miércoles, noviembre 27, 2013

¿Cómo has podido morirte sin mí?



Una conmovedora carta de amor aparece junto a una momia coreana de 500 años
La esposa embarazada de Eung-Tae, apuesto y bigotudo hombre del clan Goseong Yi, puso la misiva junto al pecho de su amado

ANDONG NATIONAL UNIVERSITY Imagen de la carta hallada junto al cadáver

Un hermoso hallazgo, la carta de amor de una mujer coreana, datada en 1586, que se encontró junto al cuerpo momificado de su marido, sigue emocionando cuando se cumple más de una década de que fuera descubierto por los arqueólogos. La carta estaba junto al pecho de la momia, cerca de su corazón momificado.
Fueron arqueólogos de la Universidad Nacional de Andong quienesencontraron en 2000 la momia de un hombre que vivió en el siglo XVI en la ciudad de Andong (Corea del Sur). La carta desgarradora que hallaron junto a los restos era de la esposa del muerto, que estaba embarazada y que derramó todas sus penas en lo que ya se ha convertido en uno de los testimonios más elegiacos más impactantes de la historia.
«Léela atentamente y vuelve a mí en sueños y muéstrate en detalle», dice la viudaPrimero excavaron la tumba, y luego, rompieron el sello de tierra endurecida, hasta llegar al ataúd de madera. Debajo retiraron piezas de ropa, hasta que llegaron al cuerpo. Y entonces todo el mundo se quedó de piedra, casi sin aliento, después de varias horas de duro trabajo. Allí había una momia masculina, un hallazgo muy raro en Corea. El cráneo muy dañado, pero su piel y la barba aún visibles...
El hombre que medía 1,75 metros fue identificado como Eung -tae, ya que su cadáver estaba rodeado por un total de 13 cartas dirigidas a ese nombre. Pero una de esas cartas, un verdadero poema de amor escrito por su esposa y dirigida al "Padre de Won", representan todo el dolor por la pérdida de un ser querido al que se suma el hecho de que quien escribe es una viuda enamorada que se queda en este mundo sola con un niño en el vientre.
Ella puso la carta en el pecho del muerto, y estremece leer el lugar en el que le pide con dulzura: "Léela atentamente y vuelve a mí en sueños y muéstrate en detalle". Fechada en 1568, en la misiva la mujer pregunta a su marido muerto por qué tuvo que dejarla sola y le insiste en que quiere verlo otra vez y escucharlo en sus sueños. Ella confiesa no puede vivir sin él.
«Es que no puedo vivir sin ti. Es que quiero irme contigo», palabras de 1586"Es que no puedo vivir sin ti. Es que quiero irme contigo. Por favor, llévame allá donde estés. No puedo olvidar en este mundo mis sentimientos hacia ti y mi dolor no tiene límites". Pero se desconoce el nombre de esta mujer enamorada y desgarrada.
Eung-tae era un hombre más alto que la media de los coreanos de la época y su piel y su barba se han conservado. "El bigote es negro y debió darle un aspecto encantador", afirmó a "Archaeology Journal" el director del Museo Nacional de la Universidad de Andong, Se-kwon Yim.
Eung -tae sigue conmoviendo nuestros corazones 445 años después de su muerte, puesto que su historia ha inspirado novelas, unapelícula y una ópera desde que fue descubierta.
La esposa quedó embarazada y le hizo zapatillas con su peloPor si la carta fuera poco, la enamorada también dejó junto a la cabeza de Eung-Tae un pequeño y delicado paquete de papel que contenía zapatillas confeccionadas con su propio pelo, y la siguiente dedicatoria: "con mi pelo había tejido esto". Existen referencias en la literatura coreana sobre la costumbre de la fabricación de zapatillas de pelo humano como símbolo de amor y deseos de recuperación de los enfermos.
El hecho de que el cuerpo esté momificado se debe a que losenterramientos en la Corea Medieval fueron a menundo sellados por lo que se preservan los materiales orgánicos, incluidos los documentos escritos como en el caso de Eung -tae.
Al padre de Won
TRANSCRIPCIÓN DE LA CARTA HALLADA JUNTO A LA MOMIA
1 de junio de 1586
Siempre dijiste: "Amor, vivamos juntos hasta que nuestro pelo encanezca y podamos morir el mismo día. ¿Cómo has podido morirte sin mí? ¿A quién vamos a escuchar mi pequeño y yo, cómo debemos vivir? ¿Cómo pudiste alejarte de mí?
Recuerdas cómo tu corazón moraba en mí y cómo yo habitaba en el tuyo? Cada vez que nos acostábamos juntos siempre te decía: "Amor, ¿habrá alguien que se quiera como nosotros? ¿Realmente como nosotros?" ¿Cómo pudiste dejarme así, después de todo?
Es que no puedo vivir sin ti. Es que quiero irme contigo. Por favor, llévame a donde estés. Mi corazón, mis sentimientos hacia ti son lo último que podré olvidar en este mundo. En mi corazón desgarrado solo queda un dolor sin límites. Solo puedo preguntarme: ¿cómo puedo vivir con el niño si nos faltas, pensando en ti, sin fuerzas para sosegarme?
Por favor, respóndeme a todas estas preguntas, lee esta carta y contéstame con todo detalle en mis sueños, en cuanto puedas. Esa es la razón por la que te escrito esta carta y la entierro contigo. Ojalá pueda escuchar tu voz suavemente en mis sueños. Mirala atentamente y habla conmigo. Un día me dijiste que querías decirle algo al niño cuando viniera al mundo, pero te has ido tan repentinamente. Cuando dé a luz al niño, ¿a quién llamará padre?
¿Cómo puedes entender cómo me siento? No existe una tragedia como este dolor mío bajo el cielo. Te has ido a otro lugar, pero no padeces una tristeza tan profunda como la que me dejas. No puedo contar cómo me siento realmente, no puedo expresar mi dolor sin fin salvo con estas palabras ásperas y precipitadas.
Por favor, como te digo, lee atentamente esta carta y ven a mis sueños y muéstrate y hablemos de todas estas cosas. Estoy tan segura de que podré verte en mis sueños. Ven a mí en secreto y muéstrate, ¿Lo harás?. Hay tantas cosas que debo decirte, tanto que queda fuera de esta carta. Adiós.
Te quiere,
Tu esposa

