jueves, abril 28, 2016

La carta de Carlos Matallanas, periodista deportivo enfermo de ELA, que Simeone leyó a sus jugadores

Carlos Matallanas es periodista deportivo y enfermo de ELA. Una enfermedad degenerativa que poco a poco te va limitando. A Carlos le propusieron en el Confidencial que fuera contando su experiencia en un blog para concienciar y ayudar a la gente con esta maldita enfermedad.

Diego Simeone leyó esta carta y se la hizo leer a sus jugadores: "Me emocioné en el avión cuando íbamos a jugar la Copa del Rey a Hospitalet; se lo hice leer a todos los jugadores. Agarré las hojas de no sé qué periódico y se las pasé a Gabi para que las leyese. Al resto les dije: Ustedes sigan la lectura. Esto es la vida, no solo es fútbol loco”.
Aquí os dejo la emocionante carta:
Muy buenos días a todos, yo estoy aquí principalmente por mi condición de enfermo de ELA. Y así me dirijo a ustedes. Pero debo ser siempre justo con mis otras condiciones, entre las que destacan la de periodista y la de futbolista. Desde la primera, vengo tratando la compleja enfermedad que sufro a través de un blog semanal en El Confidencial, tribuna que cada vez coge mayor vuelo y obtiene un mayor respaldo de lectores ávidos de conocer qué es esto de la ELA. Pero es desde la segunda condición, la de jugador de fútbol, desde la que veo más apropiado hablarles hoy.
Lo entiendo mucho más apropiado tras los incidentes ocurridos el pasado domingo, conocidos por todos, y que son la muestra de que hay demasiados que aún acuden a campos de fútbol sin haber entendido lo más mínimo sobre qué es esto del deporte: actividad llamada a mejorar al ser humano, y no a devolverlo a la época donde vivíamos en cavernas.
Lo quiero hacer, además, en un marco como este que nos brinda la AFE, asociación de la que soy afiliado desde el año 2007, a la que considero mi casa, y a la que estoy infinitamente agradecido por una jornada como esta. En definitiva, durante cinco minutos, les voy a hablar de mi enfermedad con las botas de fútbol puestas.
Y es que el fútbol es la respuesta a las preguntas más complejas que me han hecho últimamente.
Preguntas que yo también me acabo haciendo, pero siempre a posteriori, cuando podemos pararnos a pensar por qué somos como somos, de dónde nace nuestra manera de ser.
Los primeros síntomas de la ELA empiezan a aparecer en un proceso que dura meses, roza lo desesperante y acaba tiñendo tu día a día de un tono gris que todo lo cubre. Los doctores, que aplican la acertada lógica de que lo menos frecuente es eso, lo menos frecuente, apartan de sus primeras hipótesis algo tan temido y fatal como es la esclerosis lateral amiotrófica. Pero es el tiempo, que jamás notarás que pasa tan lento como en esas semanas eternas, el que poco a poco te mete en un pasillo largo donde todas las puertas de escape laterales se van cerrando, viéndote abocado a pasar por la que hay al final, donde accedes a un lugar muy oscuro: allí donde se hace firme el fatal diagnóstico.
Y les voy a contar lo que sentí y lo que pasó dentro de mí. Lejos de abrumarme, yo encendí desde el primer momento la luz de esa sala oscura en la que, a la fuerza y de improviso, la vida me había metido a los 33 años. Con tranquilidad y sin perder los nervios acepté la situación, quise conocer el lugar donde me hallaba, qué opciones tenía, qué me esperaba allí y, más importante, no perdí ni un segundo de mi tiempo en lamentarme y en hacer comparaciones con los lugares fabulosos de donde venía.
Los demás no entendían que yo fuera capaz de ver luz entre tanta oscuridad. Desde fuera, fueron entendiendo que me encontraba entero, que seguía vivo y que quería vivir, que quería ver qué pasaba conmigo, hasta donde podía llegar. Y ahí empecé a rodearme de gestos de asombro que acababan en las preguntas de que os hablaba al principio:
¿De dónde sacas esa fuerza?
¿Cómo es posible que reacciones así?
¿Por qué no te quejas?
¿Por qué no te desborda ver tan de cerca el sufrimiento inminente y la posibilidad de una muerte cruel y temprana?
