miércoles, julio 12, 2006

¿Cuánto conoces a tu gente?

¿Cuánto conoces a tu gente?

Te propongo que te tomes unos minutos para reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas con tu negocio, con tu gente, guiado por una serie de preguntas. Como seguro tendrás más de una, haz el ejercicio las veces que corresponda. Esto mismo te sirve para profundizar en tu cliente, en tu mando, en tu pareja o en tu hijo.

Los lideres deberían estar constantemente buscando maneras de relacionarse mejor con su gente, ayudarlos en aquello que consideran importante para nuestras empresas y para ellos mismos, proveerles la debida orientación, ayudarles a enfrentar sus problemas, etc... Pero, ¿nos tomamos el tiempo de llegar a conocerles? Solemos pensar que son "extensiones nuestras"... que tienen las mismas necesidades nuestras, cuando son personas independientes y únicas, con sus propios pensamientos, sentimientos, fortalezas y debilidades, metas y sueños.Nos preocupa no saber cómo llegar y establecer una conexión profunda y auténtica con ellos, para poder ayudarlos a decidir y apoyarlos en sus decisiones. Vivimos repitiendo frases como "Es un vago "; "Lo trato como VIP y se queja constantemente"; "va a su bola"; "No tiene límites en su peticiones "; "Está en otra"; "Le dedico el tiempo del mundo y no me escucha"; etc... Esta desorientación e impotencia es consecuencia directa de lo poco que conocemos a quienes comparten nuestro entorno laboral.En el conocimiento de nuestros colaboradores, reside totalmente el éxito de nuestro negocio. Lo mismo que en la educación de un hijo, descubrimos que esto no es más que un proceso de descubrimiento que permite a los padres explorar, canalizar y potenciar las virtudes y potenciales de los mismos. El primer paso para educar a un hijo es descubrirlo como persona: quién es; qué le apasiona; a qué le teme; en qué se destaca; con qué sueña; qué le cuesta; qué espera de la vida; cómo se ve a sí mismo y a su entorno.

Un líder que conoce muy bien a su gente está mejor preparado para estar; dar; entender; apoyar;acompañar; contener; orientar y estimular

Cuando un líder conoce las habilidades de su gente, puede apoyar su vocación y orientar mejor su formación profesional. Cuando conoce sus intereses, puede motivarle mejor. Cuando sabe "en qué anda" puede prevenir una mala experiencia. Cuando tiene claro qué le depara el futuro puede aconsejarle para decidir prudentemente. Cuando comprende sus temores, debilidades e inseguridades, está en mejores condiciones para ayudarle a enfrentar sus diferentes desafíos: profesionales, económicos, sociales y laborales. Conociendo más a su gente se puede lograr una presencia mucho más impactante en su vida.

Estas primeras son relativamente fáciles...


¿Qué vino prefiere? ¿Cuál es su ocupación/pertenencia (coche/libro/deporte) favorito?¿Quién es su mejor amigo? ¿En qué tareas de la oficina le disgusta colaborar: rellenar informes, ordenar su mesa, contestar el teléfono?¿Qué tarea le gusta realizar?

Estas otras son algo más difíciles...

¿Para qué es bueno? (¿llega fácil a las personas? ¿Tiene memoria prodigiosa? ¿Es encantador en las reuniones?) ¿Para qué es malo? (¿conduce temerariamente? ¿Comete muchos errores de ortografía? ¿ cuenta mal los chistes?)¿Qué le digusta de la gente?

Las siguientes son aún más complicadas...
¿Qué le enfada? ¿Qué le motiva? ¿Qué le avergüenza? ¿A qué le teme?Si pudiera pedir tres deseos ¿qué piensas que pediría?

Y hay un último grupo realmente arduo...

¿Cuál seria su mayor alegría? ¿De qué logro se siente más orgulloso/a?¿Hasta dónde sería capaz de mentir para que tu no le descubras sus debilidades?¿Ya tuvo alguna desagradable experiencia? ¿De qué tipo? ¿Qué percepción le quedó?¿Qué persona fuera de la oficina influye más en él/ella?

