Eso sentí al encontrarme con el artículo de Max Edwards, al que llegué por casualidad, como suele ocurrir cuando navegas por Internet buscando otra cosa.
<p>Max Edwards, fotografía de su blog <em>The Anonymous Revolutionary</em>.</p>
El título “Tengo 16 años y hace cinco meses me diagnosticaron cáncer terminal” me indujo a pensar que sería un artículo lacrimógeno de esos que se publican para acumular muchos clics. Aun así, la curiosidad, el morbo o la inercia me llevaron a leerlo. El primer párrafo terminaba así: “Creo que es sorprendente lo fácil que es adaptarse a este tipo de noticias (la noticia de tu muerte). Después de un tiempo, aunque no niego el significado personal, la verdad es que lo importante no cambia”.
Me quedé enganchada. No sólo estaba tremendamente bien escrito. Encima decía cosas inteligentes sobre la muerte, cosas que uno rara vez escucha por boca de un adulto. Por una vez, pese a su título, no era la clásica ñoñez que puebla las listas de artículos más leídos de periódicos serios y menos serios. “Pronto me di cuenta de que da igual morirse dentro de diez años o de dos meses: en cualquier caso te despiertas, te das una ducha y te tomas un café por la mañana”. Ser capaz de banalizar el acto más temido por todo ser humano, el momento que, al margen de culturas y religiones, aterroriza a todos los habitantes del planeta, me pareció un ejercicio de sabiduría tan poco común que quise saber más sobre su autor. Sobre todo tras llegar al final de aquel texto, que publicaba The Guardian: “Pena, dolor y simpatía son emociones naturales y tienen su lugar pero para mí ha sido más efectivo el mensaje ‘Deja de quejarte y asúmelo’. El estoicismo, creo, es más efectivo que la pena: un simple test de realidad que te ayuda a poner las cosas en perspectiva. Ayuda pensar que aunque me estoy muriendo, no todo gira alrededor de mí. Al final soy sólo uno entre 7.000 millones, un número que, como mi cáncer, seguirá creciendo y multiplicándose en los próximos meses. […] Así puedes llegar a la inevitable y extrañamente reconfortante aceptación de que todos vamos a morir: yo, tú, todos. Asúmelo”.
Pero resulta que este joven pelirrojo de York, al que su cáncer derrotó el pasado sábado, mientras yo celebraba mi cumpleaños (yo, yo, yo), no sólo ha escrito sobre su propia muerte sino sobre marxismo. Llevaba dos años escribiendo un blog titulado The anonymous revolutionary, del que recientemente se publicó un libro con el mismo nombre y el subtítulo ‘A Collection of communist writings’. Que alguien de 16 años --15 cuando empezó el blog-- se declare marxista, leninista e internacionalista me impresiona. La mayoría de la gente de su edad no tiene ni idea de lo que significan esas palabras y si Marx le suena seguramente piense que es un cantante de moda, o quizás un político trasnochado. Para Max Edwards, en cambio, era importante discutir sobre socialismo revolucionario en el contexto político de hoy, dos décadas después de la caída del muro de Berlín, cuando lo que domina el planeta es el capitalismo.

En su blog se hace preguntas, algunas sesudas, otras naíf, todas inteligentes, habla de Cuba, de Rusia, de Tsipras, de Vietnam, de China, recorre el planeta política y geográficamente y lo cuestiona todo, incluido a Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista, ese que el establishment británico se empeña en tachar de ‘radical’ y que para este inglés de 16 años era demasiado light porque aunque “ataca el capitalismo no se comprometería con la alternativa comunista”. ¿Estaba él dispuesto a ir a las barricadas para conseguir un mundo más justo? Lo mejor es su sinceridad, su honestidad, y su capacidad para cambiar de perspectiva, para reconocer sus debilidades, algo que debería servir de lección para todos esos políticos ciegos y sordos que pueblan nuestra vida diaria. En su último post Max contaba que le habían invitado a dar una vuelta en un jet privado. “A riesgo de parecerme a Donald Trump” quería demostrar que pese a criticar el capitalismo y sus consecuencias, él disfruta de muchos de los privilegios de vivir en una sociedad capitalista como uno de sus miembros aventajados. ¿Eso le convierte en un hipócrita? ¿Lo eran Marx, y Lenin, y Trotsky, todos procedentes de clases aventajadas? “Creo en la redistribución justa de la riqueza, aunque viva una vida acomodada dentro de los límites de una casa con calefacción. Para mí es fácil hablar de problemas que no sufro, aun así lo hago. ¿Me convierte eso en un hipócrita? Posiblemente. Pero quiero al menos reconocer la ironía […], reconocer que soy deshonesto, sin renunciar a la vida que vivo. Es lo más decente que puedo hacer”. A ustedes la reflexión final.
bit.ly/1qjt3jr