Metido en el fragor de mi batalla particular, yo no me paraba a pensar para dar respuesta a esas preguntas. Yo solo actuaba según me dictaba la forma de ver la vida que siempre he tenido. Pero las caras de asombro se multiplicaban según iba dando a conocer el diagnóstico, y la insistencia de las mismas preguntas aumentaba. Llegó un momento que me tuve que detener unos segundos e intentar responderme esas cuestiones a mí mismo.
Y la respuesta que encontré fue la misma para todas ellas. Es muy sencilla y ya se la he anticipado:EL FÚTBOL.
Porque fue el fútbol el que me enseñó a esforzarme día a día sin importar el pasado ni añorar un futuro que no se conoce.
Fue el fútbol el que me mostró que todo puede suceder en un segundo inesperado, tanto lo mejor como lo peor.
El fútbol también me dio instrucciones para entender que, ante cualquier imprevisto, no queda otra que buscar soluciones y jamás excusas, que son las que te hunden más y te hacen perder un tiempo valioso.
En la cautela del ‘partido a partido’, el fútbol me demostró que jamás hay que tirar las campanas al vuelo ni arrojar tampoco la toalla, dándome una virtud impagable como es la mesura.
Dentro de un vestuario de fútbol aprendí a dominar mis miedos, a respetar los miedos de los demás y a sentirme libre asumiendo responsabilidades. Me hice hombre mucho antes que la mayoría de mis amigos por el simple hecho de tener un examen semanal donde constantemente se actualiza tu prestigio y para lo que no sirven excusas de ningún tipo. Y es que en el terreno de juego no hay árboles donde esconderse y acabas siendo muy consciente de qué has hecho mal o bien, por qué lo has hecho así y en qué puedes mejorar. Porque siempre se puede mejorar. No lo olviden: siempre.
Y también fue el fútbol el que me enseñó a pensar en los demás. En la fortaleza del grupo. En el bien común. En ayudar al que se encuentra en apuros, pero no por condescendencia, sino por la más genuina solidaridad. Solidaridad que solo se presta totalmente cuando no hay engaños, cuando identificas que quien lo pasa mal, ya está dando todo lo que puede dar de sí y aun así necesita tu apoyo.
Y también disfruté compartiendo esfuerzos al lado de gente mejor que yo, sin que la envidia jamás apareciese porque, sencillamente, los mejores me hacían mejor a mí. Y porque aprendí muy pronto que hasta los mayores cracks de cualquier disciplina acaban necesitando de la ayuda y comprensión de quienes les rodean para ser aún más grandes y poder aspirar a las más altas cotas.
Y, señores, por encima de todas las cosas, el fútbol me enseñó a soñar en mayúsculas. Siempre con los pies en la tierra, pero soñar más allá de las nubes.
Cuando tanto yo como mi seres queridos recibimos el pasado verano mi fatídico diagnóstico, fue algo así como encajar tres goles seguidos a falta de cinco minutos para el final del partido más importante de nuestras vidas. Y yo, simplemente, reaccioné como lo haría vestido de corto, hice lo que he hecho siempre. Fui a recoger el balón del fondo de nuestra portería, lo lleve al círculo central y me dispuse a levantar uno a uno a la mayoría de mis ‘compañeros’, que yacían entregados sobre el césped con ganas de estar en cualquier otro lado y no viviendo ese infierno.
Y ya voy acabando.
Desde ese momento, solo les quiero hacer ver a quienes leen mi mensaje todo aquello que me han enseñado desde bien pequeño: que los partidos se juegan hasta el final. Que mientras hay vida hay esperanza. Que no hay minutos de la basura y que jugar es de por sí un regalo sea cual sea el resultado. Que debemos disfrutar hasta de la peor de las derrotas, pero disfrutar porque lo damos todo, porque peleamos hasta el último suspiro. Porque sintiéndonos fuertes, ansiando mejorar y haciendo equipo, cualquier sueño se puede convertir en realidad. Porque, hasta que el árbitro no pite el final, cualquier remontada siempre será posible.
Y, además, porque siempre habrá un niño mirándote y al que le debes dar el mejor de los testigos: tu ejemplo.
Muchas gracias.
Todo mi apoyo para ti y tu familia Carlos
http://bit.ly/26xIQMi