sábado, noviembre 16, 2013

Reflexiona, aún estas a tiempo

Nunca te justifiques a ti mismo con nadie. Porque la persona que te quiere no lo necesita, y la persona que no te quiere no te creerá.
No dejes que alguien se convierta en prioridad en tu vida, cuando tú solamente eres una opción en la suya. Las relaciones son mejores cuando son balanceadas.
Cuando despertamos en la mañana, tenemos dos alternativas. Volvernos a dormir y soñar, o nos despertamos y perseguimos esos sueños. La elección es tuya. Hacemos llorar a los que se preocupan por nosotros. Lloramos por aquellos que nunca se preocupan por nosotros. Y nos preocupamos por aquellos que nunca llorarán por nosotros. Esta es la realidad de la vida; es extraño pero cierto. Una vez te percates de ello, nunca será tarde para cambiar.
No hagas promesas si estás contento. No respondas si estás triste. No tomes decisiones si estás enojado. Piénsalo dos veces, actúa sabiamente. El tiempo es como un río. No puedes tocar la misma agua dos veces, porque el flujo que pasó, nunca pasará otra vez. Disfruta cada momento de la vida.
Si vives diciendo lo ocupado que estás, entonces nunca serás libre. Si vives diciendo que no tienes tiempo, entonces nunca tendrás tiempo. Si vives diciendo que lo harás mañana, tu mañana nunca llegará.

viernes, noviembre 15, 2013

Cuando llega nuestra hora se nos clarifica lo que deberíamos haber hecho ahora mismo

"Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo" por Erma BombeckMe habría ido a la cama cuando estaba enferma en vez de creer que la tierra se detendría si yo no estaba en ella al día siguiente.
Hubiera encendido la vela rosada en forma de rosa antes de que se derritiera guardada en el armario.
Habría invitado a mis amigos a cenar sin importarme la suciedad de la alfombra y el sofá desordenado.
Habría comido las palomitas de maíz en el "salón de las visitas" y me habría preocupado menos del engorro que suponía cuando alguien quería encender el fuego en la chimenea.

