martes, diciembre 29, 2015

Con este método leerás 1 libro en 1 día, todas las semanas del año

...Un libro al día durante todas las semanas del año. ¡Un libro al día! El sueño de muchos, sin duda. En la entrada de su blog en donde publica esto, Habib comparte su método, que traducimos a continuación:
1. Elige los libros que leerás cada semana varios días antes de que la semana empiece.
2. Elige más de siete libros, para que así tengas un margen.
3. En general, elige libros de menos de 200 páginas de extensión.
4. Incluye algunos libros fáciles de leer: obras de teatro, poesía, libros muy muy cortos. En casos desesperados también puedes elegir libros que alguna vez empezaste y que estuviste a punto de terminar.
5. Si quieres leer un libro extenso o si empezaste uno y parece que no lo terminarás antes de que finalice el día, recurre a uno de los libros breves. De esa manera podrás leer en parte el libro extenso pero terminar el corto. Al día siguiente puedes terminar el libro inconcluso.
6. Si tienes que desvelarte para terminar el libro, saca el café y consíguelo.
7. Avísale a tus seres queridos. Pregúntales si les gustaría salir a algún lado para leer contigo o, si quieres involucrarlos en serio (¡y si ellos quieren!), lee para ellos en voz alta, poesía o cuentos cortos.
8. Contempla que en las primeras semanas te tomará un poco ajustarte. Eso significa que quizá te equivoques un poco en tu agenda de trabajo, que quedes mal con algunas personas con quienes habías hecho planes, etc. Eso tendría que ajustarse conforme te acostumbres.
9. Puedes tener 1 día libre a la semana. Pero mejor evita tener 1 día a la semana. Pero si sucede una vez, está bien.
10. No te enredes con que si esta es o no una buena manera de leer libros. Toda la vida lo has hecho de la otra manera: con calma. Ahora estás haciendo algo nuevo.
11. Resiste al menos un mes. Después haz un balance contigo mismo.
¿Qué te parece? Al menos vale la pena intentarlo, ¿no? Más allá de la velocidad o el sentido de acumulación que podría achacársele, al menos en este caso se trata de libros que, dependiendo de tu elección, algo dejarán en ti. Algo imprevisible que sólo obtendrás leyendo.
http://bit.ly/1QKaZtZ

sábado, diciembre 26, 2015

Fuimos un cuento breve, que leí muchas veces y continuo leyendo todos los días

Lo más difícil no es el primer beso, sino el último-Gabriel García Marquéz

Accion poetica Cultura Inquieta6

Vuelven The Beatles por Navidad: trece álbumes ahora en 'streaming'

Este 24 de diciembre, a partir de las 00:01 horas, multitud de canciones de la emblemática banda se podrán escuchar a nivel mundial en nueve plataformas 'on line' como Spotify, Apple Music y Google Play

La música de The Beatles está más viva que nunca. Por ello, a partir de este 24 de diciembre a las 00:01 horas, trece álbumes de esta emblemática banda se podrán escuchar a nivel mundial en nueve plataformas de streaming como Spotify, Apple Music y Google Play.
La agrupación formada por John Lenon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star han puesto a disposición del público vía on line varios álbumes remasterizados, así como cuatro recopilatorios.
La compañía Apple Corps, fundada por el grupo de rock, y la discográfica Universal Music optaron por facilitar un acceso general y abierto a la música de The Beatles, en lugar de cerrar un contrato con un solo servicio como ya hicieron con iTunes.
Si ncesidad de suscripción
Los discos estarán disponibles para todo el público de estas plataformas. De esta manera, los usuarios, por ejemplo de Spotify, que no estén suscritos on o tengan acceso a un servicio premium también odrán escuchar los temas más conocidos de la banda británica.
http://bit.ly/1Pqb1Wd

jueves, diciembre 24, 2015

En la amistad es preferible "calidad" que "cantidad" Bod Marley

Me arrebataste la posibilidad de volver a amar

Acostumbrarme a verte de lejos, a que tu voz ya no cante a mis oídos, ni tu piel sea ese suave roce que me hace sentir viva, soltar tu mano y ver como lo único que me queda de ti es el camino que trazaste mientras te ibas… ¿Y ahora? Suele decirse que se empieza a vivir sin una persona, lo cual creo que no es verdad porque, no es un principio sino un final. Empezar a vivir sin ti, es terminar de vivir conmigo porque una parte de mí está en tu esencia, te llevo tatuado en mi ADN, y te amo con cada lágrima que derramo cada noche cuando intento dormir buscando cubrir mi cintura con un pedazo de sábana que no tiene la calidez de sus brazos, en cada mañana cuando mi cama helada me recuerda lo que ni en sueños pude olvidar, ya te has marchado… Y es que ¿cómo
podría pensar que te puedo olvidar durmiendo si todos mis sueños te pertenecen?

