jueves, diciembre 29, 2011

Mi amigo Álvaro, hoy Director Comercial de una de las más importantes multinacionales del sector de IT, lo conocí hace muchos años en una presentación técnica de un software de encriptación de datos en el SCS y viendo su brillante exposición, no pude apartar mi idea de que llevaba la palabra éxito en su frente.



Sabía que me enriquecería, a través de una especie de ósmosis con su paso por mi vida, ya que era más que evidente que yo y el mundo nos estabamos perdiendo algo importante al no disfrutar de sus más que evidentes dotes comerciales y así se lo hice saber  de inmediato a su jefe y a él mismo, insistiendo  hasta conseguir mi objetivo de que seria un comercial "estrella", reconozco como una de mis pocas virtudes, es el ser pesado defendiendo mis ideales y que tengo olfato para descubrir genios, antes inclusive de que ellos mismos se den cuenta, mis amigos son la prueba palpable de ello.



Lo curioso es que un día, años más tarde, llego a mis manos por casualidad, su estupendo trabajo en el Master del prestigioso Instituto de empresa, sobre estrategia: "Lo aprendido y lo aprehendido", en el que me dedica un importante espacio, mientras a Botín y a Isidoro Álvarez lo hace con unas paupérrimas referencias.



Lo dicho y repetido hasta la saciedad:  "Lo mejor de mi vida, es la gente con la que me he cruzado en mi camino, la misma  que después me  sobrevaloro y confiado en que lo "podía hacer", no dejándome más opciones  que hacerlo, para no defraudarlos".  

"...Jorge, un amigo a quién admiro y que me ha enseñado mucho de lo que sé, le dijo una vez en mi presencia a una amiga común que acababa de inaugurar su nueva clínica de ortodoncia: “Leer es muy barato, imagínate que escribes un libro sobre cómo sacar una clínica adelante, con todo lo que has vivido, lo sufrido, las fases, los problemas, las soluciones,… y que después cualquiera podría comprar ese libro por 15€.”

         La moraleja es que leer, libros y periódicos, con la intención que expresa Jorge, seguro que te hace estar mejor preparado para la vida en general y para tu profesión en particular.

Resistir y rendirse son reacciones humanas, pero el que aguanta gana, es importante la convicción en lo que se hace y la seguridad en uno mismo.

No me puedo resistir a contar otra anécdota de mi amigo Jorge, que recuerdo cada vez que necesito volver a confiar, y que para mí es el paradigma de la seguridad en uno mismo.

         Jorge vino hace años de su Uruguay natal sin nada en los bolsillos, encontró un trabajo como vendedor de impresoras, donde le dijeron que para vender una impresora se necesitaba una media de 10 visitas y que por cada venta él se llevaría 1.000 pts.

         En su primera visita, según abrió la puerta, le dijeron que no, sin dejar que se explicara, su conclusión acerca de aquel intento es que ya tenía 100 pts. En la segunda visita ocurrió prácticamente lo mismo, quizás estuvo un par de minutos en el despacho, pero su conclusión también fue positiva: ya tengo 200 pts.

               Donde cualquier otro se lamentaría por las visitas fallidas y dejaría que el agobio se apoderase de él, Jorge estaba seguro de que en una de las 10 visitas vendería la impresora, y así lo contabilizaba. Hoy trabaja en una gran empresa y factura más en Las Palmas que toda la delegación de Barcelona..."