jueves, diciembre 29, 2016

Mientras nosotros seguimos disfrutando de las playas en Canarias

La Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León informó este jueves de temperaturas mínimas de hasta ocho grados centígrados bajo cero durante las próximas horas en toda la Comunidad. La información está basada en predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y en datos propios de la Agencia de Protección Civil.
En concreto, Protección Civil indica que se esperan temperaturas desde la madrugada hasta primeras horas de la mañana del viernes 30 de diciembre, en la meseta, de menos ocho grados en Segovia y Soria; de menos siete en Burgos y Palencia; y de menos seis, en Ávila, León, Salamanca y Zamora; así como en Valladolid.
Photo published for Temperaturas mínimas de hasta ocho bajo cero en Castilla y León

“Somos el tiempo que dedicamos a nuestros sueños”. Paulo Neo

No pases el resto de tu vida preguntándote si podías haberlo hecho. Hazlo!

jueves, diciembre 22, 2016

La frase de Marion Cotillard que dejó pillado a Pablo Motos

El Hormiguero (Antena 3) ha recibido a cientos de invitados a lo largo de sus diez años de vida, pero probablemente ninguno le haya dado una respuesta tan acertada a su presentador Pablo Motos.
MARION COTILLARD MICHAEL FASSBENDER
Este martes fueron a divertirse al programa los actores Michael Fassbender y Marion Cotillard, protagonistas de Assassin's Creed, basada en el videojuego homónimo. Motos empezó a preguntarles precisamente sobre este tema y a continuación quiso saber sobre cómo es ser actor y productor de una cinta, lo que le ocurre a Fassbender en esta ocasión.

La siguiente pregunta fue para Cotillard que respondió con maestría y dejando a Motos sin palabras.

— Marion, el primer día de un rodaje, no importa que tengas muchas películas, que seas muy importante o que seas una gran estrella. Marion, el primer día de rodaje... ¿se pasa miedo?

— Sí, el primer día de un rodaje siempre es muy difícil. Me pongo muy nerviosa. Aunque me haya preparado a fondo los personajes, la verdad es que el primer día siempre es como ese encuentro... Como la primera vez que haces el amor con alguien al que amas profundamente y no sabes cómo va a ir físicamente, si realmente va a funcionar.

El símil de Cotillard se llevó el aplauso del público y el comentario de Motos, que lo definió en pocas palabras: "Me parece el mejor ejemplo que he oído en mi vida".

lunes, diciembre 19, 2016

El día que Nando Parrado nos dio la charla

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y traje
Cada año había un evento con clientes y proveedores, este fue en Santiago de Compostela y se invito a Nando Parrado para darnos una charla de superación. Quedamos alucinados con toda su charla. 
"Mi padre nos llevo al aeropuerto de Carrasco, pero no pudo aparcar el coche y dijo: El lunes los tengo que venir a recoger, ya los veré, pero ya no hubo lunes para recoger a su esposa y su hija". Ambas habían muerto cuando el avión golpeo contra la montaña.
"llegue a casa después de estar perdido en las montañas más de 70 días y mi padre había vendido mi moto y se había desprendido de mis cosas, incluyendo mi ropa, ya no existía mi habitación, ni las fotos familiares encima de la chimenea, una amiga de mi padre vivía ahora en la casa"

Mónica Naranjo, Sobreviviré


viernes, diciembre 16, 2016

Cómo envolver un regalo sin cinta adhesiva, al estilo origami

Los japoneses inventaron el origami, no debería sorprendernos que se les dé bien envolver regalos. Esa habilidad quedó patente en un vídeo viral en el que un empleado de una cadena de almacenes de Japón envuelve un par de regalos en menos de 30 segundos. Pero podría ser mejor: podría no usar cinta adhesiva.

No leo para saber más, sino para ignorar menos.

Noches buenas son aquellas que se convierten en amaneceres en los que estoy a tu lado

Cada día tiene su amanecer y cada amanecer es una nueva oportunidad.

No se trata de dónde estés sino dónde quieres llegar

miércoles, diciembre 14, 2016

Las Islas Canarias desde el espacio

El astronauta de la NASA Jeff Williams (@astro_jeff) ha capturado esta imagen de las Islas Canarias desde la Estación Espacial Internacional. Mientras esperaba la nave de carga Progress MS-03 con 2,4 toneladas de carga, Williams aprovechó para realizar esta fotografía con el siguiente mensaje en redes sociales “Por la mañana en las Islas Canarias frente a la costa occidental del Sahara, mirando hacia el noreste”. Las islas que conforman el archipiélago de las Islas Canarias son de origen volcánico y su clima es subtropical.

martes, diciembre 13, 2016

La única manera de evitar las críticas es no hacer nada, no decir nada y no ser nada. Aristóteles

El discurso motivador de Rocky Balboa a su hijo antes de la pelea



“No te lo vas a creer pero cabías en la palma de mi mano, te levantaba y le decía a tu madre: Este va a ser el mejor chico del mundo, este chico va a ser mejor de lo que nadie se imagina...Fuiste creciendo, cada vez más estupendo, era fantástico poder observarte ¡un privilegio! Y cuando llegó el momento de hacerte un hombre y afrontar el mundo ¡lo hiciste!

Pero en algún momento del trayecto, cambiaste, dejaste de ser tú, permitiste que te señalaran y que te dijeran que no sirves y cuando empeoró todo, buscaste a quien echarle la culpa, a una sombra alargada.