iStock_000038957568_Small
Contigo se fue el olor que me enamoraba, los sabores que disfrutaba y las pequeñas cosas que entonces no notaba… puedo ver tu pedazo de armario vacío y ya no veo tu cepillo de dientes… y es que tengo la certeza de que me arrebataste la posibilidad de volver a amar, porque te llevaste parte de mi corazón y ya jamás amaré completamente… Siempre un trozo de mí estará donde sea que te encuentres y aunque mis ojos ya no puedan verte voy a ser el pensamiento que convertido en viento acaricie tu mejilla todos los días… No me resigno a decir adiós, no es justa la certeza de no volver a ver a alguien, no es justo el olvido ni el juego de llaves que dejaste sobre la repisa del comedor…
¿Por qué te fuiste? No sé vivir sin tu presencia, sin tus palabras… no tolero este silencio y esta distancia, porque sabes que correría todos los kilómetros que pusiste para separarnos, descalza y quemándome los pies si sé que al final del camino estarás esperándome… ¿Qué es capaz uno de hacer por quien ama? o más bien ¿que NO es capaz de hacer? Simplemente yo no soy capaz de olvidarte ni de respirar lejos de ti, el oxígeno llega a mis pulmones cargado de vacío… y es que levanto la cabeza y veo las estrellas… Pienso en tus promesas de bajarlas para mi cualquiera de estos días, porque cuando hablabas del futuro no contemplabas dejarme viéndolas sola… Te extraño con la intensidad que brillan cada una de ellas, y te amo hasta donde sea que se encuentren porque mi amor no conoce límites ni fronteras, puedo sentirte en mi pecho, inflándose de dolor cuando mi boca balbucea el deseo de gritar que vuelvas, pero es que no sé dónde estás, a donde te has ido y qué haces sin mí, ¿qué buscabas cuando decidiste dejarme atrás? Hubiese deseado sentir miedo a perderte alguna vez para que así esto no doliera tanto, pero es que cada vez que estaba en tus brazos me sentía un invencible… Necesito perderme una vez más en tus ojos y sentir el misterio de tu mirada, esa con la que alguna vez también me amaste.
http://bit.ly/1It0eJI

¿Qué harías si a tu pareja le quedara solo un mes de vida?

El drama de una pareja muy joven, 26 años ella y 29 él. Hasta que el último especialista aconsejó dejar la quimioterapia para ganar algo de calidad en el resto de vida. Era ya el momento de vivir y no de luchar.
Un matrimonio lastrado por el cáncer terminal de uno de ellos decide pedir consejo en redes sociales sobre las cosas que deberían hacer antes de morir.
Después del fallecimiento de su marido la mujer vuelve para agradecer y contar todo aquello que hicieron al final juntos.
“Organizamos la fiesta para todos los amigos. Estaba prohibido llorar. Fue muy emocionante, sin duda, casi insoportable a veces, pero nos permitió liberarnos de toda culpa y pesar. Todo el mundo tuvo la oportunidad de decir que lo amaba. Y él de decirnos toda las cosas que tenía guardadas.

