martes, diciembre 31, 2013

Uno de los testimonios que contiene el maravilloso libro "Aquellos que aman"

Carta del libro "Aquellos que aman"
"Me animo a dictar estas palabras que no son mas que las letras del alma que llevo conmigo y hoy decido compartir.Arrastro sobre mis hombros casi 87 navidades,y son uno a uno,87 recuerdos de distintos y hermosos que riegan mi cerebro de sangre fresca.En un tiempo que ya suena lejano,la mesa era gigante casi eterna,40 personas nos sentábamos en el patio de la vieja a esperar las 00.00 para abrazarnos y ratificar el amor que nos unía.Con esfuerzo casi abismal recordare para siempre el aroma a tierra mojada que se desprendía cada 24 por la tarde,cuando Ana Laura mi esposa,regaba el patio para luego preparar la mesa.Nuestro patio,el patio de la casa de mi vieja donde nosotros también vivíamos,fue la mas maravillosa de todas las pistas de baile que alguna vez recorrí,airoso,del brazo de la rubia mas bella de todo Lanus.
La vida en ese entonces corría hermosa y nos sentíamos plenos,nunca pudimos tener hijos es cierto..pero igual eramos felices,con solo mirarnos eramos felices.Es que precisamente un dia antes del 24 de Diciembre de 1940,en el baile de la clase nos vimos por primera vez y ya no nos separamos.Los años se escaparon tan rápido que en suspiros la mesa del patio se iba achicando.Las sillas quedaban vacías y quizás por eso con los años dejaron de existir,el gigante mantel blanco también resultó inútil,tan innecesario como la cantidad de platos que ya sin uso,uno tras uno fueron desapareciendo.
La vida también se fue llevando uno a uno a nuestros invitados,de todo modos con Ana Laura seguíamos festejando cada Navidad como el primer dia cuando gustosa aceptó bailar la milonga que retumbara en mis oídos hasta el mismo instante del final.
Parece mentira,parece que fue ayer pero solo me quedan recuerdos..hoy la vida me sorprende con una realidad distinta.
En Marzo del año pasado,Ana Laura partió para siempre,la muerte me la quitó de un soplido y sin poner siquiera las manos le dije adiós para toda la vida. Vendí la casa meses después,y hoy estoy en un lugar donde encierran viejos al que acudí con mis trapos bajo el brazo en busca de mas navidades.En este instante hermoso y eterno en el que cierro mis ojos para recordarla,siento la necesidad de pedirle a Dios un ultimo deseo si es que algo aun me queda por cumplir.El 24 bien temprano me alistare como pueda,usare el mejor traje,me peinare prolijo y lustrare los zapatos como cuando era un niño.
Seguro que ella..la gran compañera de mi vida,el amor de mi infancia,la amante de mis sueños,el amor de mi existencia vendrá a buscarme.No querrá pasar la navidad sola,se aferrara de mi brazo y con un beso en la mejilla me invitara a bailar la milonga mas hermosa que nadie antes escuchó.
Esta vez Ana Laura,te juro...sera para siempre!

sábado, diciembre 21, 2013

Felices fiestas

Estos días son especiales para recordar a los que sigo teniendo a mi lado, cerca y a los que tengo lejos, todos conforman mi enorme universo.
Todos han aportado mucho a mi vida, inclusive gente que ni siquiera conozco personalmente, pero que leí avidamente sus escritos. Todos han conformado mi escenario y lo han hecho mejor.
Gracias por estar allí.

PD: El vídeo que les comparto lleva implícito mis mejores aspiraciones para ser feliz, me hace reblandecer y regodearme en lo mejor que tengo dentro de mi y lo que siento por mis hijos y mi nieta.