Voy a decirte algo que tú ya sabes, el mundo no es todo alegría y color, es un lugar terrible y por muy duro que seas, es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente, sino se lo impides: ¡ni tú… ni yo… ni nadie golpea más fuerte que la vida! pero no importa lo fuerte que golpeas si no lo fuerte que pueden golpearte y lo aguantas mientras avanzas, hay que soportar sin dejar de avanzar así es como se gana. Si tú sabes lo que vales, ves y consigue lo que mereces.

Tendrás que soportar los golpes y no puedes estar diciendo que no estás donde querías estar por culpa de él, de ella ni de nadie. Eso lo hacen los cobardes y tú no lo eres, eres capaz de todo.

Yo te querré en cualquier situación, pase lo que pase, eres mi hijo y llevas mi sangre, tú eres lo mejor de mi vida pero hasta que no empieces a crear en ti mismo no tendrás tu vida propia.”

Se nos rompió el amor

Se nos rompió el amor
de tanto usarlo
de tanto loco abrazo
sin medidas
de darnos por completo
a cada paso
se nos quedo en las manos
un buen dia

Se nos rompió el amor
de tan grandioso
jamas pudo existir
tanta belleza
las cosas tan hermosas
duran poco

Jamas duró una flor
dos primaveras
me alimenté de ti
por mucho tiempo
nos devoramos vivos
como fieras

Jamas pensamos nunca en el invierno
pero el invierno llega
aunque no quiera
y una mañana gris
al abrazarnos
sentimos un crujido
frio y seco
cerramos nuestros ojos y pensamos

Se nos rompió el amor
de tanto usarlo.

miércoles, diciembre 07, 2016

domingo, diciembre 04, 2016

Cuando pierdas, no te fijes en lo que has perdido, sino en lo que te queda por ganar.

El tiempo no se detiene



La vida es una tarea que nos trajimos para hacer en casa

Cuando uno mira... ya son las seis de la tarde;

cuando uno mira ... ya es viernes;

cuando uno mira ya se termino el mes; cuando uno mira

ya se termino el año; cuando uno mira ...¡ya se pasaron 50

o 60 años! Cuando uno mira ya no sabemos más donde andan

nuestros amigos; cuando uno mira ... perdimos el amor de

nuestra vida y ahora ya es tarde para volver atrás.

Si me fuera dado un día más , una oportunidad, ya no miraría

más el reloj- Seguiría siempre de frente e iría jugando por el

camino, viendo pasar lo inútil de las horas.

Sostendría a todos mis amigos y compañeros que ya no sé por

donde andan , ni como están, y les diría: "Ustedes son extremadamente

importantes para mí".

Abrazaría fuertemente al amor mío, y le diría: "Te amo...!"

Hoy, por aquello de que ya alguno se nos adelantaron , te digo:

No dejes de hacer algo que te gusta por falta de tiempo. No dejes

de tener alguien a tu lado, porque tus hijos pronto no será tuyos,

y tendrás que hacer algo con ése tiempo que resta, en donde lo

único que vamos a extrañar será el espacio que sólo se puede disfrutar con los 


amigos de siempre. Ese tiempo que, lamentablemente no vuelve jamás..."
Ojala tengas tiempo para leer este mensaje para determinar con quien compartirlo.

Frases imperdibles de Oscar Wilde

Oscar Wilde murió pobre y reconciliado con sus creencias cristianas. Pero antes de ir a la cárcel, perder a su familia y quedar en el completo abandono dio rienda suelta a su lengua con frases que hoy recordamos sueltas porque nos siguen pareciendo estupendas.

Quizá lo más bello de toda la arrogancia que usted está por leer fue que tuvo arrepentimiento, pues el hombre por sí solo no se basta y tarde o temprano solo queda la certeza de la muerte. Sí, Oscar Wilde fue un genio; y hasta los genios tienen derecho a desechar su obra cuando se dan cuenta de que no hay diferencia entre la inteligencia y la ignorancia cuando se acerca la hora del sepulcro.

1. A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.

2. Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame.


3. Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.

4. No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

5. No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea.

6. Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.

7. Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

8. La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.

9. Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.

10. La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.

11. Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos.

12. Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir.

13. Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces sí.

14. Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.

15. Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.

16. Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan.

17. La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella.

18. La única manera en que un hombre debe comportarse con una mujer es: haciendo el amor con ella, si es bonita, o con otra, si es fea.

19. El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.

20. Sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie.

21. La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero.

22. Haría cualquier cosa por recuperar la juventud… excepto hacer ejercicio, madrugar, o ser un miembro útil de la comunidad.

23. Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas.

24. Hay que simpatizar siempre con la alegría de la vida. Cuanto menos se hable de las llagas de la vida, mejor.

25. No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

26. Las mujeres feas son celosas de sus maridos. Las bonitas no tiene tiempo, ¡están siempre tan ocupadas en estar celosas de los maridos de los demás…!

27. La risa no es un mal comienzo para la amistad. Y está lejos de ser un mal final.

28. Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.

29. Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.

30. Cómo tener confianza de una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo.

31. Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir.

32. El hombre puede creer en lo imposible, pero no creerá nunca en lo improbable.

33. Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos.

34. Aconsejar economía a los pobres es a la vez grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos al que se está muriendo de hambre.

35. La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador.

36. El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices.

37. La ambición es el último refugio del fracaso.

38. Para tener buena salud lo haría todo menos tres cosas: hacer gimnasia, levantarme temprano y ser persona responsable.

39. La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas.

40. En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.

41. Cuando un hombre se casa por segunda vez, es porque adoraba a su primera mujer.

42. La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.

43. Es absurdo dividir a la gente en buena y mala. La gente es tan sólo encantadora o aburrida.

44. La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación.

45. En estos tiempos los jóvenes piensan que el dinero lo es todo, algo que comprueban cuando se hacen mayores.

46. Para la mayoría de nosotros la verdadera vida es la vida que no llevamos.

47. Escojo a mis amigos por su buena apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón.

48. Los solteros ricos deberían pagar más impuestos. No es justo que unos sean más felices que otros.

49. El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean.

50. Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado.

jueves, diciembre 01, 2016

En lugar de quejarte que el rosal está lleno de espinas, sé feliz que el arbusto de espinos tiene rosas. Proverbio.