lunes, abril 25, 2016

Brad Pitt rodará en mi barrio

Brad Pitt rodará en la Plaza Cairasco, Belén María y la calle Canalejas
La capital grancanaria será el plató de la película 'Allied', una superproducción de Paramount Pictures y GK Films ambientada en el norte de África en 1942
Las Palmas de Gran Canaria será el plató de la última película protagonizada por Brad Pitt y Marion Cotillard, Allied, una superproducción de Paramount Pictures y GK Films con apoyo de Sur-Film dirigida por Robert Zemekisque se estrenará a partir del próximo 23 de noviembre.
La película ya está en pleno rodaje en Londres, desde donde se trasladará un equipo formado por más de un centenar de personas para continuar con la filmación en Gran Canaria durante 45 días.
http://bit.ly/1T8mVkZ

sábado, abril 23, 2016

Joshua, siempre en mi memoria


http://jorgeboedososnierz.blogspot.com.es/2008/…/joshua.html

Un libro para cambiar una vida

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas
Cómo ganar amigos e influir sobre las personas – Dale Carnegie
Muchos libros han influido de manera contundente en mi vida, pero de elegir uno, seguramente seria este, recuerdo perfectamente cuando vi colgado por chinchetas en la pizarra recomendando su lectura, durante aquel primer curso sobre ventas que participe, de una editorial en Montevideo, desde allí se hizo un clásico en el desarrollo profesional de mi vida, recurriendo a su lectura en innumerables ocasiones.
Hoy sé que es uno de los primeros “best-sellers” de este tipo que se publicaron, hace ya más de 60 años, pero cuyas enseñanzas sigue tan vigentes como el primer día. En él el autor da claves para adquirir ese “don de gentes” tan propio de las personas carismáticas, de tal manera que construyamos más y mejores relaciones sociales y seamos capaces de influir en los demás.
Para ello el libro parte de la premisa de que para que el lector logre este objetivo, hay ciertos elementos que tiene que cambiar, como romper con estereotipos mentales, adquirir nuevas ambiciones y aprender a asimilar las críticas. Al final de libro el lector habrá adquirido las herramientas para incrementar su popularidad y su influencia e incluso mejorar su oratoria y sus habilidades conversacionales.

Ya no más, ya me cansé, se me acabaron las fuerzas para seguir hablando de ti

Te libero de mí, te dejo ser libre, porque no mereces estar entre mis palabras.