Habría dado mi tiempo para escuchar a mi abuelo divagando sobre su juventud. 
Habría compartido más el día a día con mi marido que con la oficina. 
Me habría sentado en el prado sin importar las manchas de la hierba. 
Habría llorado y reído menos viendo televisión y más mientras vivía la vida. 
En lugar de evitar los malestares de los nueve meses de embarazo, habría atesorado cada momento y comprendido que la maravilla que crecía dentro de mi, era mi única oportunidad en la vida de asistir a Dios en un milagro. 
Cuando mis hijos me besasen impetuosamente, nunca habría dicho "cuidado, estoy ocupada, ahora ve y lávate para la cena", Habría habido mas "te quiero" y más "lo siento" 
Pero sobre todo, quiero darle otra oportunidad a la vida, quiero aprovechar cada minuto. Mirar las cosas y realmente verlas... vivirlas y nunca volver atrás. ¡¡¡DEJAR DE PREOCUPARME POR LAS COSAS PEQUEÑAS Y COMENZAR A PREOCUPARME POR LAS COSAS BELLAS QUE SI IMPORTAN!!! 
No te preocupes sobre a quién no le agradas, quién tiene más o quien hace qué. En lugar de eso, atesoremos las relaciones que tenemos con aquellos que de verdad nos quieren.
Erma Bombeck (escrito después que ella descubriera que estaba muriendo de cáncer)

jueves, noviembre 14, 2013

"Y despertar a tu lado, cada amanecer, hacer rodar mis labios sobre tu piel, creo en ti." (La Oreja de Van Gogh)

La edad me ha hecho más sensible a estas cosas

"Oh Sweet Lorraine" una increíble canción escrita por un un hombre de 96 añosFred Stobaugh y su esposa, Lorraine, duraron 75 años juntos. Se conocieron en 1938, cuando ella era mesera en un restaurante que llevaba los pedidos a los carros de los clientes. Tuvieron tres hijos y cuatro nietos. Pero en abril de 2013 su mujer murió y Fred se quedó solo.Una noche, mientras se hallaba en uno de los cuartos de su casa, en Peoria (Illinois), el anciano de 96 años comenzó a pensar en la letra de una canción. Entonces decidió tomar lápiz y papel y escribirla. La llamó "Sweet Lorraine".
Un mes después, el estudio local abrió un concurso de composición musical. 
Un día llegó al estudio de Colgan un enorme sobre de manila sellado cuyo remitente firmaba a mano. En una carta Fred explicaba que su esposa había fallecido un mes antes y había compuesto una canción para ella. En el sobre que envío, decía: "Yo no canto. Asustaría a la gente. Ja, ja, ja".
En la carta, Fred explicaba cómo había conocido a Lorraine, cómo había compartido su vida con su mujer. En un pasaje escribió: "Ella me dio 75 años de su vida". 
Colgan se sintió conmovido por la letra, la pasión detrás de la letra, y la carta. El estudio se puso en contacto con el anciano, quien les advirtió que no tenía dinero para pagar la grabación. Cuando le explicaron que no tendría que pagar un centavo, Fred comenzó a llorar agradecido.