Desde este, "mi" blog personal, les deseo una Navidad llena de buenos momentos sabiendo que el 2014 será un excelente año en vuestras vidas 

miércoles, diciembre 18, 2013

Les recomiendo para estas Navidades: I will survive de Gloria Gaynor, la escucho cuando estoy bajo de moral




María de Villota en 'Cara a Cara': La vida es un regalo


El deporte como estilo de vida...¡Recomendable!

Trailer de "Summits of My Life", la película de Kilian JornetAquí os dejo el trailer del proyecto “Summits of my life” de Kilian Jornet, que aúna los deportes de montaña con una filosofía deportiva y de vida basada en valores como la superación, el esfuerzo y la responsabilidad.
Este tío, aparte de ser uno de los deportistas más importantes del mundo por haber superado muchísimos records y ganar otros tantos campeonatos del mundo, es un tío que tiene una filosofía de vida y del deporte admirable y ahí es donde reside su éxito, en la humildad que siempre ha tenido y el trabajo y esfuerzo por superarse cada día.                                                              

Nadie nos dijo que fuéramos.
Nadie nos dijo que lo intentáramos.
Nadie nos dijo que sería fácil.
Alguien dijo que somos nuestros sueños, que si no soñamos estamos muertos.
Nuestros pasos siguen el instinto que nos lleva a lo desconocido.
No miramos los obstáculos que hemos superado, sino aquellos que vamos a superar.
No se trata de ser los más rápidos, los más fuertes o los más grandes. Se trata de ser nosotros mismos.

Pulsa aquí para seguir leyendo

Todos tienen una definición distinta para tus logros

Yo ya elejí a quien se lo voy a enviar, aunque esta muy lejos

¿A quién le darías su último trozo de chocolate?
Desde hace unos días la marca de chocolates Milka ha iniciado una original y “tierna” campaña de marketing en tierras francesas jugando con la interactividad, participación y ternura de los consumidores.
Para la campaña, Milka ha cambiado el proceso de producción de las tabletas de chocolate para fabricar unas nuevas en las que falta uno de los cuadraditos. La campaña permite a los consumidores escoger entre recuperar su trozo faltante de chocolate o enviárselo a algún ser querido introduciendo un código a través de la red.

Para esta bonita campaña Milka ha fabricado cinco millones de tabletas “defectuosas” que permitirán a los consumidores elegir quién se merece ese trocito final de delicioso chocolate.
Esta campaña ha sido creada por la agencia Buzzman que además ha ideado un lema que juega muy bien con el concepto de que el último trozo de la tableta siempre es el mejor “Atrévete a ser tierno”.
Esta original campaña permite utilizar el propio producto como pilar de la estrategia de marketing, instando a los consumidores a participar y sentirse involucrados con la marca.
A continuación le mostramos el vídeo explicativo de la campaña que demuestra que un poco de ternura no cuesta más que un par de clicks en el ordenador:

Pulsa aquí para seguir leyendo

viernes, diciembre 13, 2013

¿Es esto lo que llamamos vida?

Despacio

Esta crisis es producto de la codicia y la codicia rinde culto a la velocidad. Todo se ha acelerado. Internet, los avances tecnológicos, la economía, nuestras necesidades, aspiraciones y también nuestras obligaciones.
Por fin, después de tanto correr, hemos descubierto a dónde íbamos. A ninguna parte.
Llevamos una vida cronometrada. Nacemos, crecemos, nos emparejamos, tenemos hijos, los llevamos al colegio, trabajamos, hacemos deporte, consumimos y disfrutamos de nuestros ratos de ocio a contrarreloj. Sin parar y sin pensar. Pasamos de puntillas por encima de la vida, sin disfrutar lo presente, repasando y tachando la lista de tareas pendientes.
Después, por la noche nos acostamos con la sensación de que le faltan horas al día.
Este ritmo frenético nos mantiene ocupados y así no tenemos tiempo de pensar, de cuestionarnos las cosas o de intentar cambiarlas. Como esos días que , a la hora de cenar, somos incapaces de recordar qué hemos comido. Vivir rápido es a la vida lo que la comida rápida es a la comida.
En estos tiempos, vivir despacio es una forma de rebeldía. Meditar un minuto antes de saltar de la cama. Desayunar sentado. Cocinar a fuego lento. Comer disfrutando de los alimentos y de la compañía. Gastar más suelas y menos ruedas. Escuchar más. Leer, jugar, amar sin reloj. Aprender a perder el tiempo.
Olvidamos las cosas a la misma velocidad que las vivimos. La vida es corta y pasa rápido. Mejor vivirla despacio y saborearla.
Publicado en El diario vasco el domingo 3 de Noviembre de 2013.
Foto.- Estirar el tiempo. Escaparate de Miami, 2013.