Cuando todos se fueron, nos quedamos solos los dos. En ese momento me di cuenta que el próximo evento con toda esa gente sería su propio funeral…”
Así cuenta la usuaria de la red social #reddit whenlifegivesyoushit(literalmente, ‘cuando la vida te da mierda’) la última fiesta que pasó con su esposo, un enfermo terminal de cáncer que decidió vivir lo más intensamente posible su último mes de vida.
La (anónima) pareja —26 años ella y 29 él— pasó los últimos dos años vagabundeando de médico en médico un último aliento en forma de esperanza que no llegaba. Hasta que el último especialista aconsejó dejar la quimioterapia para ganar algo de calidad en el resto de vida. Era ya el momento de vivir y no de luchar. ¿Cuánto?... Tan solo 30 días, quizás menos.
“[...] buscamos una segunda, tercera, cuarta… millonésima opinión. Ahora lo aceptamos. Tenemos menos de un mes. Estoy aquí en busca de sugerencias para hacer que todo este tiempo cuente para él, para nosotros.
Él está muy débil, pero es capaz de hacer día a día todas sus actividades de forma independiente gracias a los medicamentos para algunos síntomas desagradables. Sin embargo, necesito sugerencias de actividades que no sean extenuantes y preferentemente de interior.
¿Cómo vivir (no sobrevivir) los últimos días?”
Irene (nombre ficticio) lanzó este mensaje en la sección de relaciones personales de reddit el día 16 de julio de este año. Inmediatamente toda una comunidad acudió a la llamada desesperada. No era la primera vez y buscar consejo para los últimos momentos es una costumbre muy americana. Gente con las ideas lo suficientemente claras, sin la losa de tener que decidir para ellos, con la frescura y el talento de quien empatiza ayudando y que sirvieron para que Irene hiciera una lista completa de actividades para su último e intenso mes con Mario.
La novedad era que el que acudía a la cita no era el protagonista sino su mujer. Una persona atormentada con la idea de perder al amor de su vida y que buscaba consejo y planes para hacer en pareja. Algo más íntimo que intentar descargar adrenalina en un paracaídas o buscar otras emociones físicas para emborrachar a un cuerpo enfermo.
“[...] Grabar juntos algunas felicitaciones de cumpleaños o hitos de la vida: feliz 30, feliz 40, feliz 50, feliz 60, etc...
Incluso podéis disfrazaros ambos como si tuvieseis 30, 40, 50 o 60 años. Arrugas en la cara y ropa de abuela de tiendas de caridad conforme vais envejeciendo. Podéis compartir esos hitos con el amor de la infancia, ambos haciéndoos viejos juntos” Propone el usuarioMcDie88.
“[...] Sé que esto puede sonar extraño pero a esos videos quizás podáis añadir unas escenas de sexo, si aún él es capaz de tener una actividad sexual normal. Podría mejor las cosas en la medida que mejora su estado de ánimo y el tuyo intentando algo tan loco como eso.”...puntualiza Aaoun.
“¿Qué tal si hacéis que todos los días sean fiesta con algunos de sus amigos? Vestir como si fuera Halloween, hacer la cena de Acción de Gracias, traer los regalos de Navidad, la cuenta atrás para año nuevo” ...propone Quesoycrackers.
“[..] nada extravagante. Son las pequeñas cosas las que importan. Las que recordamos. No recordamos los grandes viajes, recordamos las pequeñas cosas que nos pasan en esos viajes. Hacer cada día especial con los detalles. Caminar, una buena cena, un picnic, ser turista en tu propia ciudad...”
No todo fueron sugerencias desde el romanticismo o la originalidad. Algunos usuarios con experiencia en procesos similares recomendaron la practicidad de dejar los cabos atados y bien atados, incluso aquellos que no tenemos siempre en cuenta.
“Consiga todos sus nombres de usuario y contraseñas, los números de pin, códigos de tarjetas, todo. No tienes idea lo importante que son hasta que no puedes iniciar sesión en una cuenta con recuerdos y la única persona con la información necesaria está muerta.
Aprenda donde guarda toda las cosas. Los archivos, las notas, los discos duros, etc. Obtén información sobre cómo todo está clasificado y categorizado.
Pero, en serio, más allá de las cosas logísticas (que son muy, muy importantes) di ’Te quiero’. Dilo una y otra y otra vez. Hable de todas ‘esas’ cosas. Hable acerca de lo que le gustaría a él para tu futuro. Es posible que no le apetezca saberlo ahora, pero lo querrás saber y ahora es el único momento que tienes para preguntárselo”. Misty Ranch.
A mediados del mes de agosto Mario fallece y su esposa decide volver a reddit para contar cómo han sido sus últimos días con su pareja. Para compartir si han sido capaces de volver a hacer castillos de cojines en el sofá, de colarse como adolescentes en distintos sitios, de volver al lugar de su primera cita, o de hacer ese picnic en el parque.
“[...] Hice cientos de fotos y videos de él haciendo sus tareas diarias y hasta roncando a mi lado. Encendía la cámara y la dejaba en nuestra habitación. Así podía disfrutar de él y más tarde re-disfrutar otra vez nuestros mejores momentos. Hicimos también aquellos vídeos traviesos tan fuertemente sugeridos. [...] escribí un libro sobre él. Soy una aspirante a escritora y estoy orgullosa de decir que el amor de mi vida es el único lector de mi único libro.”
Irene dejó el trabajo y se dedicó en cuerpo y alma a sus últimas vacaciones en pareja. Hizo que Mario se pusiera sus camisetas favoritas para que se impregnaran de su olor “Dicen que el olfato es el más poderoso de los sentidos. Desde que se ha ido, cierro los ojos, inhalo su esencia y siento como si todavía estuviera conmigo”
http://bit.ly/1NDHupN

Una de las cosas más difíciles de la vida es decidir si es el momento de dejarlo o seguir intentando un poco más.

sábado, diciembre 19, 2015

Las únicas personas que necesitas en tu vida, son aquellas que te demuestren que te necesitan en la suya.