Nuria Espert que pedazo de actriz, pone la carne de gallina...imperdible


Si eres celíaco y dispones de un Iphone o Ipad estas de suerte, tienes estas app ...y son gratis

¿ERES CELÍACO, ALÉRGICO O INTOLERANTE? ESTAS APPS TE HARÁN LA VIDA MÁS FÁCIL 
Gracias a las nuevas tecnologías tu teléfono móvil puede detectar lácteos, huevo o crustáceos –entre otros–, ayudarte a organizar un viaje sin gluten o comunicar tus intolerancias alimentarias en 33 idiomas.
Cualquiera que sufra una alergia o intolerancia alimentaria sabe lo que es vivir pendiente de todas y cada una de las cosas que comes, leyendo hasta la letra más pequeña de las etiquetas en el supermercado e intentando que la gente entienda que cuando sufres una celiaquía muy severa o alergia a los cacahuetes el “por un poquito no pasa nada” no es una opción compatible con la vida.
Las aplicaciones para móvil ya nos sirven para ligar, escuchar música, mandar gifs de Beyoncé compulsivamente o comunicarnos con nuestras madres a base de emoji sin que noten que estamos de resaca, pero, ¿sabías que también pueden hacerte la vida mucho más fácil si eres celíaco, alérgico o intolerante alimentario?
Con estas app podrás convertir tu teléfono en un escáner detector de lactosa, huevo, mostaza o soja, planear un viaje sin pizca de gluten por Alemania, compartir tus restaurantes favoritos con otros celíacos o planear fabulosos menús para cocinar en casa que no harán que te duela la barriga (pan delicioso incluido). ¿Más ventajas? Casi todas son gratis y no ocupan demasiado espacio, así que podrás conservar las fotos de tu gato poniéndote ojitos que lo petan en Instagram.
INTOLERAPP
¿Qué es? Convierte la cámara de tu móvil en un lector de códigos de barras, con una base de datos de más de 9.500 referencias, en constante crecimiento: si les falta algo que suelas comprar, díselo: aceptan sugerencias. Con un solo click podrás saber si el producto que tienes en las manos tiene gluten, lactosa o huevo (está desarrollada por los padres de un niño alérgico a varios alimentos). También informan de novedades relacionadas con intolerancias y avisan de potenciales alérgenos añadidos a productos comunes. La necesitas si: Eres alérgico o intolerante al gluten, lactosa o huevo (o tienes uno a tu cargo, o convives con él). Plataformas: App Store, Google Play, Windows Phone. Precio: 5,90€.
CELICITY
¿Qué es? Una red social pensada para celíacos e intolerantes al gluten. Sus más de 12.000 usuarios descubren, comparten y valoran restaurantes donde pueden comer con total tranquilidad. Gracias a su mapa interactivopodrás encontrar –si algún otro usuario los ha visitado antes– restaurantes sin gluten por todo el mundo (aunque es en España donde cuentan con más referencias). La necesitas si:eres celíaco o intolerante al gluten (o vas a invitar a uno a comer por ahí). Plataformas:App Store, Google Play. Precio: Gratis.
GLUTENMED
¿Qué es? Un detector de gluten en los excipientes que se utilizan en diferentes medicinas, que sirve para seleccionar de entre todas las de la misma categoría la que no vaya a provocar intolerancia en los pacientes celíacos. Puedes buscar el medicamento por su nombre o escaneando el código y, si lleva gluten, te ofrecerá alternativas tolerables, lo que garantiza seguridad para médicos, farmacéuticos y pacientes. No es exactamente de comida, pero es extremadamente útil. La necesitas si: eres celíaco o convives con uno (sobre todo si es un caso severo). Plataformas: App Store, Google Play. Precio: 0,89€
¿QUÉ PUEDO COMER?