martes, marzo 29, 2016

Olivia Newton John, devastada tras la aparición de su novio once años después

Cuando todos lo daban por muerto reapareció. Su entonces novia, Olivia Newton John, aún se halla en estado de shock tras conocer que habían localizado a Patrick McDermott, tras once años desaparecido. «Es realmente devastador. Es duro para nosotros, perdimos a alguien», ha declarado la hija de la actriz, Chloe Lattanzi, a la revista «New Idea».
Imágenes integradas 10
McDermott, operador de cámara de 59 años y de origen coreano, fue encontrado en Sayulita, un pueblo de Nayarit, en México, por el programa Dateline de la NBC. Desapareció en el mar, cuando estaba en una excursión en barco por la costa californiana.
La actriz australiana que adquirió fama con la película Grease junto a John Travolta creó una página web para localizarlo. En 2008, después de tres años de búsqueda, su novio fue declarado oficialmente muerto y Olivia se casó en secreto con el magnate y gurú de la salud, John Easterling, en la selva de Perú.
Cuando nadie lo esperaba, la noticia de su reaparación provocaba en la familia un cúmulo de sentimientos encontrados. Por un lado, la alegría de saber que se hallaba vivo. Por otro, la conmoción de reencontrarse con alguien once años después cuando toda esperanza de volverle a ver se había esfumado.
bit.ly/1SkZ4y7

lunes, marzo 28, 2016

La rutina del día a día

La próxima vez que tenga un día gris lo repintaré con imágenes de un día como hoy. Cuando la ansiedad no me deje dormir apretaré los párpados para viajar a días como hoy. Cuando sople el pesimismo y lluevan las quejas me refugiaré bajo el recuerdo de días como hoy. Cuando no encuentre el valor para levantarme cogeré fuerzas de días como hoy.
En días como hoy se hace pertinente recordar que la vida es inestable, impredecible y caprichosa. Que vivir no es sentarse a contemplar pasar los días. Que el futuro es impuntual y casi siempre llega tarde. Que el día que me vaya será un día cualquiera. Que está bien hacer planes pero está mejor saltárselos. Que es más divertido volar que planear. Que nos pasamos la vida esperando días como hoy y luego, quién sabe porqué, los dejamos escapar.
Cuando me venza la rutina y no encuentre el tiempo para mirar las olas me reconciliaré pensando en días como hoy. Cuando se me pierdan los motivos para sonreír rebuscaré en días como hoy. Cuando me pregunte, frente al espejo, si ha merecido la pena encontraré la respuesta en días como hoy.
En días como hoy aprendí que las comidas son recuerdos. Que las mejores fotos están hechas con los ojos y se guardan en la cabeza. Que viajar con tus hijos es invertir en educación. Que es diferente dar opiniones que consejos. Qué perder el tiempo es un acto de rebeldía. Que sólo me importan cuatro cosas y ninguna de ellas es una cosa. Que vivir es ir improvisando. Que los grandes finales llegan sin avisar.
Que hoy es ahora y todo lo demás sólo es ruido de fondo.

La novia ejemplar:

La pasión de quién te ama de verdad

Esta es la carta que te escribiría el hombre que más te ama

No puedo pedirte que te enamores de un extraño, eso es absurdo; pero, quiero pedirte que, al momento de entregar tu corazón, lo hagas a sabiendas de que quien está a tu lado, es un hombre que sabrá amarte y apreciarte por la mujer que eres.
Quiero pedirte, que te enamores de un hombre de verdad; uno, que te persiga con la mirada, como un león hambriento; y que, se pierda en el brillo de tus ojos, aún en la oscuridad. Enamórate de un hombre, para el cual tú seas la única mujer en este mundo; y, que sea capaz de construirte un castillo, aunque solo tenga un lápiz y papel.
No puedo pedirte que te enamores de un hombre que lo haga todo; sin embargo, te pido que te enamores de un hombre que esté dispuesto a hacerlo todo por ti.
Quiero que te enamores de un hombre con la suficiente hombría para cocinar por las noches, o cuándo estés cansada. Un hombre que pueda coser un botón de tu blusa favorita, para que puedas llegar a tiempo a esa reunión; y, por qué no, que te diga al oído que: todo estará bien.
Enamórate de un hombre que valore a Dios, a la familia y los amigos. Pues en la vida, necesitará de todos ellos. Y, si es un ladrón, procura que te robé solo algunos besos; pues, ya te habrá robado el corazón.
Quiero que te enamores de aquel que acaricie tu rostro y juegue con tu pelo, así sabrás que su mente está solo contigo. Cualquiera puede decir un “te amo”; pero, el amor se demuestra cada día, y en los pequeños: “te quiero”...
Quiero que te enamores de un hombre que procure llenarte de alegría; y que te haga sonreír, aún en tus días más difíciles. Enamórate de aquel hombre, que no se aproveché de ti, ni aún en tus momentos de vulnerabilidad. Un verdadero hombre te respetará, incluso, cuando tú no quieras.
Enamórate de un hombre que no haga alarde de los bienes que tiene; sino, que sepa apreciar y valorar todo aquello que ha vivido, las personas con las cuáles ha compartido y las experiencias que en la vida ha acumulado.
Enamórate de alguien a quien le guste cocinar y ejercitarse, así tendrás la excusa perfecta para comer tus caprichos; y luego, pasar el tiempo juntos: “quemando esas calorías”. Quiero que te enamores de un hombre que esté dispuesto a llevarte la contraria; y, que tenga un punto de vista distinto al tuyo. Así, en la salud, la distancia o la enfermedad, sabrás que siempre podrás contar con alguien que estará a tu lado: a pesar, de cualquier diferencia.
Enamórate de un hombre que te tenga presente a cada momento del día; y, que te llene la vida de detalles. Un hombre, que jamás te oculte lo que siente; y te diga lo que necesitas saber. Quiero que te enamores de alguien que sepa escucharte, aún en el sórdido silencio del olvido.
Enamórate de un hombre que sea libre, que sea tuyo; que te ame, y que se deje amar por ti. Enamórate de alguien que, aunque no sea yo, te haga feliz.
Al final, si aún no has comprendido, eres tan digna de este amor tan tuyo y tan mío, que aquel de quién te enamores sabrá, que: sólo un hombre de verdad, es digno de ti.
No te conformes con menos...
Nunca bajes el listón de lo alto.
Te lo dice: UN HOMBRE ENAMORADO DE TI
TE AMO
TU PADRE

domingo, marzo 27, 2016

¿Te preguntas por qué hay madres solteras?


Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro es fácil, hasta yo lo he hecho. Lo difícil es criar un hijo, regar e árbol y que alguien lea el libro, aquí ya no estoy tan seguro

Es al menos complicado renunciar a algo en lo que piensas todos los días al despertar

A mi avanzada edad aún no sé que quiero hacer con el resto de mi vida

pero al menos sé lo que no quiero y no quiero tener que despertar apresurado todas las mañanas por llegar a un lugar en donde no quiero estar fingiendo que disfruto por encajar en una sociedad