jueves, diciembre 12, 2013

¿Vivimos o sobrevivimos?

“La vida dura tres días y dos ya han pasado”.
El tiempo pasa tan deprisa a nuestro alrededor que tan sólo nos damos oportunidad de “sobrevivir”, somos esclavos de la rutina y pasamos cada uno de nuestros días sumergidos en un mar de problemas y de situaciones triviales que pocos momentos libres nos dejan.
He dedicado algunos instantes a recordar cuándo fue la última vez que estando en alguna reunión o simplemente hablado con alguien, haya escuchado algún comentario que dijera algo tan simple, como “ayer vi un hermoso atardecer”, o bien, “vi a un grupo de aves volar hacia el sur”, y aún no puedo recordarlo; piénselo bien y estoy seguro de que estará de acuerdo conmigo en que este tipo de comentarios ya no se escuchan fácilmente.Alguno pensará en estos momentos que esos son comentarios superficiales y de gente que no tiene nada sobre qué hablar, que mucho mejor sería discutir de temas de actualidad como los son las crisis económicas en el mundo o la falta de valores que vive la sociedad, si bien es cierto que estos son temas de interés para todos ya que los vivimos 24 horas al día, todos los días, también es cierto que en el mundo existen muchas cosas más que valen la pena apreciar y de las que, por decisión propia o de la misma sociedad, nos hemos abstraído.
Vivimos en un mundo en el cual es más importante saber a cuánto cerró la bolsa hoy, que cómo amaneció nuestra madre, o bien, enterarnos sobre todos los detalles del caso de moda a preguntar qué tal estará ese amigo que tenemos tiempo sin ver. Con esto quiero decir que hemos puesto a las personas en un segundo plano, que nos hemos vuelto frívolos y egoístas, que sólo nos importa lo que está en “nuestro” mundo y cualquier situación, persona o cosa que no pertenezca a él, no nos importa.
Hemos olvidado que somos las personas las que movemos al mundo y no al revés, hemos olvidado el VIVIR para pasar tan sólo a sobrevivir en un mundo regido por el caos y la complejidad. Cuantificamos nuestro tiempo en dinero, no nos importa pasar algunas horas extras en nuestro trabajo para ganar una mejor posición en la empresa y sentir que así podemos ganar el
mundo, pero nunca nos percatamos de que al hacer eso estamos perdiendo cosas tan grandes como: la infancia de nuestros hijos, la oportunidad de disfrutar a nuestros padres, de construir momentos con nuestra pareja o de visitar algún amigo. Lo más irónico de esto es que estas cosas que alimentan y engrandecen al ser humano son gratuitas y tan sólo nos cuestan un poco de nuestro tiempo.
Mira a tu alrededor y ante tanta grandeza, responde: ¿Piensas seguir sobreviviendo?


sábado, diciembre 07, 2013

La emocionante despedida de un soldado...pensamos que los sentimiento son solos nuestros, pero no.