¿Qué es? Un buscador de alimentos que permite seleccionar un gran número de alérgenos –apio, mostaza, cacahuetes, sésamo, crustáceos o moluscos, además de gluten, huevos y lácteos– para buscar, por tipo de alimento o marca, productos libres de ellos. También tiene la función escáner, capaz de detectar entre los ingredientes todos los alérgenos antes mencionados: personalizas tu perfil marcando lo que no puedes comer, y listo. La necesitas si: tus alergias o las de alguien con quien convives son a cualquiera de los alimentos que puede detectar la app (listado completo aquí). Plataformas: App Store, Google Play. Precio: Gratis.
FACEMOVIL
¿Qué es? Una app creada por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España en la que se puede obtener información sobre más de 13.000 productos sin gluten, además de una guía de más de 1.600 restaurantes y hoteles donde saben que no les van a dar un susto con las tostadas del desayuno. Funciona como un buscador, por producto o por marca, y es exclusiva para socios de asociaciones y federaciones pertenecientes a FACE. La necesitas si: sufres celiaquía o intolerancia al gluten. Plataformas: App Store, Google Play. Precio: Gratis (para los socios).
GLUTEN FREE RECIPES
¿Qué es? Una app –solo en inglés– con montones de recetas sin gluten para poder planificar tus menús en cualquier momento y lugar. ¿Por qué hemos escogido esta entre todas las que hay? Porque después de buscar durante horas no encontré una en la que hubiera 25 recetas de pan sin gluten con buenísima pinta, postres absolutamente pornográficos o pasta fresca (y que tuviera una sección de ‘recetas para celebrar’). Además es muy intuitiva –puedes seleccionar tus recetas favoritas– y las fotos son preciosas. La necesitas si: sufres celiaquía o intolerancia al gluten y te gusta cocinar, o cocinas a menudo para alguien que la sufre. Plataformas: App Store. Precio: Gratis.
SINGLU10
¿Qué es? En la línea de los anteriores pero centrado en el gluten: escanea códigos, dispone de listado de alimentos sin peligro por marcas y categorías y recomienda establecimientos (con la opción de hacerlo por proximidad a través de un mapa). Permite marcar productos como favoritos, y te avisa automáticamente si alguno de ellos ha incluido gluten en su composición. Están a punto de implementar dos interesantes novedades: la posibilidad de integrar en ella el carnet de socio de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten y enviará todo tipo de ofertas y promociones afines (tanto de supermercados como de restaurantes). La necesitas si: sufres celiaquía o intolerancia al gluten. Plataformas: App Store, Google Play. Precio: Gratis.
FOOD ALLERGY TRANSLATE
¿Qué es? Una app que traduce a 33 idiomas un aviso del estilo “por favor, no me den (insertar aquí el alimento que produce alergia: gluten, frutos secos, marisco, huevo, etc), soy alérgico y puede causarme reacciones severas”. Realmente práctico si estás de viaje y no dominas demasiado el húngaro, el japonés, el alemán o cualquiera de los otros idiomas a los que traduce el invento en cuestión. La necesitas si: sufres celiaquía o eres alérgico a algún alimento y vas a viajar a lugares donde hablan idiomas ignotos. Plataformas: App Store, Windows Store, Google Play. Precio:Gratis con compras integradas.
GLUTEN FREE ROADS
¿Qué es? Una de las apps más completas para viajar si no puedes consumir gluten (patrocinada por las marcas gluten free Beiker y Schär). Cuentan con una base de datos de más de 60.000 –y subiendo– restaurantes, tiendas donde hacerte con un picoteo y hoteles donde alojarse y comer sin peligro a que te den el viaje. La mayor parte de los establecimientos listados están en Europa, pero también los hay en América –sobre todo del Norte– y algún punto en Asia. La necesitas si: sufres celiaquía o intolerancia al gluten, o viajas a menudo con alguien que la sufre. Plataformas: App Store, Windows Store, Google Play. Precio: Gratis.

lunes, noviembre 21, 2016

También gane el único concurso con viaje que hubo en Iecisa, y fue a Madeira

 En la foto dentro de la cesta listo para descender de la cumbre con mi compañero Santi de Zaragoza



La comunicación de aquella época

Hoy parece antediluviano, no existían los fax, ni los correos electrónicos, había un engendro llamado teletipo y dos de estos comunicados me llegaron por casualidad, estaba tan centrado en la venta, que me llegaban los billetes y no me había enterado que había ganado el concurso, vivía a mas de 160 kilómetros de la delegación. Había que rellenar una ficha del cliente visitado y para eso iba los viernes a la delegación, pero mi jefe a menudo me decía: "Tú a vender, que yo te relleno las fichas (se inventaba el resultado de la visita)"

El muro de Berlín

El muro de Berlín, cuando solamente viajaban las cuatro compañías aéreas de las potencias que ocupaban Berlín. Fui el único vendedor de Olivetti que gane los 9 concursos con premios de viajes al resto de Europa. Esta es la única vez que volé en PanAM
El bunker de Hitler estaba pegado al muro, era una colina que no se podía acercarse, no pudieron dinamitar por la cantidad de hormigón y haber una estación de metro cercana, decidieron enterrarlo. Quedaba dentro de la zona oriental y lo miramos en una plataforma de madera de las que hizo la gente para hablar por encima del muro con sus parientes y amigos.




Correspondencia del premio Nobel con foto dedicada a mis hijos





Todos tenemos dos vidas, la segunda comienza cuando te das cuenta que solo tienes una


Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…
Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a manipuladores y oportunistas.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…
Sin muchos dulces en el paquete…
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.
Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.
Lealtad con uno mismo.
Mário de Andarde (Sao Paulo 1893 – 1945)

viernes, noviembre 18, 2016

domingo, noviembre 13, 2016

Aprende a regalar tu silencio a quien no te pide que le hables, y tu ausencia a quien no aprecia tu presencia

Es muy difícil cuando alguien muy especial te ignora, pero aún más difícil es fingir que no te importa

Si le dejas de hablar y esa persona no te busca, créeme ...elegiste lo mejor

Durante el transcurso de mi vida he tenido miedo de perder a la persona que amaba y a la vez me preguntaba reiteradamente si alguién tenía miedo de perderme

Cuando me toque morir nadie morirá en mi lugar. Así que hoy he decidido vivir lo que nadie vivirá por mi: Mi vida

Pensábamos que era inmortal, pero no, ha muerto...


viernes, noviembre 11, 2016

Cosas que nunca te dije

En este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de un amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.