Carta imperdible de una mujer al hombre que la convirtió en madre soltera



Cuando Madi Baker, una chica que se convirtió en madre soltera a los 19, se vio embarazada y abandonada por su novio, creyó que el mundo estaba terminado para ella. Más tarde, sin embargo, el amor que descubrió al lado de su pequeña le llevó a sentirse agradecida con la vida y sí, también con aquel que se fue dejándola sola. ¿Te sorprende? Lee con atención la conmovedora carta que escribió a este hombre y lo entenderás todo:
Sé que podría haberte enviado esto por correo electrónico o a través de una carta, pero también sé quién eres y me doy cuenta de que las posibilidades de que te des el tiempo para leer algo son muy pocas y prácticamente nulas. Sin embargo, sin importar si te das el tiempo para sentarte y leer esto o no, me gustaría darte las gracias. Gracias por todo lo que has hecho y gracias por todo lo que me has dado.
Ahora, si te conozco de la forma que creo hacerlo, probablemente te estás preguntando por qué te doy las gracias. Después de todo, me abandonaste ¿recuerdas? Pero eso es exactamente por lo que te agradezco. Al haberme abandonado de la forma que lo hiciste, me has dado muchas cosas. Déjame explicarlo.
La mayoría de las personas a los 19 años se divierten y viven su vida universitaria al máximo. Mis amigas hablaban de chicos con los que querían salir, fiestas en las que habían bailado con demasiadas personas y noches en las que bebían tanto que no recordaban nada después. Solía envidiarlas, solía tener celos.
Solía sentarme en mi cuarto los sábados en la noche, con 6 meses de embarazo, y te maldecía por haberme puesto en esta situación. Sabía que ibas a los bares, sabía que andabas por ahí embriagándote y juntándote con esa morena… Y por cierto, deberías saber que sé la razón verdadera por la cual no viniste al hospital a verme: estabas demasiado ocupado emborrachándote en una fiesta de Halloween.
Dejando eso de lado, he aceptado que hayas decidido no ser parte de la vida de nuestra hija después de haber estado tres años juntos y me abandonaras al saber que estaba embarazada. Solía odiarte por ello. Pero me gustaría agradecerte porque al abandonarme, me diste la posibilidad de experimentar la felicidad de criar a nuestra hija y eso es algo que no tengo como pagarte.
Gracias por dejarme darle a nuestra hija el amor y el afecto suficientes como para que no se diera cuenta de tu ausencia. Gracias por haberle dado esos ojos café oscuro que miro antes de que se duerma todas las noches. Gracias por haberte ido en el momento en el que lo hiciste, porque ambos sabemos que igual nos hubieras dejado tarde o temprano y de esta manera ella no supo que era tenerte sólo para luego sufrir con tu ausencia. Gracias por darme una gran historia para contarle cuando sea hora de hablarle de sexo, para decirle que acostarte con alguien no hará que te ame más y que embarazarte no hará que se quede contigo. Puede que me sienta mal con sólo escuchar tu nombre, pero no hay día en el que no te agradezca haber hecho posible que ella existiera.
Pero más importante aún: gracias por forzarme a crecer.
Dejar la universidad que amaba para ir a la universidad estatal que estaba cerca de mi casa no era el plan ideal que había imaginado para mi futuro. Trabajar tiempo completo, tomar clases de noche y estar despierta toda la noche con un bebé que no paraba de llorar no era necesariamente lo que había pensado que estaría haciendo a los 19. Sin embargo, no cambiaría nada. Al haberme dejado, me permitiste encontrar a alguien mejor para mí, alguien que compatibilizaba con la situación que vivía. Alguien que quería ayudarme y que no sentía miedo ante mi situación.
Gracias por hacerme reevaluar mis prioridades, por permitirme entender que Whisky con Coca Cola es el trago de mi pasado y que los jugos son mi futuro. Gracias por permitirme comprender que escuchar a una pequeña niña hablarme siempre le ganará al sonido de un DJ en una fiesta universitaria. Gracias por enseñarme que miles de pañales sucios son más preferibles a despertarte solo y con el vómito de la noche anterior.
Me hiciste crecer, me permitiste ver no sólo que podía ser una mamá increíble, sino que también podía ocupar el rol de padre. Ser madre soltera ha sido uno de mis logros más grandes porque me ha demostrado que soy capaz de cualquier cosa. A veces extraño la vida que solía tener, la que compartía contigo. Pero luego la realidad me golpea, y la pequeña niña que ni siquiera quisiste conocer me mira y me sonríe. No me puedo imaginar no tenerla y no la cambiaría por nada del mundo. A los 19 estaba asustada, y sabía que tú también, pero yo no escapé. En vez de deshacerme de la situación, seguí adelante y superé los obstáculos que se me presentaron. Un día, cuando sea mayor y entienda mejor las cosas, se dará cuenta que fui yo quien la crió, que fui yo quien se sacrificó.
Así que gracias por seguir con tu vida y ser el ser humano egoísta del que mi padre siempre me advirtió. Nuestra relación nunca fue un cuento de hadas, pero al menos conseguí tener una pequeña princesa. De alguna forma, me diste mi propio cuento de hadas, una vida llena de felicidad y un ‘y fueron felices para siempre’ con mi hija. Me has enseñado que a veces el príncipe azul no es quien salva a todos y te hace feliz: A veces el príncipe azul es una pequeña niña con un lazo en su cabello que te dice ‘mami’.

http://bit.ly/1ofOYGN

Hay momentos en los que, miras atrás, y no sabes exactamente que pasó. Sólo sabes que, desde que pasó, nada volvió a ser lo mismo

Mi padre, en su humildad me la dejo grabada a fuego: "Si hay algo que vale la pena hacerse, hazlo con todo tu corazón".- Buddha

A mi también me gustaría recibir un "Te extraño", cuando menos me lo espero.

Idénticos delitos tienen diversas consecuencias: a unos los hacen reyes y a otros los llevan a la horca. (Metastasio)