Fuiste siempre mi tema de conversación favorito, eras mi poesía; me pasé horas, días, meses y años perfeccionando mis teorías sobre ti. Ocupé tanto tiempo creando esta fantasía tan grande sobre nosotros, de que éramos el uno para el otro, que me olvidé de la realidad. Imaginaba que sólo podía ser magia y destino el ponernos en el camino para que tú y yo pasáramos.
¿Quién se puede equivocar al amar a un ser tan completo como tú?, pensé. Pero acaso ¿ese eras tú?¿No eran sólo un cúmulo de pensamientos idealizados de lo que de verdad podrías llegar a ser? ¿No eras tú la persona de la que me enamoré? ¿No eras tú quien me prometió estar siempre a mi lado y nunca dejarme ir? ¿No eras tú mi cajita de secretos? ¿No eras tú mi confidente? ¿No eras tú mi fiel amante? ¿No eras tú? ¿No eras tú mi todo?
No logro explicar lo mucho que me encantaban tus besos, no logro entender lo segura que me sentía en tus brazos, no logro imaginar un olor más encantador que el tuyo, no logro pensar en otro alguien como tú. Pero, ¿quién eras tú?
Pasé tanto tiempo pensando en tus palabras, en tus acciones, en tus sonrisas, que se me ha empezado a confundir la realidad con la fantasía. Fuiste el hombre perfecto, pero a fin de cuentas, ¿existe el hombre perfecto?
Te amé por tanto tiempo, de tantas maneras diferentes que ya perdí la cuenta. Se me olvidó contar cuántas veces me quedé dormida pensando en ti, en tu amor, en tu belleza. Se me olvidó contar cuántas veces deseé estar a tu lado, se me olvidó contar cuántas veces sonreí en tu nombre, se me olvidó contar el número de lágrimas…
Pero ya no más, ya me cansé, se me acabaron las fuerzas para seguir hablando de ti. Te libero de mí, te dejo ser libre. En uno de mis millones de pensamientos sobre ti, me permití pensar en mí nuevamente y recordé que también era importante. ¿Dónde había dejado mis deseos, mis emociones, mis intereses? Había abandonado la idea de ser feliz por mí misma, se me había olvidado sonreír para mí, no encontraba ya la manera de encontrarme, pero aquí estoy y ya no me iré más, porque ya me cansé de ti, de tu desamor y mentiras.
No puedo prometer que no encontrarás a alguien más, tampoco te lo puedo prohibir, así que adelante, ve y ama, te deseo lo mejor de corazón. Pero siempre recuerda que esta es la última vez, lo prometo.
No volveré hablar sobre ti…
http://bit.ly/1SqxUqs

domingo, abril 17, 2016

La estadounidense Rachel Pedersen se ha defendido de familiares y amigos que han criticado el pequeño y modesto anillo regalado por su marido.

Rachel Pedersen
“Sí, lo sé. Mi anillo de compromiso es pequeño. Amigos y familiares a menudo me preguntan cuándo voy a subir el nivel… Incluso una persona me ha dicho que debería ponerme uno más grande cuando acuda a eventos importantes para parece una persona de éxito. ¿Desde cuándo el tamaño simboliza el éxito? Este anillo para mí es mucho más. Simboliza el amor y me recuerda el día que conocí a mi marido. Él trabajaba limpiando ventanas y yo era madre soltera. No podíamos dejar de soñar sobre nuestro futuro y la ilusión de tener un bebé juntos, comprar una casa… No podíamos esperar al futuro, así que no lo hicimos. Nos casamos 13 días después de conocernos. Nunca pensé en tener un anillo hasta que mi marido me sorprendió antes de la ceremonia con él. Gastó todo lo que había ahorrado y tuvo esta pequeña muestra de amor. Y digo pequeña porque resultainsignificante comparado con lo grande que es su amor, incluso ahora, años después de habernos casado. Eso, amigos míos, es el éxito para mí”, escribía Rachel junto a la imagen que mostraba su anillo en su perfil de Facebook.

Pareto tenia razón "Solo el 20% de las cosas que haces te van a generar el 80% de tu éxito y resultados. Identifica y trabaja sobre ese 20%"

sábado, abril 09, 2016

Nunca se puede cometer el mismo error dos veces, porque la segunda vez no es un error, es una decisión.

Nos jugamos una cena en Lisboa con nuestras esposas.

Me había montado en el taxi del aeropuerto hacía breves minutos, venía de una semana de reuniones muy duras en la península, abrí el móvil y vi 14 llamadas pérdidas, incluyendo 4 del Director de División. No me dio tiempo a reaccionar, allí estaba nuevamente su llamada:

¿Dime?. "Jorge necesito que te hagas cargo de la delegación" me soltó, "Necesito a Alberto" (utilizare nombres ficticios) me refería a un compañero al que llamaron desde RRHH para que se presentara en Madrid, seguramente para despedirlo. "Alberto ya no está en la empresa", "Adiós José", "No me cortes, ¿ Por qué quieres a Alberto? ¿tanto lo conoces?" "No conozco ni a mi esposa y llevo casado 35 años con ella, como para conocer a Alberto que sólo comparto entorno. Creo que merece que alguien le dedique un tiempo, está solo. "Veré que puedo hacer"

Sabiendo que conseguiría mi objetivo, en lugar de subir a mi piso, abrí la oficina (eran las 20:00 hrs.) Escribí y le envié este correo sobre cómo iba a ser nuestras agendas de trabajo bajo mi tutela, apostando una cena en Lisboa si lograba los objetivos en 20 meses:

Nos jugamos una cena en Lisboa con nuestras esposas.