También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una persona amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Solo quiero eso. Casi nada o todo."
Texto: Angeles Caso

jueves, noviembre 10, 2016

.sɐsoɔ sɐl sәʌ әnb ɐl uә ɐɯɹoɟ ɐl ɹɐᴉqɯɐɔ әnb sәuәᴉʇ sәɔәʌ ∀

Leonard Cohen se despide de Marianne

La musa del canadiense durante los años sesenta falleció en Oslo el jueves 28 de julio. Se conocieron en la isla griega de Hidra y mantuvieron siempre una relación amistosa 
La muerte llegó veloz. Unas semanas después de que se detectara que sufría de leucemia, Marianne Ihlen falleció en el Diakonhjemmets Hospital, en Oslo. Era la Marianne que Leonard Cohen había inmortalizado en So long, Marianne y tenía 81 años.
Leonard Cohen y Marianne Ihlen en Hydra, en 1960. Se conocieron en Hidra, en el mar Egeo. Marianne Ihlen era la esposa del escritor noruego Axel Jensen, con el que había tenido un niño. En aquella isla se había congregado una pequeña comunidad internacional de artistas y bohemios, que agradecían la tolerancia de los nativos y se beneficiaban del bajo coste de la vivienda y los alimentos.
En algún momento, Axel cambió de acompañante y Marianne se quedó sola. Según la leyenda, estaba llorando en una tienda de ultramarinos del puerto de Hidra cuando un desconocido se apiadó, invitándola a unirse a sus amigos. Era Leonard Cohen y comenzaba un idilio apasionado que duraría, con altibajos, siete años. Cierto que hay otra versión de esta historia: que el noruego intimó con Lena, la entonces novia de Cohen, pero preferimos que esta historia no sea una simple comedia de intercambio de parejas ¿verdad?
De cualquier modo, Marianne llegó a la vida del canadiense en un momento clave. Como Cohen ha explicado gráficamente, fue llegar a Hidra, tumbarse al sol y sentir que se derretía todo el frío de Montreal acumulado en sus huesos. La existencia en la isla era elemental: muchas casas no tenían electricidad o agua corriente; de hecho, la llegada del cable del teléfono fue celebrada con Bird on the wire”. Pero allí estaba Leonard para cuidar de Marianne y el pequeño Axel. Un Cohen de alta fertilidad literaria –dedicaría su poemario Flowers for Hitler a Marianne– y que comenzaba a componer canciones, acicateado por lo que escuchaba en una emisora de las Fuerzas Armadas estadounidenses. Los cantautores del Greenwich Village neoyorquino estaban protagonizando una revolución estética y, aunque llegara tarde, Cohen quería unirse a sus filas. En esos momentos de cambio e incertidumbre, Marianne le proporcionó un apoyo total.
Leonard y Marianne alternaron Hidra con estancias en Montreal y Nueva York. El artista era, ya lo saben, un picaflor y no renunciaba a las caras bonitas que se cruzaban en su camino. La relación se fue agriando, aunque ambas partes intentaron remediarlo: en su forma original, So long, Marianne era Come on, Marianne, una invitación a volver a intentarlo. No estamos siendo indiscretos: cuarenta años después, una radiofonista noruega, Kari Hesthamar, habló con la pareja y lo contó todo en So long, Marianne- Ei kärleikshistorie (el libro se tradujo al inglés en 2014).
Además, el realizador noruego Jan Christian Mollestad convenció a Marianne para rodar un documental sobre sus vivencias. Fue Mollestad quién informó a Leonard Cohen de que Marianne estaba ingresada y con el peor de los pronósticos. El cantautor respondió inmediatamente y, según Mollestad, esta es la esencia de su mensaje:

“Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía. Ya sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría pero no necesito extenderme sobre eso ya que tú lo sabes todo. Solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Todo el amor, te veré por el camino.”

Según Mollestad, Marianne estaba consciente cuando él leyó la carta, y extendió la mano. En los últimos momentos, el cineasta tarareó Bird on the wire y se despidió con un “so long, Marianne.” El de Marianne fue el destino de las musas: un amor que marca toda su biografía.

LA CARTA QUE ANUNCIABA LA NOTICIA
Jan Christian Mollestad informó a Cohen sobre la muerte de Ihlen con esta carta:

"Estimado Leonard
Marianne cayó en un sueño muy lentamente que la sacó de esta vida ayer por la noche. En total tranquilidad, rodeada por amigos cercanos.
Tu carta llegó cuando todavía podía hablar y reír con completa conciencia. Cuando la leímos en voz alta, sonrío de la manera como sólo Marianne puede hacerlo. Elevó su mano, cuando mencionaste que estabas justo detrás de ella, tan cerca como para alcanzarla.
Le causó una tranquilidad profunda saber que conocías su estado. Y tu bendición para su viaje le dio una fortaleza extra. Jan y sus amigos, que vieron lo que este mensaje significó para ella, te agradecerán profundamente por responder tan rápidamente y con tanto amor y compasión.
Durante su última hora, tomé su mano y tarareé Bird on a Wire, mientras ella respiraba tan ligeramente. Y cuando abandonamos la habitación, después de que su alma hubiese volado por la ventana en busca de nuevas aventuras, besamos su rostro y susurramos tus eternas palabras
So long, Marianne."

Sigo disfrutando de esa sonrisa que me surge cuando estoy recordando los momentos que he vivido contigo