A una persona se le conoce cómo te trata cuando ya no te necesita

lunes, marzo 21, 2016

El día que encontré un trébol de cuatro hojas

Hace muchos años en una tarde vagabundeando por Madrid, comí en un restaurante de la Gran Vía y de allí, a un paso la calle libreros, donde se solapan un sin fin de librerías de nuevo y usado. Mi hobby. Hay veces que cogía un vuelo a Madrid (2500 kilometros) y no pasaba por la oficina, iba a la caza de Leicas.
Rebuscando con parsimonia ya que no pensaba acudir a la reunión que tenía en Mirasierra, se cruzo en mi camino un libro antiguo de los Rosacruces, el que abrí y veo el trébol de cuatro hojas de inmediato, me imagino el propietario del mismo guardándolo, como lo hago yo desde ese momento en su biblioteca y al morir, sus herederos se deshicieron del libro (como harán los míos cuando me muera). No creo que me haya dado suerte, la tuve cuando lo encontré, me acompaño siempre en mi cartera desde ese momento. El libro sufrió años más tarde la purga (sin llegar a leerlo) que calculo que fueron más 500 libros al reformar el piso. Se acababan de ir a los hijos de casa, dejamos una habitación para biblioteca. La casa sufrió un cambio profundo, se cambiaron los suelos de toda la casa, menos el del salón y del vestíbulo en los que se conservo el parquet original, puliendo y restaurándolo. Se reformo todo en profundidad incluyendo los cristales de la terraza por unos más modenos, el gas se sustituyo por la electricidad, yo no había oído hablar de las cocinas de inducción, el comprarla hizo que tuvimos que adquirir cacerolas compatibles, se cambiaron los suelos y los muebles de la cocina y baños, vestimos la casa de acuerdo a su uso, nos quedo en el camino el lavavajillas y la sauna. 

No nos damos cuenta, pero vamos acumulando muebles en un amasijo de estilos, esta vez le dejamos trabajar a un decorador profesional. 
Antes tenia un almacén de libros, hasta había un montón en uno de los baños y debajo de las camas, se quitaron y se pusieron muebles acorde, prometí ocupar solamente los estantes de la biblioteca con ellos, inclusive mandamos hacer una vitrina en la "oficina" para la colección de las cámaras fotográficas.


lunes, marzo 07, 2016

Vargas Llosa: «Nadie estaría dispuesto a sacrificar un amor, pese a sus secuelas traumáticas»

Cudillero (Asturias)


Tradición marinera y un precioso puerto pesquero en el Occidente asturiano. Cudillero, o Villa Pixueta, como se le conoce, combina una arquitectura popular muy adaptada al paisaje, con el colorido caserío formando una especie de anfiteatro frente al mar, con un lujoso palacio del siglo XIX como es la Quinta de Selgas, con amplios jardines y cuadros de Goya.
Siempre me maravillo con el candor que cuidan la estética y las tradiciones de su habitat, siempre que puedo voy en busca del marisco incomparable de su gastronomía. (pulsar en la imagen para ampliar)

Caleta del Sebo ( La Graciosa, Las Palmas)


A la capital de la pequeña isla canaria de La Graciosa solo se puede llegar desde Órzola, en la vecina Lanzarote. Puerto pesquero con casitas blancas, calles de arena (han logrado resistirse al asfaltado, los paseos a pié por sus calles es una delicia incomparable, hay un par de Land-Rover para desplazar alguna carga, pocas motos y bicletas es su transporte rodado) ritmo tranquilo, atardeceres espectaculares y una gastronomía a base de pescado fresco. Caleta del Sebo no tuvo electricidad hasta 1990.
Relax pendiente en mi agenda con intención de pasar una semana en un apartamento que los guiris (es un paraíso de la pesca) se los rifan.

domingo, marzo 06, 2016

Primer permiso de trabajo en España, a 8 días de haber llegado


El día que abrieron el juzgado para darme la nacionalidad española


En esa época era el corresponsal de La Voz de Asturias en el occidente asturiano, al medio día era la costumbre de reunirnos e ir recorriendo varios bares el alcalde, el cura, el juez y más fuerzas vivas de Luarca, allí "bebía" las noticias que publicaba en el periódico al otro día. Un día salio la conversación que no tenia la nacionalidad y el alcalde dijo "eso lo arreglamos ahora mismo" y lo comento con el juez, que dijo"Esta tarde nos vemos en el juzgado" y a continuación llamo al secretario "Hoy abrimos por la tarde para otorgarle la nacionalidad a Jorge , el de la Voz de Asturias" y así se hizo, ellos se asignaron los que firmarían como testigos, es de reseñar que los juzgados el horario era por la mañana.

Las cifras de venta nunca fueron un problema.

NCR tenia un informe sobre mi, que le hizo llegar a ofrecerme 6 veces lo que ganaba en Olivetti y no me  fue mal hablando de la parte económica, fue un salto cualitativo en mi vida profesional, estaba alucinado de como vivían mis compañeros, los coches fabulosos, los trajes de modistos reconocidos, la manera de seleccionar los restaurantes, los vinos y la propia comida. Me parecía imposible hacer mi cuota, pero al final lo hice y gane el viaje a la convención de Niza con 1600 compañeros de resto del mundo, allí nos trataron en plan orgía romana, al llegar al hotel de 5 estrellas, me dieron un sobre con bastantes francos franceses para los gastos menores.