"... En la primavera de 2012, en excavaciones en lo que antaño fue el fortín español de Monte Arruit (a unos 30 km de Melilla) apareció el cuerpo momificado de un soldado español. Según cuentan los arqueólogos y antropólogos, las condiciones climáticas de la zona han hecho posible la buena conservación del cuerpo así como la de alguna de sus pertenencias y restos del uniforme. Entre sus pertenencias destaca una pitillera de cuero y metal con las iniciales P.G., una foto de una mujer joven, una pequeña moneda de plata con la efigie de Alfonso XIII y una extensa carta todavía legible. Todos los indicios, y sobre todo por el lugar del hallazgo y datación de la carta, apuntan a que este hombre fue una de las víctimas de la matanza de españoles acaecida el 9 de agosto de 1921 en Monte Arruit. Es uno de los episodios más lamentables ocurridos en la Guerra del África. Los investigadores quedaron asombrados al leer la carta que portaba este soldado. 
El papel amarillento, compuesto por dos páginas y doblado por la mitad estaba metido en un sobre. Los datos personales no han sido revelados por las fuentes investigadoras. En el sobre dice: Hermano de armas, si lees esto será porque yo habré muerto. Por favor, cumple la última voluntad de este soldado español que ha caído por la Patria y haz llegar esta carta a María […] que vive en Málaga en la calle […]. Sus padres se llaman Manolo y Antonia. En la carta se puede leer: Mi dulce María, Nunca pensé escribir esta carta, pero lo preocupante de la situación me lleva a ello. Llevamos días atrincherados y defendiendo Monte Arruit, apenas tenemos agua y comida. Los moros nos cercan y nos hacen fuego, cada día tenemos nuevas bajas, ya sea por causa enemiga o por efecto del calor, y no tenemos medicamentos ni medios de asistencia sanitaria.
Según dicen, el General Berenguer le ha prometido a Navarro que mandarán refuerzos desde Melilla, pero la ayuda nunca parece llegar. Hay descontento y pesar entre los hombres aquí. Hay rumores fiables de que se negociará la rendición de la plaza, pero no sabemos mucho más al respecto. No sé qué pasará, hemos pasado muchas penurias en esta maldita guerra, pero como la de Monte Arruit no la he vivido. Ya se sabe como actúan los moros y tengo mucho miedo por lo que pueda pasar, estamos prácticamente a su merced y no creo que podamos resistir mucho más el hostigamiento al que nos someten. En el campamento tratamos de animarnos los unos a los otros; por su parte, día tras día, los oficiales nos recuerdan lo que implica ser un soldado español con arengas patrióticas, pero lo que más nos reconforta, dentro de lo que se puede, es la camaradería que hacemos todos en estos difíciles momentos. La verdad que no sé por qué te estoy contando esto, supongo que por egoísmo al desahogarme con este papel. No quiero robarte más líneas, ya que esta carta es para ti: la dulce niña de mis ojos, mi morena, mi malagueña, mi razón de vivir, mi anhelo, la estrella que me guía en las noches, la única persona por la cual suspiro día tras día y me reconforta pensar que pronto te veré, que pronto te abrazaré, que pronto te besaré y que pronto me casaré contigo. Dios sabe lo mucho que te quiero.