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo. Voltaire

Se nos rompió el amor Rocio Jurado


Como yo te amo Rocio Jurado y Raphael...imperdibles


viernes, noviembre 04, 2016

Eliminada de mi propia historia de amor




En la pantalla de inicio de mi computadora tengo una carpeta dentro de otra carpeta que se llama “No abrir” (como un mensaje para mí misma).
Y para mi gran sorpresa, la abrí hace poco.
Está llena de fotos maravillosas de mi ex y yo que había borrado de todos lados. Una llamó mi atención: una foto en blanco y negro de nosotros en un viaje que hicimos a la costa de Oregon para celebrar su cumpleaños hacía dos veranos, justo después de ir a la boda de mi madre en mi ciudad natal, Portland.
El cursor del ratón daba vueltas por la foto y di clic dos veces para agrandarla.
Con los codos sobre la arena, sonreíamos mientras su mano acariciaba mi antebrazo izquierdo, su cabello oscuro y sus ojos contrastaban con mis facciones claras. Mi puño derecho, casi oculto por la manga de mi sudadera negra, escondía la mitad de mi tímida sonrisa blanca.
Esa imagen había estado en todos lados: en Facebook (donde fue mi foto de perfil), en su oficina, en la pared de nuestra sala y en la mesa lateral de sus abuelos en Iowa. La habíamos tomado cuando ya llevábamos seis meses juntos, durante nuestra fase de “luna de miel”, y todo el mundo le gustó y nos dijo cosas como “es perfecta” o “ustedes hacen tan bonita pareja”.
Lo que no sabían era que nos había costado muchísimo trabajo tomarla. Habíamos activado el temporizador de la cámara, así que presionábamos el botón y corríamos a posar, tratando de que la instantánea se viera tan natural como fuera posible. Tomábamos una foto y luego analizábamos el resultado:
“Parezco loca”.
“Me veo viejo”.
“La pose se ve forzada”.
“¿Parece que mi ojo izquierdo se está derritiendo?”.
Así estuvimos hasta que nos dolieron los músculos de la cara de tanto reírnos y se fue el sol, pero con ayuda de una buena edición, la versión final lucía espontánea y natural. Y gracias al temporizador, logramos hacer que algunas personas no se dieran cuenta de que era una foto jactanciosa que habíamos tomado nosotros mismos.
Me encantaba contar la historia de cómo nos conocimos. Pero ya no, así que no lo haré. Lo que verdaderamente importa es esto: no me tomé en serio que justo el día antes de que comenzamos nuestra historia de amor, él acababa de terminar con su novia de mucho tiempo.
Yo solía reprimir pensamientos de que yo era el clavo que saca otro clavo o la novia sustituta mientras llegaba la de verdad. Seguí adelante, atraída por su guapura, inteligencia y educación. Me encantaba lo expresivo que era con las manos mientras hablaba.
A pesar de todo lo bueno, siempre sentí como si tuviera que probarle a todos que él y yo éramos felices y que nuestra relación era legítima; las redes sociales ayudaban. En Facebook, podía excluir lo negativo, un comentario despectivo por aquí, una mentira por allá, y mostrar no solo cómo quería que los demás nos vieran, sino cómo quería vernos.
Algunas veces él hacía comentarios sobre que creía que yo sería más feliz con alguien que no fuera tan “conservador” como él. Seamos justos: fui yo quien lo convenció de que se dejara crecer la barba, tratando, supongo, de acercarlo a la imagen del novio ideal que me había imaginado.
Casi exactamente un año después de la foto en blanco y negro que nos tomamos y para la que posamos horas, logramos capturar otra imagen de las que provocan envidia, y esta vez a color. La tomamos en la rueda de la fortuna en el malecón de Seattle. Viajamos en auto allá para su cumpleaños y nos quedamos con mi prima.
Habremos posado unas diez veces ante la cámara de mi prima para lograr la foto “perfecta”: el estrecho de Puget de fondo en sorprendentes tonos verde aguamarina, las colinas lejanas en el horizonte. Nuestras sonrisas generosas y blancas, y mi hombro acomodado con soltura en el hueco de su brazo.
Pensamos bien qué poner en su estado de Facebook para que sonara natural pero cálido, breve pero con sentimiento:
“¡Celebrando una magnífica semana de cumpleaños con Sage en el área de Seattle!”.
“Te amo, McBug”, me susurró aquella noche antes de quedarnos dormidos.
Dos meses más tarde, poco después de habernos mudado a nuestro segundo departamento juntos, se levantó diciendo que le dolía el estómago.
“¿Habrán sido las fajitas de anoche?”, pregunté entre bostezos, mientras me acurrucaba bajo la cobija blanca y mullida que él acababa de hacer a un lado.
Dejó escapar un suspiro y se sentó en la orilla de la cama, con la cabeza entre las manos. Yo sonreía como tonta con los ojos entrecerrados.
“No”.
Levanté la cabeza. “¿Qué pasa, cielo?”.
“Yo… no me imagino nuestro futuro”.
Hice a un lado las cobijas. “Espera. ¿Estamos hablando de lo que creo que estamos hablando?”.
Volteó a verme con los ojos tristes y los labios contraídos. Casi me sentí mal por él hasta que me di cuenta de que estaba terminando conmigo. Sus razones para terminar la relación eran vagas; decía que llevaba seis meses pensándolo.
“¿Alguna vez me amaste?”, pregunté.
Hizo una pausa y después trató de balbucear una explicación, pero la pausa lo dijo todo.
Lloré a moco tendido en nuestra cama, traía puesta una camiseta que me quedaba grande, la cara se me había puesto roja y me atragantaba con mi propia saliva. Y así fue como todo acabó.
Cambiamos nuestras fotos de perfil a las dos horas de haber terminado. Él cambió nuestra tierna foto en una cafetería de Portland por una foto en la que aparecía solo, vestido de traje. Yo cambié la foto en blanco y negro de la playa por una donde aparecía en la cima de una montaña en Irlanda, con la mirada fija y una expresión que esperaba que dijera: “Estoy en la cima del mundo, soy exitosa”.
Con cada “Me gusta” sentía como se reconstruía mi ego, pero la euforia se desvaneció cuando empaqué mis cosas y me mudé al sótano de mi madre, que no estaba en la cima de nada.
Familiares y amigos no lo podían creer. Sentía un dolor agudo en el estómago cada vez que pensaba en él. Me quedaba contemplando el techo por horas. Me perdía entre la confusión y los sentimientos de traición y odio. Aun así, fantaseaba con la reconciliación y que todo volvería a ser como antes.
La semana siguiente, me enteré de que él había abierto una cuenta de citas en línea un día después de haber terminado conmigo. Su foto de perfil me dejó sin aliento: me había recortado de la foto de la rueda de fortuna, en la que solo habían quedado sus dientes blancos y ojos verdes brillando y el agua resplandeciente que hacía contraste con su cabello oscuro. Me había eliminado de mi propia fantasía.
Dos semanas después, tras la división de los bienes, del llanto, las arcadas sin vómito y de escuchar “Hello” de Adele hasta el cansancio, recibí una carta suya escrita a mano, junto con un paquete que tenía un brasier deportivo mío que había encontrado entre la ropa sucia. Era una “oportunidad para ventilar algunas cosas” que quería decir.
La carta daba la misma explicación vaga que me había dado antes y en ella confesaba que todavía no tenía “razones específicas”, era “solo un sentimiento”, y decía que todavía me extrañaba “mucho”.
Me pregunté qué podría contestarle, pero nunca le mandé nada. En cambio, corregí su ortografía y gramática con una pluma roja, lo cual me hizo sentir algo de satisfacción.
Quería que mi amor perfecto se viera como yo me había convencido de que se veía: las fotos, los estados de Facebook, la barba, el recuento de nuestra relación que había hilado en mi cabeza. Me había enamorado del hombre que quería que fuera y era la mujer que quería ser. Me había enamorado de lo que pensaba que podíamos ser juntos y no de lo que realmente éramos. Esta era una verdad difícil de aceptar.
Poco después de mi incursión en mi carpeta no tan escondida, me reuní con una vieja amiga a la que no había visto en año y medio. Nos fuimos un fin de semana a acampar a Cannon Beach, el mismo lugar donde había tomado la foto en blanco y negro hacía casi dos años.
Después de ponernos al día y encender una fogata, ella me confesó que había pasado por una separación muy similar a la mía con su novio, quien le había puesto fin a la relación de manera abrupta cuando ella pensaba que todo iba de maravilla. Pasaron un mes sin hablarse antes de reconciliarse cuando él le pidió que regresaran.
A ella le parecía asombroso que hubiésemos experimentado rupturas tan parecidas, pero que habían acabado de forma tan opuesta. Ella se regocijaba de su felicidad recién descubierta, y decía que se casaría con él si se lo pidiera.
Nos sentamos en silencio sobre la arena fría, al lado de la fogata que crujía, mientras yo observaba una cometa amarilla, cuya larga cola bailaba en el cielo sobre las escasas nubes de la tarde.
Ella rompió nuestro silencio con una pregunta: “Oye, ustedes podrían estar juntos de nuevo algún día. ¿Te gustaría?”.
La miré, después miré de nuevo la cometa y contesté: “No”.