miércoles, noviembre 13, 2013

Vive como un perro

Qué te parece esta forma de vivir
Vivir como Perros es la propuesta. Y ojalá no te asustes o lo tomes como ofensa, al contrario, Vivir como Perro es toda una filosofía que nos acerca a todo aquello que hemos dejado atrás por estar preocupados por los problemas de la vida cotidiana.
Si bien esta filosofía no resuelve nuestros problemas, sí nos ayuda a cambiar de actitud y a enfrentarlos con mayor fortaleza. Así que aquí van:
Aprende a Vivir como un Perro
- No dejes pasar la oportunidad de dar un paseo.
- Experimenta con emoción desmedida el aire fresco y el viento en tu cara.
- Cuando un ser querido llegue a casa, corre a saludarlo.
- Cuando sea de tu completo interés, practica la obediencia.
- Déjales saber a las personas cuando estén invadiendo tu territorio.
- Toma siestas y estírate antes de levantarte.
- Corre, brinca y juega a diario.
- En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda bajo la sombra de un árbol.
- Disfruta de tu comida con gusto y entusiasmo.
- Sé leal.
- Nunca pretendas ser algo que no eres.
- Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
- Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.
- Cuando estés feliz, baila y menea todo tu cuerpo.
- No importa cuántas veces te regañen, no caigas en la culpa y el pesar. ¡Regresa y hazte amigo!
- Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
- Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y hazle sentir que estás ahí.
Espero que estos consejos te ayuden a recordar aquellas cosas pequeñas de la vida que nos hacen sentir vivos, aquellas cosas que disfrutábamos y que poco a poco hemos olvidado por caer en la rutina.
Mucho Éxito.

Emocionante relato de un marido que fotografía a su joven esposa durante la penosa enfermedad

The Battle We Didn't Choose - my wife's fight with breast cancer
"La batalla que no elegimos. La lucha de mi esposa contra cáncer de mama" es una serie imágenes en las que el fotógrafo estadounidense Angelo Merendino retrata la lucha que su esposa Jennifer -quien falleció en diciembre de 2011- libró durante cuatro años contra el cáncer. Las fotografías, que pueden verse en la página www.mywifesfightwithbreastcancer.com, han sido reunidas en un libro electrónico. (Todas las fotos son de Angelo Merendino)
Angelo conoció a Jennifer en 2005 en Ohio. Según le explicó a BBC Mundo, desde el instante en el que la vio supo que ella era "la elegida".
En 2007 contrajeron matrimonio e iniciaron su vida de casados en la ciudad de Nueva York.
A principios de 2008, a los cinco meses de haberse casado, a Jennifer le diagnosticaron un cáncer de mama. Según cuenta, nunca olvidará la llamada en la que su esposa le dio la noticia de la enfermedad.
Desde ese momento su vida cambió para siempre. Tras meses de tratamiento y después de que su mujer se hubiera sometido a una doble mastectomía, los médicos les dijeron que Jennifer había superado la enfermedad. La alegría duró poco.
En 2010 les comunicaron que el cáncer había regresado y que Jennifer sufría metástasis en el hígado y los huesos.
"Cuando el cáncer de Jennifer regresó nos dimos cuenta de que la gente no entendía la gravedad de la situación.
Fue hacia finales de 2010 cuando empecé a fotografiar nuestra vida diaria para que nuestra familia y amigos vieran por lo que estábamos pasando", explica Merendino.
Cuando el cáncer se extendió, Merendino pensó por primera vez que Jennifer podía morir y que él podía convertirse en viudo antes de cumplir los 40. En octubre de 2011 les comunicaron que la enfermedad había llegado al cerebro. "Fue ahí cuando me di cuenta de que las cosas no iban a mejorar", relata.
Merendino asegura que si no hubiera sido por el apoyo que recibieron de su familia y amigos no hubieran podido sobrellevar la enfermedad.
Para Merendino, las imágenes que iba tomando de Jennifer "eran secundarias", ya que estaba completamente volcado en cuidar a su esposa. En un principio las imágenes iban a quedar en el ámbito privado de la pareja. Sin embargo, a fines de 2011, con el consentimiento de Jennifer y animado por un amigo, empezó a compartir las instantáneas en internet.
Tras hacer públicas las imágenes, empezó a ser contactado por numerosas personas -muchas de las cuales estaban batallando como Jennifer contra el cáncer- que querían darle las gracias por compartir su historia.
La mitad de los beneficios que obtenga con la venta de su libro de imágenes "La batalla que no elegimos. La lucha de mi esposa contra cáncer de mama" irá destinados a la organización "The Love You Share".
Merendino asegura que saber que las imágenes que tomó de su esposa están ayudando a otras personas hace que se sienta orgulloso.
Jennifer falleció el 22 de diciembre de 2011 a los 40 años de edad. Merendino explica que se "obsesionó" con las imágenes que había tomado durante la enfermedad, que acabarían convirtiéndose en "una carta de amor" a su esposa.
"Espero que nuestra historia sirva para que la gente se dé cuenta de que hay que disfrutar la vida. Me gustaría que vean las imágenes y se paren un momento a pensar sobre lo bella que es vida y lo preciada que es la felicidad".
“El cáncer está en las noticias a diario y, tal vez, estas fotos puedan hacer que la próxima vez que alguien le pregunte a un paciente con cáncer cómo está, más allá de escuchar la respuesta, entienda con mayor conocimiento, empatía, comprensión y preocupación por lo que está pasando esa persona", reflexiona Merendino.