Aún me acuerdo de la primera vez que te vi, con aquel vestido azul, tu pelo negro azabache recogido en un coco, esos ojos verde esmeralda que son capaces de cegar más que este sol africano y convertir a cualquier hombre en estatua de sal con sólo regalarle una mirada tuya. Me acuerdo de la canasta de mimbre llena de pescado que llevabas pues venías del mercado y como yo, apoyado en la pared de la calle de mi casa, quedé absorto ante tu belleza. Te eché un piropo cuando pasaste por delante de mí, no pensé que me hicieras caso, ya que tal hermosura tiene que estar acostumbrada a que te los digan, pero giraste tu preciosa cara, me miraste y me sonreíste. Bendito piropo aquel. Te pedí acompañarte a casa para hablarte por el camino y me lo permitiste.
Desde entonces fuimos inseparables, me costó que tu padre me aceptara, pero ya sabes que la insistencia siempre ha sido mi virtud. Aún me tiemblan las piernas cuando me acuerdo de aquel primer beso que te robé en la puerta de la casa de tu tía, se nos paró el mundo alrededor en ese instante. En fin, hay tantas cosas que podría contar… Seguro que mientras lees esto estás esbozando una sonrisa. En estas líneas que llevo hablando de ti se me ha olvidado momentáneamente todo lo que estoy pasando aquí. Siempre serás mi mejor medicina y el remedio de todos mis males. Ya sabes que al comienzo de esta carta te dije que nunca pensé escribirla. Es de despedida, mi amor. Si recibes esta carta será porque yo ya no estaré. No quiero ser egoísta y por ello te pido que no me guardes luto, que no te apenes por mí, que rehagas tu vida lo más pronto posible y que no me eches en falta pues yo siempre estaré contigo en cada momento de tu vida. Que seas muy feliz y que hagas realidad todos tus sueños, ya que los míos se cumplieron cuando me dejaste amarte. Quiero que sepas que mis últimos pensamientos son para ti y que siempre te querré y cuidaré allá donde esté.
Monte Arruit a 8 de agosto de 1921 de tu soldadito, Pedro.
Según narran las fuentes investigadoras, el 9 de agosto el General Navarro parlamentó la entrega de Monte Arruit con los jefes tribales marroquíes. Las condiciones fueron que los españoles entregaban las armas y saldrían del fortín sin hostigárseles y, además, se proporcionaría transporte a los heridos. Así pues, los soldados españoles desarmados comenzaron a salir de Monte Arruit en columna, pero al poco tiempo los moros, de manera inesperada, atacaron a los españoles desde distintos flancos produciéndose una enorme matanza. De un contingente de 3.000 hombres, sólo 60 lograron sobrevivir. A veces el destino y la suerte se unen. Aunque no ha sido fácil, según revelan los investigadores, se ha podido localizar a familiares de la destinataria (María) de la carta. Antonio, un nieto de ésta mujer ha contado que su abuela, aunque se casó años después de lo acontecido en Monte Arruit, siempre tuvo en su mesita de noche la foto de un joven soldado con un rosario sujeto en la esquina del marco. Durante muchos de años, incluso ya casada y con hijos, día tras día acudía al puerto de Málaga con la esperanza de que llegara el barco que habría de traerlo. Mi abuelo siempre respetó a mi abuela y supo que jamás ocuparía el puesto de aquel primer novio. No obstante, fueron un matrimonio feliz. Falleció en 1987, a la edad de 85 años. Pidió ser enterrada con la foto de su primer amor y el rosario entre las manos.