40 Consejos de vida que un padre le dió a su hijo.

Jackson Brown, es un padre preocupado por la felicidad de su hijo que quiso escribir estos simples ‘consejos’, al momento que éste se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa. Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudio. Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos. Poco tiempo después, ampliado bajo el título ‘Vivir Feliz’, se convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y Millones de ejemplares traducidos a varios idiomas.
1- Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
2- Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
3- Ten un buen equipo de música.
4- Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
5- Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
6- Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
7- Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
8- Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
9- Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
10- No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
11- Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
12- Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.
13- Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
14- Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
15- Has lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
16- Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
17- Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
18- Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
19- No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
20- Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
21- Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
22- Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.
23- Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también ‘el gran riesgo’.
24- Nunca confundas riqueza con éxito.
25- No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
26- No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
27- Aunque tengas una posición holgada, has que tus hijos paguen parte de sus estudios.
28- Has dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en ellas.
29- Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
30- No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
31- No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
32- Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de el.
33- No confundas confort con felicidad.
34- Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
35- Escucha el doble de lo que hablas (por eso tenemos dos oídos y una sola boca).
36- Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
37- Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
38- Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
39- Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.
40- Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
“La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo… simplemente disfruta al máximo de todo lo que la vida pone en su camino”

Procura nunca salir de tu casa enojado con aquellos que amas, la vida puede cambiar en un segundo, tal vez nunca te despidas.

La magia de un cocinero japones en el Teppanyaki... hace años que soy fan de esta cocina


Despertar, la campaña de Navidad 2015 de Campofrío. un enfermo despierta y ...


viernes, diciembre 18, 2015

Una madre es una madre


La hiciste llorar… Muchas veces.
Cuando se enteró que estaba embarazada lloró sin parar, durante el embarazo lloraba por los dolores, cuando el parto lloró al sentir el peor dolor de su vida y cuando por fin naciste, lloró también de emoción, ella lloraba por todo, por miedo, por alegría, por preocupación, ella sentía lo que tu sentías.
Le dolió.
Cuando le jalaste el pelo le dolió, cuando le enterraste tus uñitas filosas le dolió, cuando te daba pecho y le mordías el pezón le dolió, le partías las costillas con tus pataditas adentro de su estomago y también le dolía muchísimo, pero nada eso basto para seguir llena de amor y emoción por tenerte junto a ella.
La mayoría del tiempo, estaba asustada.
Todos sus momentos eran intentos de protección hacia ti, se convertía en un oso protector y ni siquiera permitía que alguien más te cargara, ella pensaba que en este mundo, nadie podía cargarte con la misma seguridad que ella, su corazón se sacudió cuando vio que ya podías ponerte en pie, se quedaba despierta en las noches para asegurarse que llegaras y se despertaba temprano para despertarte y alistarte todo para ir a la escuela, cuando te caías o algo doloroso te ocurría, ella sufría mucho más que tú.
Se quedaba viéndote dormir toda la noche.
No se cansaba de mirarte, ella creía que si se levantaba por un minuto, algo iba a suceder, algo que atentara con tu seguridad y si eso hubiese pasado, jamás se lo habría perdonado, a veces el sueño la vencía y se quedaba ahí, junto a tu cuerpo diminuto.
Ante todo y todos, tú estabas primero.
Ella se aguantaba TODO, podía estar sin comer, sin dormir, sin ducharse, lo único importante era que tu estuvieses perfecto, se pasaba el día entero asegurándose de que tu tuvieras todo lo necesario para estar tranquilo y alejado de cualquier peligro.
Y lo volvería a hacer.
Sin duda, ser madre es uno de los trabajos más duros que alguien puede tener, no es raro que se derriben límites para proteger a los hijos, se siente más amor de lo que el corazón es capaz de aguantar, a pesar de todo el dolor, tristeza, llantos, días y noches enteras, obligadas a ser mamá, ella sin pensarlo lo haría de nuevo, así de importante eres para ella.
La siguiente vez que la veas, encárgate de que sienta el más grande agradecimiento que sientes hacia ella, dile que la amas, ella nunca se va a cansar de escucharlo.