No entendí nunca como los Head Hunter se informaban sobre mi trayectoria profesional, para "venderme", el de Telefónica es parecido, lamentablemente no me lo dieron aunque lo leí


No soy Lucía Etxebarría, sin embargo soy miembro de Mensa desde el 28 de marzo de 1983

Lucía Etxebarría incendia Twitter al afirmar que ella y su hija tienen el carné de superdotadas
Este viernes la escritora Lucía Etxebarría la ha liado en Twitter después de que publicase en su cuenta que ella y su hija son superdotadas y tienen el carnet de Mensa. Tanto es así que se ha convertido en trending topic. Pero, ¿qué es Mensa?
Se trata de una organización internacional nacida en 1946 en Inglaterra, fundada por Roland Berrill y Lancelot Ware, cuyo objetivo es la de reunir a todas aquellas personas que se puedan considerar superdotadas.
Para ello, los que quieran ser socios deberán superar una prueba
de inteligencia acreditada, con una puntuación “por encima del 98% de la población general”. Algo que, según Mensa, “una de cada 50 personas” aprueba.
A nivel mundial agrupa alrededor de 120.000 personas, y en España cuenta con 1.700 socios. El objetivo principal de esta asociación es “proporcionar a sus socios un entorno social e intelectual estimulante, facilitando contactos sociales e intercambio intelectual por medio de conferencias, discusiones, publicaciones, grupos de interés especial, etc.”.
Según se explica en la web oficial de la organización, se organizan grupos territorialesque tienen reuniones semanales o mensuales, y grupos nacionales dentro del ámbito internacional. “Una vez que eres socio de Mensa España”, explican “puedes solicitar el ingreso en cualquier otra Mensa Nacional (Alemania, Gran Bretaña, Francia, EEUU...) sin tener que realizar de nuevo el test de ingreso”.
También organizan reuniones anuales, tanto a nivel nacional como internacional, así como Grupos de Interés Especial (GIP) que consisten en “agrupaciones de mensistas con una afición en común, que se comunican generalmente por listas de correo o grupos en las redes sociales..”.
Otro servicio que ofrece esta asociación es el SIGHT (Service of International Guest Hosting for Travellers), un programa de acogida internacional a viajeros mensistas. La intención de este programa es que los socios que se encuentren de viaje “puedan contar con la ayuda y la colaboración de otros socios”.

Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora. Ni el pasado va a volver ni el futuro se va a realizar antes por mucho que pensemos en ello. Disfrutemos de cada momento ya que es único.

Los niños ríen unas 300 veces al día, mientras que los adultos lo hacemos menos de 20. ¡Esa es una gran diferencia!

5 extraordinarias cosas que podemos aprender de los niños
Los niños ríen unas 300 veces al día, mientras que los adultos lo hacemos menos de 20. ¡Esa es una gran diferencia!
Imágenes integradas 6
Por supuesto, cuando crecemos llegan las responsabilidades y desafíos y no todas esas cosas nos hacen querer rodar de la risa.Sin embargo, hay muchas cosas que podemos aprender de nuestros pequeños, que si implementamos en nuestras vidas, pueden cambiar el juego por completo.
1) ¡Juega!
Haz tiempo para hacer algo divertido; por tu bien, es realmente increíble cómo eso estimula tu cerebro y tus jugos creativos.
Te saca de tu mentalidad diaria y tiene una maravillosa manera de revivir tu percepción y perspectiva. Además, ¿por qué es tan raro pensar que los adultos no podemos ir sin rumbo y subir un árbol o saltar como locos? ¿O cualquier otra cosa que queramos hacer pero que no hacemos porque creemos que sería tonto e inmaduro?
¿Y por qué no podemos jugar en nuestra vida profesional tampoco? ¿No sería genial que en lugar de tener la reunión semanal sentados en una oficina aburrida, la hiciéramos mientras damos un paseo, o jugamos con un disco volador (o lo que creas que podría ser divertido)?
Salir afuera y moverse es increíblemente bueno para aumentar tu energía, inteligencia y niveles de endorfinas, y creo que no sólo las reuniones serían más agradables sino que los resultados, las ideas y acciones serían mucho más radicales también!
2) El fracaso no es una opción
Cuando un bebé trata de dar sus primeros pasos, no se cae y se declara a si mismo un fracasado. Simplemente se levanta y sigue intentándolo. Las piernas del bebé se tambalearán pero seguirán persistiendo hasta caminar. Podrás ver la determinación en el rostro del niño, pero no estará diciéndose internamente “No puedo hacerlo, soy un fracasado, voy a renunciar”. Como adultos, hay un montón que podemos sacar de eso.
3) Sigue siendo curioso
Para los niños, el mundo y todo en él es una gran aventura. Los niños están fascinados incluso por esas pequeñas cosas que; como adultos, estamos tan acostumbrados a dar por sentado. De hecho, los niños son mucho más conscientes y viven en el momento gracias a eso.
Los niños están fascinados incluso por esas pequeñas cosas que; como adultos, estamos tan acostumbrados a dar por sentado
Si bien hay muchas cosas en el mundo que no son nuevas para nosotros como adultos, hay millones de nuevos lugares, personas y experiencias que todavía tenemos que descubrir; al igual que los niños. Así que por qué no haces que sea algo regular en tu vida el comenzar una nueva aventura; que sea tan grande o tan pequeña como quieras. Prueba algo diferente y experimenta realmente lo que es vivir en el momento!
4) Olvida y sigue adelante
Los niños tienen esa maravillosa forma de patalear y armar un alboroto por algo, ya sea por un juguete que no pueden tener en ese momento o por una determinada comida que no se les permite, y entonces, cinco minutos más tarde, simplemente olvidarlo y seguir adelante.
Ellos no se estresan por ello. Como adultos, aunque expresamos el alboroto inicial de manera diferente, nos aferramos a por qué algo no funcionó, lo cual se manifiesta en forma de culpa, ira, amargura o incluso celos. Todas emociones negativas y que sólo desperdician energía! Si algo no funcionó, déjalo ir y sigue adelante.
5) No juzgues
Particularmente cuando llegan a la escuela, los niños sólo juzgan a otros niños basados en lo que otros les dijeron, observaron o aprendieron de los adultos y de influencias externas. Inicialmente, sin embargo, los niños toman cada situación o persona que conocen completamente por su valor nominal.
No están preocupados por su aspecto visual ni buscan defectos en nadie. No evalúan y luego deciden si quieren participar o interactuar; lo hacen de forma natural. Si bien tal vez es poco realista ser completamente así como adultos, sí podemos recordar siempre la importancia de no juzgar prematuramente a una persona o una situación.
Y por último ¡Ríe más! Reír puede cambiar tu estado de ánimo en un santiamén! En muchas situaciones, realmente puede ser la mejor medicina. Darte permiso para divertirte y reír más realmente puede mejorar tu vida de muchas maneras.
bit.ly/1U4xZni