viernes, diciembre 06, 2013

Creo que fue la conferencia que más me impacto en mi vida, Nando Parrado contó que su padre los llevo en el coche al aeropuerto de Montevideo y decidió irse ante la imposibilidad de aparcar y pensando que el lunes siguiente nos vendría a buscar, pero no hubo lunes siguiente para mi madre y mi hermana.

Los consejos de Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes
'Lo importante viene después del trabajo'
Conmovió a 2,500 ejecutivos en Expo Management con una recomendación:
apoyarse en la familia.
¿Qué conferencista logra hoy colmar un auditorio de 2,500 ejecutivos
y empresarios, muchos con sus mujeres e hijos, y hablar durante una hora
y media sin que nadie pierda detalle del tema ?
Fernando Parrado, 


uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes,
a 36 años de aquella historia que asombró al mundo,
consiguió hace algunos meses más que eso: Conmover a un foro de negocios
y capacitación empresarial al transmitir las simples moralejas que le dejaron vivir 72 días en plena Cordillera sin agua ni comida.
Fue durante la jornada de cierre de Expo Management 2008.

Su presentación,
un monólogo sin golpes bajos acompañado por vídeos e imágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes.
En la primera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas,
los momentos que lo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura en la que perdió a buena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana..
'¿Cómo es posible sobrevivir donde no se sobrevive?',
se preguntó.
'Sobrevivimos porque hubo liderazgos, toma de decisiones
y espíritu de equipo, porque nos conocíamos desde mucho antes', dijo.
Y arrojó un primer disparador.
"En la vida el factor suerte es fundamental"
Cuando llegué al aeropuerto de Montevideo
no daban número de asiento para el avión.
A mí me tocó, de casualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo.
Cuando el avión chocó en la montaña, se partió en dos.
De la fila 9 para atrás no quedó nada.
Los 29 sobrevivientes al primer impacto
viajaban en la parte que quedó a salvo.' De ellos, dijo, 24 no sufrieron un rasguño.
Así, los menos golpeados empezaron a ayudar,
actuando como un verdadero equipo. Administramos barritas de chocolate
y maní al punto de comer un grano por horas cada uno.
Marcelo, nuestro capitán y líder,
asumió su rol para contenernos cuando
le preguntábamos qué pasaba porque no llegaba el rescate.
Decidimos aguantar.'
Pero días después el líder se desmoronó.
La radio trajo la noticia de que había concluido el rescate.
'¿Cómo hubieran reaccionado ustedes?
El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo.
Imagínense que yo cierro esta sala, bajo la temperatura
de -14 grados sin agua ni comida a esperar quién muere primero.'
se hace un Silencio estremecedor de la primera a la última fila.
'Ahí me di cuenta de que al universo no le importa qué nos pasa.
Mañana saldrá el sol y se pondrá como siempre.
Por lo tanto, tuvimos que tomar decisiones.
En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos:
«¿Qué estás pensando?»
«Lo mismo que vos.
Tenemos que comer, y las proteínas están en los cuerpos.»
Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción.
Nos enfrentamos a una verdad cruda e inhumana.'
Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchaban boquiabiertos.
Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial.
'Hubo planificación, estrategia, desarrollo.
Cada uno empezó a hacer algo útil, que nos ayudara a seguir vivos: zapatos, bastones, pequeñas expediciones humanas.
Fuimos conociendo nuestra prisión de hielo.'
'Hasta que me eligieron para la expedición final,
porque la montaña nos estaba matando,
nos debilitaba, se nos acababa la comida.
Subí aterrado a la cima de la montaña con Roberto Canessa.
Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramos con nieve y montañas a 360 grados.
Ahí decidí que moriría caminando hacia algún lugar.'
Entonces sobrevino el momento más inesperado. Pero
'Esta no es la historia que vine a contar', avisó.
Y contó que su verdadera historia empezó al regresar a su casa, sin su madre
ni su hermana,
sin sus amigos de la infancia y con su padre con una nueva pareja.
'¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan?
¿Estrés? ¿Qué estrés?
Estrés es estar muerto a 6000 metros de altura sin agua ni comida', enfatizó.
Recordó un diálogo fundamental que tuvo con su padre, que le dijo:
'Mira para adelante, anda tras esa chica que te gustaba, ten una vida, trabaja.
Yo cometí el error de no decirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado,
de no compartir tantas festividades con tu hermana, no darme el tiempo de platicar
con ellas mis vivencias, no decirles cuanto las amaba'.
Y cerró, determinado:
'Las empresas son importantes, el trabajo lo es,
pero lo verdaderamente valioso está en casa después de trabajar: la familia.
Mi vida cambio, pero lo mas valioso que perdi fue ese hogar que ya no
existia al regresar.
No se olviden de quien tienen al lado, porque no saben lo que va a pasar mañana..'
Una interminable ovación lo despidió de pie .....
"NINGUN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA"
Si TU tienes un calido hogar, piensa que al igual que Yo eres
una persona con Suerte !!! Te toco de la fila 9 hacia adelante, y creeme
que la mayoria viaja de la 9 para atras.