(No voy a pegar patadas en los cojones, ni voy a vender por ellos) sólo puedo sugerirle como yo lo haría, pero dejaré bien claro que he apostado por ellos de que estarán entre los 20 mejores de la empresa, dentro de 20 meses y todos tenemos claro que no juego a perdedor.

1.- cerrar el ordenador.

2.- Hacer una lista con los 20 mejores clientes (el 20 me gusta) en orden de importancia, de su zona

3.— Iremos a las 8 de la mañana a Tfe (no a las 11) y patearemos las 20 cuentas, después las valoraremos conjuntamente, cada vez que salgamos de una oficina, nos marcaremos un objetivo concreto en la misma.

4.- Nuestro objetivo es volver a tener la confianza de los clientes (al margen que sea, pero ahora va ser prioritario normas pedidos)

5. Al finalizar la jornada, analizaremos las 2 nuevas oportunidades que debemos ser capaces de detectar en el trabajo del día y que nos serán imprescindibles para llegar a resultados inmediatos. Además me gustara saber sus sugerencias sobre las mías. Vamos a pensar de la misma manera ante una posibilidad de negocio.

6. No voy a mandar que mate a los tiburones, me pondré el cuchillo entre los labios y me echaré al agua junto a él para ir tras ellos.

Necesito mucho tu ayuda y tu respaldo. Una vez pasen los 20 meses y a la vista de los espectaculares resultados que vas a tener sobre tu mesa, deberás felicitarlos personalmente e igualarlos en emolumentos al resto de los comerciales, no quiero que se sientan más que los otros, pero tampoco permitirá que sean menos que los demás..se lo habrán currado, te lo aseguro.

Primer objetivo que me debo marcar: ESCUCHAR, y segundo comprender lo que escucho. A ti, a Juan, pero sobre todo a Jordi y a Alberto, ellos deberán asumir la responsabilidad de sus cuentas.

¿Qué se está logrando actualmente?: NADA (Jordi lleva creo, 120 mil euros y en Atención Primaria, que hace más de 10 años me viene comprando año tras año) van a TFE a “pasear” por la isla , sin objetivos concretos (se deben acabar las visitas sin objetivos claros, tenemos que saber oler donde estamos perdiendo el tiempo) ¿te parece normal que se PIERDA todo un dia de trabajo en ir a los Realejos, un ayuntamiento de 15 mil habitantes a vender 12 PC’s (que no se vendieron) dos personas altamente cualificadas y con unos gastos inasumibles. ¿Es mejor Jordi que Alberto? ¿tendremos que despedir a todos?

Poner uno nuevo, por lo bajo nos llevará 8 meses (viene Agosto) ¿será tan bueno como Alberto? ¿Lo dejaremos solo en TFE como a Paco? ¿quién le enseñara los largos procedimientos y documentación que tenemos que generar?

Se asegura que la gente de Educación comen en nuestra mano. ¿Te lo crees? ¿Por qué nos han enviado al evento un empleado laboral que nunca estará ni cerca de una mesa de contratación . No te has preguntado por qué quedaron a comer en el  SIMO con nuestra competencia y no con nosotros.

Hemos perdido 5 meses del ejercicio (con las vacaciones) ¿Cuándo lo recuperamos?. Alberto necesita que se confié en él y el poder confiar en un proyecto.

Se le dijo que tenía 6 meses y NADIE lo llamo o le pregunto durante este tiempo interesándose por lo que necesitaba para vender, o para saber en lo que estaba metido (nadie merece ese entorno laboral) se le dio toda la “mierda ”. Se le dio la escopeta más vieja y se le dijo que debía matar elefantes sin saber si los había siquiera. Ni Fulano , ni

Mengano, ni Sultano se interesaron por su trabajo, NADIE lo acompaño a un cliente siquiera en toda su vida profesional. Me siento identificado con él. Qué fácil es criticar sin comprometernos, sin que nos manche. ¿Qué parte de culpa asumimos en el fracaso de los demás? Creo que no hay malos vendedores, somos muchos los responsables que no estamos a la altura de lo que espera nuestra gente de nosotros.