lunes, noviembre 11, 2013

La Rosaleda, cargada de inborrables recuerdos

El 17 de diciembre de 1912 fue creada La Rosaleda, o Rosedal, que en aquel entonces se llamó Rosarium, obra del experto paisajista francés Charles Racine, mientras que la arquitectura le correspondió a Eugenio Baroffio, activo creador de otras obras de la zona. El Rosedal está localizado en el corazón del Prado, rodeado por las avenidas Agraciada, Lucas Obes, Joaquín Suárez, Luis Alberto de Herrera y las calles Castro y José María Reyes.
Los 12.000 rosales fueron importados de Francia, en 1910. El Rosedal está formado por cuatro grandes pérgolas de 60 metros de longitud, coronadas por ocho cúpulas al estilo art nouveau, en las que crecen las rosas Banksias originarias de la China. Estas son las primeras en florecer, anunciando la primavera. ¿Conocés El Rosedal de Montevideo?

jueves, noviembre 07, 2013

Interesante reflexión

Lo llamamos aprender, pero no.Aprender proviene de apprehendere, un verbo de acción. Atrapar, arrebatar, perseguir.
Lo que hacemos es, en realidad, acumular información. Adoptamos como propios los recuerdos de las experiencias que han vivido otros. Sus gustos musicales, sus pensamientos éticos o religiosos, sus percepciones de otras culturas.
Creemos que conocemos otros pueblos, otras religiones, estilos de gestión de empresa o regiones vinícolas porque hemos memorizado datos, estadísticas o notas de cata de un tercero.
Cada información es una pieza. Las guardamos en su correspondiente casillero y después las ensamblamos, como si fuera un mueble de Ikea, creando modelos y referencias.
Los modelos nos permiten juzgar rápidamente qué es correcto y qué incorrecto. Los juicios formados antes de experimentar algo condicionan nuestra percepción cuando, posteriormente, lo probamos.
Los juicios previos tienen la tendencia enfermiza a cambiar el orden de las palabras y convertirse en prejuicios.
Los prejuicios estrechan la ventana por la que vemos el mundo. Convierten nuestra vida en un manual de instrucciones. El miedo a equivocarnos nos impide probar y, si no somos espontáneos, no seremos originales.
La construcción que más repite un niño, con sus bloques de madera de colores, es el castillo que aparece en la etiqueta de la caja. Cuando el niño intenta ser creativo y construye un castillo diferente, su padre, con mucho cariño, lo deshace y le muestra cómo montarlo de la manera correcta.

Publicado en El Diario Vasco el domingo 18 de Julio de 2010.

martes, noviembre 05, 2013

¿Y si ese día no hubiéramos cruzado nuestros caminos?