Paseando en los primeros días por Madrid, frente a El Corte de Castellana


martes, diciembre 03, 2013

Cosas de las que nos arrepentimos cuando nos llega la hora

Bronnie Ware es una enfermera de Australia que lleva años cuidando a los pacientes desahuciados en susúltimas 12 semanas de vida. Con todas las experiencias, recuerdos y remordimientos que los pacientes le han relatado, compiló un libro, The Top Five Regrets of the Dying, donde recopila precisamente los 5 arrepentimientos de quienes se saben en sus días finales.
Hasta hoy no se ha topado con alguien que le diga que su mayor arrepentimiento sea no haberse tirado del bungee, ni haber tenido más sexo. Ware relata de esa sabiduría, lucidez y claridad que uno gana con la edad, cuando uno se enfrenta a los últimos momentos de vidas. Ware quisiera que aprendiéramos de las palabras de estas personas, pues por algo todas han coincidido en los mismos puntos.

1. Quisiera haber tenido el valor de vivir para mí, no para las expectativas que otros tenían de mí.
“Este es el remordimiento más común de todos. Cuando uno se da cuenta que su vida está a punto de terminarse y miran en retrospectiva, es fácil darse cuenta cuántos sueños se han pasado sin realizar.
Muchas personas saben que no han honrado ni la mitad de sus sueños, y saben que se debe a las decisiones que tomaron o dejaron de tomar.”
2. Desearía no haber trabajado tanto
“Este deseo vino de cada paciente masculino que he cuidado. Se perdieron la infancia de sus hijos y la compañía de sus parejas.”
“Las mujeres también hablaban de este aspecto, pero como muchas de ellas fueron parte de generaciones anteriores, muchas no eran las proveedoras de la casa”
3. Desearía haber tenido el valor de expresar mis sentimientos
“Muchos contenían sus sentimientos enfrente de otras personas. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre en la que no pudieron convertirse en quienes eran realmente. Muchos
desarrollaron enfermedades relacionadas a la amargura y al resentimiento que cargaron por años”.
4. Quisiera haber permanecido en contacto con mis amigos
“Muchas personas se sumergieron tanto en sus propios trabajos y vidas que dejaron escapar a esas amistades doradas. Hay demasiados arrepentimientos relacionados a no dar a los amigos el tiempo y esfuerzo que merecían”.
“Todos extrañan a sus amigos cuando se están muriendo”.
5. Me gustaría haberme dejado ser más feliz
“Muchos se percatan hasta el final que la felicidad es una decisión. Se quedaron viviendo en viejos hábitos y patrones, en la comodidad y la familiaridad, en un miedo al cambio, en fingir ante otros y ante sí mismo que estaban contentos cuando, muy en su interior, añoraban reír a todo volumen y volver a tener ingenuidad y puerilidad en sus vidas”.

Pulsa aquí para seguir leyendo

domingo, diciembre 01, 2013

3 reflexiones que le marcaron su vida profesional a un comercial de informática en el escenario de la Administración Pública