No lo voy a dejar sólo y no hablaré en el cliente, el será el Director de la cuenta, yo le ayudaré a decidir qué hacer, pero nada más, el protagonista será solamente él.

Te recuerdo lo que dijo el responsable informático del Cabildo, en Sevilla, refiriéndose a él, hablo de ese “espíritu de servicio” (cuando lo consigamos, tendremos el éxito asegurado) sobre todo lograr que los clientes lo perciban en nosotros.

Seguimos en contacto

viernes, abril 08, 2016

Correo a mi jefe al crear la empresa la División intrenacional

cc:
Remitente: Jorge Boedo Sosnierz/Comercial-Delegación/Las Palmas/IECISA
Fecha:
Asunto: DIVISION INTERNACIONAL


Estimado Paco:


     Quiero contestar a nuestro señor José María Alonso, sobre su "oportunidad" de negocio en la DIVISION INTERNACIONAL, pero quiero aprovecharme de tu "Savoir Fair" para que  hagas llegar mi mensaje a nuestro Director General.


      Estoy convencido que esto puede ser una tontería de las gordas, pero tienen tal grado de normalidad en mi vida como las pulgas en un perro. Ignoro si me aproximo siquiera al perfil de lo que la empresa busca (Lo único que sé es que quiere hacer negocios en el extranjero)


      Mi vida profesional dio comienzo a los 18 años, al leer en la prensa los excelentes resultados económicos que había tenido NCR, me presente a su Director en Uruguay, explicándole que a pesar de no tener ni idea de la venta, estaba convencido que si confiaba en mí, inscribiría mi nombre como CPC  (lo había leído en el artículo).


      Vine a España a los 22 años y pase a formar parte de OLIVETTI, empresa que estuve 10 años, y me fui con el record de concursos ganados con viajes al extranjero, inclusive tuve medalla de plata, el año del aniversario y ante el premio del mejor vendedor de la compañía.


      Un cazatalentos de NCR (Hoy es el jefe de personal de DIGITAL) me ofreció venir a Canarias con unas condiciones muy agresivas económicamente hablando, y a pesar de ser CPC con medalla de oro y derecho a participar en la Convención Internacional, volví a Olivetti al otro año con toda la antigüedad, mejorando categoría, sueldo, y condiciones ( En esta fecha se encontraba en plena crisis, despidiendo personal masivamente). Me equivoqué ya que descubrí que el equipo es lo que vende, y en esos momentos Olivetti no necesitaba un buen vendedor, sino un milagro.


      En esto, Soriano me ofreció incorporarme a la DIP, que yo hasta ese momento menospreciaba. Te aseguro que fue como cuando estas atravesando un maizal, resbalando, tropezando con las raíces, chocando las hojas en tu cara , y eres capaz de percibir solamente unos pasos por delante tuyo, de repente llegas al borde y tienes ante tu vista la llanura más espléndida. Era imposible no vender, dejé de trabajar, dejé de tener un horario fijo, me divertía, y ...se me pagaba por hacerlo. Al año se confió en mí para el papel de "jefe de ventas". En los años posteriores fui duplicando resultados,  llegué a vender MAS que la cuarta DELEGACIÓN (mi venta solo fue superada por la Delegaciones de Madrid, Valencia y la propia de Canarias) y durante este tiempo logramos colocarnos en segundo puesto nacional. Ruiz Palma al irse de Delegado de la DC a Vigo y ante lo que el llamaba un desastre me ofreció ponerme al frente de la DIP de allí, hablo en personal, etc,etc....y a pesar de que se me aseguro que no había inconveniente que me fuera, luego todo fueron pegas aquí,  hasta que intervino el señor Mayoral para impedirlo definitivamente.   