http://nyti.ms/2ea63Cc

No dejes al azar lo que no quieras arriesgarte a perder

Probablemente el error más grande que he cometido es dejar que alguien se quede en mi vida mucho más tiempo del que se merecía

domingo, octubre 30, 2016

Eso es lo que debes hacer con un error: reconocerlo, admitirlo, aprender de él y olvidarlo

Portofino

No sé explicar lo que me pasa con muchos lugares de Italia, me han cambiado la manera de ver la vida, no he sabido escapar de la belleza de Roma o de la incomparable Florencia, o inclusive la lujosa Capri. Pero hay un pueblo muy pequeño de pescadores en la Riviera Italiana que definió muy bien Guy de Maupassant: Portofino Creo que si no se visita esta parte, uno no puede decir que estuvo en Italia y si además tienes el placer de coincidir con un concierto de Andrea Bocelli, aunque más no sea observar u oír desde el monte, ya que los precios son prohibitivos para los mortales "normales", terminas enamorado de la vida.
Resultado de imagen de portofino

Momentos que no tienen precio

Llegar al fin
hasta la puerta
de tu casa,
entrar,
echar todas las cerraduras,
y, como quien saborea
 el sabor de la venganza,
decirlo:
...
 «ahí
os quedáis,
hijosdeputa».


     (Karmelo C. Iribarren)

El mejor placer en la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer Walter bight