Emocionante reflexión sobre el otoño y los recuerdos de nuestra niñez

Otoño en el Valle del Jerte
El otoño es una de mis estaciones preferidas. Hay quien se lamenta de su llegada, lo consideran una estación triste, el fin del verano, del buen tiempo, la claudicación irremediable de los días. En literatura, no pocas veces se utiliza el otoño como símbolo de la decrepitud y de la decadencia, de la llegada de la vejez. Ángel González incluso le dedicó un poemario, Otoño (Tusquets). “El otoño se acerca con muy poco ruido:/apagadas cigarras, unos grillos apenas,/defienden el reducto/de un verano obstinado en perpetuarse,/cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste./Se diría que aquí no pasa nada,/pero un silencio súbito ilumina el prodigio:/ha pasado/ un ángel/que se llamaba luz, o fuego, o vida./Y lo perdimos para siempre.”, escribió en El otoño se acerca, el poema que abre el libro.
Para mí, sin embargo, el otoño es símbolo de vida. La luz declinante y dorada de esta estación nos alerta del paso del tiempo, de que debemos aprovecharlo al máximo. El color matizado de los árboles me recuerda que la vida no es unívoca, que existen muchas perspectivas, y que puede ser bella. Pero para entrar en el otoño hay salir de la ciudad, no en sentido literal, basta con refugiarse en un parque que nos aísle y nos devuelva el paisaje.
Como digo, hay muchos lugares donde disfrutar del otoño, pero uno de los míos, sin duda, es en el Valle del Jerte, en el norte de Cáceres. Rilke nos enseñó que la verdadera patria es la infancia y los paisajes de mi infancia están ligados a los cerezos, castaños y robles que pueblan esta comarca bañada por el río Jerte.
Al Valle, como lo llaman los lugareños, lo visitan en primavera miles de turistas que no quieren perderse el efímero espectáculo del cerezo en flor. “qué larga espera/para caer tan pronto: flor del cerezo”, escribía el poeta japonés Îo Sôgi en este haiku del siglo XV. Durante un par de semanas, las montañas abancaladas se cubren de un blanco algodonoso. Las mismas que ahora, con el otoño, se convierten en un cuadro abigarrado con el ocre de las hojas de robles y castaños, el rojo cárdeno de los cerezos y el verde de los prados. Si la primavera es el momento de la celebración y la euforia, el otoño es el del disfrute sereno, de la reflexión.

viernes, noviembre 01, 2013

Hermosa canción que dice tanto


Se nos rompió el amor 
de tanto usarlo. 

De tanto loco abrazo 
sin medida. 

De darnos por completo a cada paso, 
se nos quedó en las manos un buen día. 

Se nos rompió el amor 
de tan grandioso. 

Jamás pudo existir 
tanta belleza. 

Las cosas tan hermosas duran poco 
jamás duró una flor dos primaveras. 

Me alimenté de tí 
por mucho tiempo, 
nos devoramos vivos 
como fieras. 

Jamás pensamos nunca 
en el invierno, 
pero el invierno llega, 
aunque no quieras. 

Y una mañana gris 
al abrazarnos, 
sentimos un crujido 
frío y seco, 
cerramos nuestros ojos 
y pensamos: 
Se nos rompió el amor 
de tanto usarlo.

Primer contrato de trabajo a los 7 días de llegar a España, aunque habla de 3 meses de prueba, me dieron el dinero para comprar el coche el que debía devolver en 24 meses



Los japoneses que viven en EEUU son distintos que los japoneses que viven en Japón

Álvaro Pascual Leone y Elsa Punset: 3 cosas para mantener tu cerebro en formaÁlvaro Pascual Leone charla con Elsa Punset en el programa de Redes sobre el cerebro, su plasticidad, y al final propone 3 cosas que hacer para mantener el cerebro en forma.

Hablan sobre las técnicas de estimulación no invasivas del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a la mejora de nuestras capacidades mentales.3 cosas para estimular el cebrero:
1. Cuida tu alimentación para permanecer en tu peso adecuado, sin estar perdiendo y sin comer demasiado para no ganar.
2. Realiza ejercicio físico aeróbico (correr, nadar, bicicleta) 15 minutos al día.
3. Fuerza a tu cerebro a hacer cosas que no sabes hacer: si no saber bailar, baila, si no sabes pintar desarróllalo como hobby.

Pulsa aquí para seguir leyendo