     Hablar de mi vida, sin hacerlo de los retos, es como hablar de Ariadna sin hacerlo del laberinto: es imposible, pero siempre que te planteas una dicotomía, debes  elegir y al hacerlo,  tienes algo que renunciar ¡Qué horror!  

     Eres del tipo de persona que me enorgullezco de haber conocido, sabes que estoy inquieto con mis resultados actuales y dispuesto a ocupar el puesto que mejor vaya a mis "dos" empresas. No encuentro mejor confesor, ni mensajero que tú Gracias

lunes, abril 04, 2016

Búscate un amante

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo.
Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron.
Y son generalmente éstas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.
Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre.
En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.
Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: "Depresión" y la infaltable receta del antidepresivo de turno.
Si yo he llegado a conocer a estas personas es porque obviamente, no mejoraron y vinieron a verme buscando soluciones a su rosario de dolencias.
Entonces,después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, es un amante!
Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto.
Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!
Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más.
Alas que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:
Amante es: "Lo que nos apasiona".
Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien aveces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno.
Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.
A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja.
También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby...
En fin, es "alguien" o "algo" que nos pone de "novio con la vida" y nos aparta del triste destino de durar.
¿Y qué es durar?
Durares tener miedo a vivir.
Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.
Durares postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.
Termino este relato con una sugerencia, más que una sugerencia; una súplica:
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé vos también un amante y un protagonista.... de la vida.
Penzaque lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.
Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante......
La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental: "Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida".

Fuente: Página web de Jorge Bucay – www.bucay.com
Cómo preparar una conferencia de éxito
Considero que he sido un afortunado porqué me invitan a dar conferencias de marketing en diversas instituciones educativas y congresos y la verdad, me apasiona hacerlo, es algo que disfruto y no me importa dedicarle tiempo a ello con tal de tratar de transmitir las experiencias, vivencias y conocimientos que he adquirido en al ámbito profesional en una conferencia, sobre todo a los jóvenes que como yo -que también aprendo con ellos-, buscan prepararse más y mejor para afrontar su vida laboral.