Excelente lección de vida


Mis normas de vida

Antes de comenzar a pasar consulta, mi amigo el Dr. T., uno de los médicos a los que más admiro, siempre formula al paciente la misma e inesperada pregunta: “¿Por qué desea curarse?”. O dicho de otra manera, es como decirle: “¿Qué espera hacer con su vida cuando se cure? ¿Está seguro de que merecerá la pena?”
Lo que el Dr. T. pretende es que el paciente se fije una meta. Por ejemplo: “Tengo que curarme porque debo llevar a cabo sin falta tal proyecto, que es de suma importancia para mí o para alguien a quien quiero”.
De esta manera, según el Dr. T., las probabilidades de superar la enfermedad aumentan considerablemente, en especial para aquellos que padecen enfermedades crónicas desde hace tiempo. Su curación cobra sentido. Su vida sufre una transformación y ya no sólo puede sanar el cuerpo, sino también su espíritu.
Una vez que el enfermo responde a esta pregunta, la curación puede llegar a acelerarse, y en casos excepcionales, hasta ser inmediata; convierte al enfermo en una persona completamente nueva.
Sin embargo, no hace falta esperar a estar gravemente enfermo para vivir esta transformación. Más bien al contrario.
Un modelo a tener en cuenta
Cuando yo tenía 21 años, mi primer jefe, al que llamaremos Sr. F., un hombre de éxito continuamente adulado por su entorno, me contó que para gozar de una vida plena debía comenzar a desarrollar una filosofía personal que guiara mis decisiones diarias. Ello me permitiría cumplir aquellos objetivos que yo mismo me hubiese fijado, sin tener que vivir a merced de los acontecimientos.
“Lo primero que debes hacer”, me dijo, “es crear un conjunto de reglas de vida que te ayuden a reducir el estrés y a no despilfarrar energía emocional, para que puedas ser más productivo y tengas mayor disponibilidad para tu familia y tus amigos”.
Y eso fue lo que hice. Y debo decir, ya pasado el tiempo, que esa decisión transformó mi existencia. Por ello hoy he decidido compartir aquí mis reglas. Es un ejercicio muy personal, y en el fondo muy íntimo, pero estoy convencido de que es el primer paso fundamental para “cambiar de vida”.
Mis normas de vida
Llevar una vida ordenada y ser disciplinado. La disciplina por lo general consiste en hacer justo lo contrario de lo que de verdad nos apetece hacer en ese momento. Los medios más sencillos para ser disciplinado son: 1) fijarse plazos; 2) descubrir qué se nos da bien, lo más importante para nosotros, y concentrarse en ello; y 3) sustituir las malas costumbres por buenas costumbres, una a una, empezando por aquella que nos resulte más fácil cambiar.
Aprovechar el tiempo. El tiempo es la riqueza más grande, y lo único que puede impedirnos llegar a cumplir algo. El tiempo perdido no se vuelve a recuperar, por lo que malgastar el tiempo es malgastar la vida. Por ello me esfuerzo en no involucrarme en actividades en las que el único objetivo sea “pasar el tiempo”. La elección más importante de nuestra vida es elegir en qué queremos invertir nuestro tiempo.
Pensarlo dos veces antes de prometer o comprometerme con algo, sea lo sea. Las promesas son contratos que deben cumplirse. Y eso incluye los acuerdos a los que llego conmigo mismo.
Una dosis de prudencia evita grandes lamentos. Siempre hay que esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Los arrepentimientos de verdad llegan solamente cuando no se ha hecho todo lo posible. Debemos hacer más de lo que se espera de nosotros. La vida es sencilla si nos hacemos frente a las dificultades y se complica cuando simplemente buscamos lo fácil.
Dormir lo suficiente. Siempre procuro acostarme y despertarme a la misma hora, durmiendo siempre lo suficiente, una regla que no me salto salvo por algún motivo personal o profesional importante. Sólo tomo alimentos naturales ricos en nutrientes, evito la cafeína después de la una de la tarde y no bebo alcohol al menos desde tres horas antes de irme a dormir.
Todas las mañanas me dedico a escribir durante al menos hora y media antes de ponerme a hacer cualquier otra cosa. Nunca miro mis e-mails antes de las nueve de la mañana.
Cada día, después de terminar mi trabajo, hago una lista de las tareas para el día siguiente.También escribo un diario en el que anoto los objetivos de mi vida y los progresos que voy haciendo.
Intento evitar cualquier enfrentamiento o conflicto, tanto en persona como por internet. Son una pérdida de tiempo y energía. Si no tengo razón o estoy equivocado, me disculpo y soluciono el problema lo antes posible. No obstante, los demás están en su derecho de no aprobar lo que hago o no estar de acuerdo conmigo aunque yo esté convencido de su fundamento, pero no voy a ponerme a discutir. Cuando me encuentro en una situación potencialmente conflictiva, respiro hondo, me paro, suelto aire y vuelvo a concentrarme en mi trabajo y en mis objetivos, sin dejarme arrastrar hacia otro terreno en el que tengo mucho que perder y nada que ganar.
Siempre intento tener en la cabeza las dos consignas siguientes:
Relativizar. Y con ello me refiero a que la vida está llena de pequeñas nimiedades que pueden bloquearnos por completo si decidimos darles importancia. La vida es demasiado corta como para centrarnos en algo distinto a nuestros objetivos principales. Cada uno de nosotros tiene una misión que cumplir consigo mismo y con los demás; no hay que perder el tiempo en problemas secundarios.
Nada es para siempre. Esta fórmula me ayuda tanto en los buenos momentos como en los malos. En los días difíciles de mucho trabajo y preocupación, sé que nada es para siempre. El pequeño sufrimiento por el que me toca pasar ahora pronto quedará en el olvido, cuando recoja los frutos de mi trabajo o cuando piense en todo lo que he conseguido. Y en los buenos momentos trato de recordar que no debo dejar de lado mis objetivos aunque las cosas vayan bien. Sean cuales sean las alegrías del momento, nunca debo abandonarme a la pereza, porque aún quedan muchas cosas por hacer y mejorar en el mundo.
Nunca seré quien no quiera ser. No seré ruin, ni tendré celos, ni envidias, ni cederé ante ningún otro sentimiento fácil. No haré caso a rumores ni criticaré a nadie, esté con quien esté y sea donde sea. No seré negativo, porque ser positivo es mucho más sencillo. Me rodearé de personas que me aporten experiencias, conocimientos y valores y que enriquezcan mi vida.
Escribiré con honestidad y sensibilidad. Hace mucho tiempo que dejó de preocuparme lo que los demás piensen de mí. La cantidad de personas a las que puedo ayudar compartiendo los resultados de mis estudios, ideas y consejos en mis e-letters es más importante que la opinión ajena. Los poemas de amor más hermosos están escritos por los poetas más apasionados. Nunca conseguiría ayudar a todas las personas que quisiera si me guardara para mí la información que de verdad vale. Y no pararé hasta ayudar a un millón de hombres y mujeres a retomar el control de su salud, su cuerpo y su espíritu para transformar su vida, vivir mejor el presente y prepararse mejor para el futuro.

Visto y resumido de http://bit.ly/2dSg0UH