Maná – En el muelle de San Blas desgarradora canción

Esta canción habla de una mujer mexicana llamada Rebeca Méndez, quien falleció a los 63 años en 2012 esperando el regreso de su amado que la abandonó el día de su boda (y que nunca volvió) en el muelle de San Blas. Sus cenizas fueron lanzadas al agua en aquel lugar.

viernes, marzo 04, 2016

No te pases la vida esperando que llegue "tu momento" vives en él.

Querer de verdad, o querer a medias

Quien quiere estar de verdad, lo demuestra. Y quien no, sólo marea.

A veces tiene que pasarte algo muy gordo para que te des cuenta de las cosas. A veces tienes que verte pintada la palabra “idiota” en la frente para ver que te estás comportando como tal. A veces tienes que hacer recuento de sentimientos para descubrir que estás dando mucho más de lo que estás recibiendo, y además, no paras de ponerte excusas estúpidas para seguir creyendo tu propia mentira. ¿Te suena? Bien, si te resulta familiar, bienvenido. No estás solo.
Es casi escalofriante la cantidad de barbaridades que somos capaces de hacer por alguien que nos importa. Aunque nosotros no le importemos lo más mínimo a esa persona; y oye, que está en todo su derecho. Cada uno es libre de sentir lo que quiera y por quien quiera, no seremos nosotros los que obliguemos a nadie a nada. A lo que me refiero es a la mentira. Al “te quiero, pero…”.
No. Si hay un “pero”, no me quieres. Ahí está la falta de respeto. Ahí está el cabreo monumental. Ahí está el fallo. Y tú sigues enganchado. Eso es enfermizo, que lo sepas. Es el mayor insulto que le puedes decir a tu amor propio. “Oye, Dignidad, que lo he pensado y he decidido amar y esperar a alguien que se ríe de mí con sus incoherencias y sus puñeteros peros, que me tiene en un constante contigo pero sin ti, que me torea como quiere, ¡vaya!, porque sabe lo que siento y se aprovecha de ello”. Qué grande por tu parte.
Para hacerlo más gráfico, hemos cogido carrerilla y nos dirigimos con paso firme hacia un muro de piedra para reventarnos la cabeza contra él; pues así cien veces. Algunos hasta más. ¿Qué consigues? Una jaqueca del demonio, como mínimo, y dolor. Mucho dolor. Pero dentro, en un pequeño rinconcito de tu pecho. Esa es la peor parte. Eso es lo que más pesa, lo que te está matando paulatinamente. Si tú no te frenas en seco la próxima vez que te dirijas de cabeza hacia el muro, no lo va a hacer nadie. Si tú no te plantas y echas el freno, no esperes nada más que más y más cabezazos; más y más dolor.
Yo no vengo a descubrirte las Américas, pero que sepas que te mereces algo mejor que eso. Mereces a alguien a quien realmente le importes y le intereses; mereces a alguien que te haga sentir querido, que te haga sentir literalmente en una nube; mereces a alguien que te arranque más carcajadas que lágrimas, que te alegre el día, que te demuestre que realmente está ahí para ti; mereces a alguien con coherencia entre sus palabras y sus hechos, que si te dice que te quiere, te lo diga de verdad, y encima te lo demuestre; mereces a alguien que te haga crecer como persona, que te inspire, que te de impulso.
Y mañana, cuando despiertes de ese letargo que te tiene adormecido, te canses de tanta indiferencia y tanto cuento chino, y decidas ir a por lo que de verdad mereces, entonces puede que esa persona que tanto se hacía de rogar, que te hacía sentir tan pequeño, mire atrás y contemple con nostalgia todo lo que dejó pasar. Y puede que se arrepienta, puede que intente rectificar y comience a valorar lo que en su día pisoteó. Pero ya será demasiado tarde. Tú también habrás aprendido a darle la importancia que se merece a quien realmente se la merece. ¿Moraleja del cuento? Quien quiera estar, que esté, pero que esté de verdad. No necesitas palabrería insustancial, ni mentiras, ni largas, ni estupideces que te hagan perder el tiempo. Quien quiere estar de verdad, lo demuestra. Y quien no, sólo marea. Aprendamos la diferencia.
bit.ly/1pqIk1E