Les confieso que me hubiera gustado tomar cursos de oratoria o técnicas para hablar en público pero no pude hacerlo, lo que expongo y mi método, lo he adquirido a través de las más de 50 conferencias que he dado en los últimos años. No soy un profesional en esto ni me dedico a ello; tengo mi negocio y vivo de él y las conferencias las imparto porqué como he dicho en otras ocasiones, se me haría egoísta aplicar mis conocimientos y mi trayectoria sólo para hacer negocios y no compartirlas para beneficio de otros. No se si al final sean útiles o no, pero intento aportar lo más que puedo.
De esa experiencia que he adquirido, he sacado una serie de reglas que considero importantes para preparar una conferencia y aquí les transmito las que creo son esenciales para mí.
LISTA DE REGLAS PARA UNA CONFERENCIA DE ÉXITO:
No hables de lo que no conozcas. Hasta ahorita no me han invitado para hablar de algún tema que no conozca, pero el día que lo hagan tendría que declinar la propuesta. Es importante que si vas a dictar una conferencia sobre determinado tema debes estar bien preparado al respecto, intentando saber más que la audiencia. Si dominas el tema y dominas tus nervios podrás exponer con naturalidad e interesar a tu público.
Checa que la cancha esté pareja. Muchas veces no sabemos a dónde nos llevan a dar la conferencia, lo cual, significa que no conoceremos la cancha hasta llegar a ella. Intenta averiguar con antelación dónde vas a impartir tu conferencia. No es lo mismo que se lleve a cabo en un auditorio para 200 personas o que se haga en un aula universitaria para 25. Saber dónde vas a disertar, te permitirá planear movimientos y posibilidades de interacción con el auditorio.
No aburras a tu auditorio. Pocas cosas hay tan aburridas y monótonas como una conferencia apoyada por slides llenos de textos y gráficas aunque la temática que se esté tratando sea maravillosa. Como conoces a la perfección el tema que estás exponiendo, sólo usa bullets -el auditorio no puede leer más que ciertos párrafos y regularmente espera que tú los leas o se los expliques- y desarrolla improvisando cada tema.
PowerPoint se quedó atrás. Aunque no les digo no lo usen, para mi PowerPoint está pasado de moda, yo prefiero usar KeyNote -la desventaja es que el programa sólo viene en computadoras Mac- pues nos permite hacer presentaciones espectaculares en cuestión de minutos. PowerPoint ha mejorado mucho con el paso de los años; pero Keynote sigue siendo una aplicación muy potente para crear presentaciones con una rapidez pasmosa. Yo uso el formato wide screen que me da más opciones de espacio, es más espectacular y puedo desarrollar mejor mi creatividad para darle personalidad a cada slide. Por favor, cero presentaciones en PDF, son horribles
Usa un “gimmick” de inicio. “Engancha” a tu audiencia. Creo una de las premisas básica para tener éxito -aparte de quién lo expone y del tema- hablar en público es llamar la atención y “enganchar” al auditorio desde el inicio. Los 3 primeros minutos de la conferencia son de suma importancia, ya que si no logras captar la atención de la audiencia, el resto del tiempo te resultará mucho más complicado el lograrlo.
Haz condición física. Una conferencia exitosa es el resultado de muchas horas de preparación. Se dice que en promedio, se requieren 90 horas de trabajo para preparar una conferencia de 60 minutos. ¿Qué tan espectacular quieres ser? Si quieres sobresalir, debes practicar con tu presentación una y otra vez, varias veces durante varias semanas antes del evento.
No estés como momia hablando. Seguramente te ha pasado, que cuando ves a un cuate parado como estaca ante el micrófono te desesperas y aburres. Yo soy de los que me acomoda más disertar parado y moviéndome por todo el estrado para dirigirme a todo el auditorio e interactuar con el mismo. Cuida tu lenguaje corporal, por ejemplo no poner las manos en los bolsillos mientras estás hablando, evitando morderte las uñas o todo lo que te haga lucir nervioso. Evita los movimientos excesivos y bruscos. El lenguaje corporal comunica gran parte de lo que estamos intentando transmitir.
El hábito no hace al monje. Vístete de acuerdo a la ocasión, pero no te pongas algo que te haga sentir incómodo porque esto redoblará la sensación de sentirte observado de forma negativa. Lo mejor es llevar algo que marque una buena presencia pero que a la vez, no se aleje demasiado de tu forma de vestir como acostumbras hacerlo en tu vida cotidiana.
No seas pirata. Usa tu creatividad. Conozco a muchos colegas que su Biblia es storytelling que si bien es un sitio en el que puedes consultar ideas, no se vale que bajes las presentaciones y sólo las adecues para tu beneficio.
Conclusión
Si puedes, pide a los organizadores que la audiencia te califique sobre parámetros que tu decidas para que saques conclusiones de tu actuación. Y algo muy importante: si tú no te diviertes y tu audiencia no se divierte, piénsalo bien y corrígelo o fallaste tú o falló el tema o falló la presentación como la preparaste.
bit.ly/1V5jgKC

Éxito es tener lo que quieres. Felicidad es querer lo que tienes. Dale Carnegie

viernes, abril 01, 2016

Hacer promesas y mantenerlas es una gran manera de construir una marca.-Seth Godin.

Lo mejor y lo más bonito de esta vida no puede verse ni tocarse, dębe sentirse con el corazón.- Helen Keller

La carta motivadora y emocionante de un profesor a sus alumnos de Sexto de Primaria del colegio San Gabriel

(Pulsa en la imagen para verla más grande)
Ayer era el último día de vacaciones para los niños y mi hijo mayor recibió esta carta por correo postal, el de siempre. Y como él, cada uno de sus compañeros de la clase de sexto de Primaria del Colegio San Gabriel. Posiblemente Iván, el profesor, no ha recibido 20 cursos de liderazgo y motivación, pero demuestra que no hay grandes secretos para ello y que lo importante es querer. Desde que comenzó este curso, Nachete es otro, desea hacer las actividades que les pide Iván y ha descubierto el placer de aprender. La carta que os muestro, es solo un ejemplo más de todo ello."