1. Localiza a quien toma las decisiones sobre lo que comercializas. 
A menudo, se nos atraviesan en el camino gente que nos habla como si fueran los que deciden y solamente son transmisores de sus dudas al que realmente toma las decisiones, estos son los que nos ponen trabas imaginarias propias. Es muy importante tener presente que siempre nos pueden decir que NO, pero nunca el SI ansiado, por el que adquirirán el item al que nos referimos. Tampoco podemos ganarnos la enemistad de nadie de la oficina en el camino de nuestro objetivo, ya que una secretaria nos puede decir "ahora no podemos adquirir nada nuevo" y si al sacarnos de nuestros papeles la respuesta, le "exigimos" que quieres hablar con su jefe. 
En ese momento ella te pide una tarjeta de visita para llevársela y tú ves que entra en el despacho del jefe. ¿Qué pasa allí? eso lo sabe ella, tiene varias opciones, la primera es que le transmita tus deseos, pero si se siente "ninguneada" le puede decir: "Allí fuera esta el pesado de Fulanito, que basta que me de la vuelta, para que el me mire lascivamente u otra apreciación parecida a la realidad (A lo mejor tenemos la mala fortuna de que es su amante), pero que actúa de manera demoledora en la voluntad del interlocutor, o sencillamente rompa tu tarjeta y hable de cualquier cosa ajena a tu oferta con él (Pensando en como fastidiar tus malos modos, según lo ve ella), para salir y decirte: "Dice que sea amable y vuelva en dentro de tres meses", con lo que diluye tus aspiraciones.
Es muy importante conocer al MAN ("Men" la persona que tiene la Autoridad necesaria para tomar la decisión y a la vez tenga la Necesidad del servicio/producto que ofrezcas) Una vez que definas a tu interlocutor, dirige todos tus esfuerzos comerciales a él, ya decidirá al encargado de asesorarle en el tema si así lo desea, pero te garantizas haber hablado con la persona correcta.2. Utiliza las mismas palabras que tu interlocutor emplea al diseñar tu oferta.
Cuando tomes notas, haz hincapié en escribir las palabras que utiliza para después emplearlas para definir la misma situación. Son las que utilizo durante el dialogo las mismas frases.
Mientras tu hablas de "beneficios", él puede hablar de "rentabilidad", puede parecer que hablan de lo mismo, pero en su subconsciente habla de "otra cosa".
Siempre me viene a la mente cuando me dio un cliente/amigo la mejor lección que recibí de como diseñar una oferta para un concurso público y que marco positivamente y exponencialmente mi éxito en este tipo de contrato.
Como técnico él se encargaba de valorar las ofertas y en una de esas charlas intrascendentes que existen en medio de las comidas, se quejaba de los comerciales que le ponían las cosas difíciles en su trabajo (Aunque me consta que no se refería a mi en esos momentos, me di completamente por aludido)
"Se preocupan -continuo explicando- de contarme las excelencias de su empresa, de sus productos, de sus trabajadores, cuando yo eso no puedo valorarlo, la hoja de cálculo sólo me admite los parámetros que trae y ellos se basan en los pliegos. Me presentan un mamotreto de 500 folios, que yo ni tengo interes alguno de leer y que no creo que ninguno de mis compañero lo haga. Pero sin embargo, en el pliego pone "Números de procesadores, tipo y velocidad" (evidentemente se refiere a una oferta de material informático), voy al indice y no encuentro la referencia, voy saltándome las hojas para ver si veo algo que me indique que voy en el camino correcto y sigo sin encontrarlo. al final como hacía mi profesor de lengua cuando no entendía la letra del exámen, califico con un "cero" con el que me permite al no saber ni el números de procesadores que ofrece, tipo y velocidad".
Me hubiera gustado ser yo, pero no lo era cuando se refiere a uno que lo hace bien: " Copia exactamente lo que dice el pliego y lo pega en el resumen ejecutivo de la oferta, al principio de la misma y al lado de cada item escribe las características que ofrece y al final explica las razones porque iguala/supera lo pedido en el pliego" -Es importante aclaro- que las repuestas van en el mismo orden que pide el pliego y que contempla la hoja de cálculo que me dan para valorarla.   
3. Enfócate en los beneficios que tú le darás a tus clientes y descríbelos de acuerdo a las necesidades y los dolores que padece tu interlocutor.
Siempre recuerda que tu mensaje de ventas debe contestar la pregunta de tu cliente: “¿En que puede mejorar tu ofrecimiento los beneficios de mi empresa?”
En este apartado es cuando debes intercalar sus propias palabras, no vale que le hables de beneficios, si él esta pensando en vender su excelente gestión en las redes sociales, o que le hables de "logística" (que el no relaciona con su problemática) cuando él hablaba de su problema con el reparto de la mercancía que esta sufriendo y que demora demasiado tiempo