Más allá de la cantidad de preguntas que puedas responder con exactitud, hacértelas te ayuda a clarificar algo importantísimo: en esto de ser líder, nadie nació sabiendo... y hay mucho por descubrir y aprender! Si te comprometes con el proceso de conocer a tu gente (y a la vez conocerte como líder), tu gente se sentirán más aceptados y respetados como personas, y tu podrás ejercer tu rol con menos impotencia, sentimientos de culpa, temores, cuestionamientos e incertidumbres.


Lo encontré en la red y me gusto mucho
FRASES que llevan al éxito

“Recuerda que en el presente es donde está el secreto. Si prestas atención al presente, podrás mejorarlo. Y si mejoras el presente, lo que sucederá después también será mejor”
Paulo Coelho

“Quien no siga el juego de los mediocres, tal vez se quedará con uno o dos amigos, pero su espíritu surcará cielos más altos”
Carlos Cauhtémoc Sánchez

“Nada hay que nos pueda impedir elevarnos y mejorarnos, y nadie puede detener nuestro progreso más que nosotros mismos”
Thomas Hamblin

“Cuando alguien, que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello”
Hermann Hess

“La gente a la que le va bien en la vida es la gente que va en busca de las circunstancias que quieren, y si no las encuentran, se las hacen, se las fabrican”
Bernard Shaw

“Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender”
A. Graf

“Todo lo que somos o todo lo que no somos es el resultado de nuestro propio esfuerzo o de nuestra propia inacción”
Max Heindel

“Es común considerar el fracaso como el enemigo del éxito. Y no es así. El fracaso es quizás un maestro cruel, pero inmejorable, que nos conduce al éxito, si es que somos capaces de preguntarnos ¿por qué fracasé?, y de escudriñar hasta encontrar la razón”
T.J. Watson

“Si algunas veces se reciben nuestros esfuerzos con indiferencia, no nos descorazonemos; el sol da un estupendo espectáculo al amanecer, y, sin embargo, la mayoría de los espectadores siguen durmiendo”
E.F.T

“Las personas exitosas triunfan porque aprenden de sus fracasos”
Bettina Flores

“Comienza a realizar aquello que sueñas poder hacer. La audacia encierra genio, poder y magia”
Goethe

“El pesimista se queja del viento, el optimista espera que pase y el realista ajusta las velas”
Susana Mayorga

“Siempre estoy haciendo aquello que todavía no puedo, para intentar aprender cómo hacerlo”
Vincent Van Gogh

“El mejor placer de la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer”
Walter Bagehot

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”
Peter Drucker

“Para crecer hay que renunciar temporalmente a la seguridad”
Gail Sheehy
“Es preferible tener a una persona trabajando contigo que tres personas trabajando para ti”
Anónimo

“No existe límite para lo que gente trabajadora, corriente y sencilla puede lograr si se les da la oportunidad y la motivación para que hagan lo mejor que pueden”
Sam Walton



“Nadie sabe de lo que era capaz...hasta que lo intenta”
Publio Siro

“Si en tu trabajo no hay nada especial, no importa lo mucho que te esfuerces, no se darán cuenta de que existes y eso significa que tampoco te pagarán mucho”
Michael Goldhaber, Wired

“Los líderes deben estar lo suficientemente cerca para relacionarse con su gente, pero lo suficientemente lejos delante de ellos para motivarlos”
John Maxwell

“Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar”
Paulo Coelho

“No hay perfección sin esfuerzo. Los mediocres jamás cosechan rosas por temor a las espinas”
José Ingenieros

“La suerte es un plato de tres ingredientes: preparación, opción y acción”
Renny Yagosesky

“En tu relación con cualquier persona: pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla”
Stephen R. Covey

“La gente capaz de obtener los resultados deseados no trabaja bajo órdenes. El hombre trabaja mejor cuando su mano está libre”Philip Kotler

“Cuando un hombre planta árboles, bajo los cuales sabe que no se sentará, ha empezado a descubrir el sentido de la vida”
Elthon Trueblood

“Los líderes deben movilizar a las personas. Lograr que se apasionen con algo que nunca han visto; algo que, a veces, aún no existe”
Rosabeth Moss Kanter