Mi "aventura" en Monforte de Lemos

monforte2
Octubre año 1971, prácticamente acababa de desembarcar en España, ya tenía mi primer contrato de trabajo en el bolsillo, volví a Vigo, donde había dejado la maleta de cartón que me había regalado un gallego que la había llevado en su viaje de inmigrante a Montevideo y yo la había traído de nuevo a su origen, en esos momento era un estorbo para mí, pero a la vez era todo mi patrimonio. La había dejado en la casa del gallego con el que compartí camarote, algo menor, al que su padre había enviado a conocer a su familia.
Viajaba en tren, ya que era el medio de transporte más barato, debía cambiar de tren en Monforte, a las tres de la mañana y espera de hora media con rumbo a Asturias, mi ropa no estaba pensada para el frio intenso que asolaba la estación, en un claro intento de minimizar esa sensación, colocaba la cámara y corría para hacer  autorretratos, mis carreras y el flash despertaron el interés del agente de la ley, quede petrificado, ya que un guardia civil me dijo que lo "acompañara", yo estaba acojonado con las historias que me habían contado sobre ellos, una vez dentro de su recinto, me dijo que estaba prohibido sacar fotos de la estación, en esos momentos despabile completamente y le mostré mi documentación. Al final le ofrecí con el dolor de mi alma, velar el rollo de película, cosa que acepto y me dejo marchar.
Sabía que las fotos que tenía ese carrete de película eran irrecuperables desde ese momento, era mi tesoro de lo intenso que habían sido los días anteriores en mi vida.     

"La mejor manera de aprender de algo es haciéndolo”. - Richard Bransons

"La mejor manera de aprender de algo es haciéndolo”. - Richard Bransons

Nada es mas Importante Que la pasión. No Importa Lo Que hagas con tu vida, sé apasionado. - Jon Bon Jovi

martes, marzo 01, 2016

9 Señales que indican que sigues clavada con tu ex

1. Lo quieres en tu vida.
Dices que ya no te importa pero, ¿por qué secretamente deseas que te hable? Quieres que estén en los momentos importantes de tu vida, aunque sepas que ya no están juntos.
2. Tienes esperanzas para el futuro ???.
Sabes que ahora todo terminó, pero piensas que en un futuro se volverán a encontrar y regresarán a ser más felices que antes.
3. Piensas en él cuando ves pelis.
Especialmente cuando estás sola, ya que quisieras estar en sus brazos acostada en ese sillón.
4. Te dan celos otras relaciones.
Ver a otras parejas abrazadas es como clavarte una espada
5. Comparas a todos con tu ex.
Definitivamente es señal de que no lo has olvidado, ¡y que todavía no estás lista para volver a salir!
6. Tu ex tiene novia y te matan los celos.
Simplemente no puedes con esta información…
7. Lo ‘stalkeas’ en todas las redes sociales.
Te la vives viendo su perfil de Facebook y analizando sus tuits.
8. Le quieres contar todo.
Lo primero que haces cuando te dan una noticia o te enteras de algo importante, es querer hablar con él.
9. Piensas en él.
Desde que te despiertas hasta que te vas a acostar, él pasa VARIAS veces por tu mente.