miércoles, diciembre 16, 2015

Estoy enamorado del enamoramiento que vivió el escritor y neuropsiquiatra Oliver Sacks cuando tenía 77 años

El amor a los 77 años
En la mañana del 21 de febrero de este año 2015 me senté en la cafetería Barra, al lado del mercado coruñés de San Agustín, para tomar un café y leer el periódico. Me senté todavía adormilado, refunfuñando porque la mesa del ventanal estaba ocupada, y ya se sabe que el malhumor acentúa el instinto de propiedad. En la media penumbra abrí el periódico, leí un artículo y me levanté con los brazos abiertos a la vida.
Ahora, cuando vuelvo, me siento allí, en la esquina penumbrosa, en honor de Oliver Sacks. Puedo recordar aquel día, la fecha, la zo­zobra y el despertar de la mirada, porque lo que leía, en EL PAÍS, un ­artículo con su firma, De mi propia vida, era una carta universal del afecto y la pérdida. Sacks, con 83 años, informaba de que padecía un cáncer terminal, pero tal y como lo contaba era una enfermedad de horizonte. Hasta allí, todavía quedaba un trecho para divertirse, incluso, decía, “para hacer el tonto”. Y lo más importante, su mirada no se achicaba en el trance: abarcaba con gozo la vida vivida. “He sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta, y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura”.
Era una despedida, para qué engañarse, pero el efecto, la estrategia del adiós del “animal pensante”, era un brindis a la vida, a la aventura compartida. Con certeza, hay un más allá: son los otros. Creo que sería muy del gusto de Sacks los versos de Poesía última de amor y enfermedad, de Lois Pereiro: “Estoy viviendo un sueño repetido / en las noches de los que me siguen queriendo”.
La confidencia de Sacks se expresa con una sensibilidad destilada por la inteligencia, de tal manera que nos acerca tanto a él como a la madre, una mujer educada y, sin embargo, obsesionada
Cuando informó de su enfermedad con aquel abrazo a la vida, el ­autor de Un antropólogo en Marte contó de pasada que estaba escribiendo unas memorias. Es un género arriesgado. El preferido de los desmemoriados. Además, la desmemoria suele estar mal escrita y tiende a ser más voluminosa cuanto más pretenda tapar. Hay tochos de memorias que deberían servir para encofrar los monumentos de sus autores.
Pero yo he vuelto a mi mesa, esta vez con las memorias de Oliver Sacks, En movimiento (Anagrama). Como quería María Zambrano, la penumbra está ahora tocada de alegría.
Uno se siente cautivo de un libro cuando nada más abrirlo notas que él también te abre. Las memorias de Sacks, que tenía como apodo juvenil el de Tintero, derivado de esa pasión incesante de escribir, cautivan por la mano sincera. Compartes la zozobra que va a marcar toda su vida, cuando su madre, de moral conservadora, le espeta al joven Sacks cuando descubre que le atraen más los chicos que las chicas: “Eres una abominación –dijo–. Ojalá no hubieras nacido”. Y se lo dice la víspera de su marcha a Oxford. Es una frase brutal, pero la confidencia de Sacks se expresa con una sensibilidad destilada por la inteligencia, de tal manera que nos acerca tanto a él como a la madre, una mujer educada y, sin embargo, obsesionada por los terribles versículos del Levítico: “No te acostarás con varón como con mujer: es abominación”.
Él escribe que esas palabras le persiguieron toda la vida. Le inyectaron un sentimiento de culpa que reprimió “la expresión libre y gozosa de la sexualidad”. Cabría un ajuste de cuentas. Pero nuestro Tintero no suelta las palabras como hordas vengativas.
Seguramente la pulsión erótica de Sacks, la fuerza del deseo, bombeó energía en una búsqueda creativa incesante y singular. Pero además la vida, que tiene vocación de cuento, ese animal que ama el amor y la risa, esperaba su oportunidad. Se tomó su tiempo, es verdad. Pero llegó, y de qué manera.
Confieso que estoy enamorado del enamoramiento que vivió Oliver Sacks cuando tenía 77 años. También el amor es cómo se cuenta, y conozco pocas historias que te conmuevan como la de este famoso escritor y neuropsiquiatra, afectado entonces de ciática, con dolores insoportables, que espera nervioso como un adolescente en su primer amor la llamada del “querido amigo”. Debido al dolor, que le impedía leer, escribir y hasta pensar, 2009 había sido una pesadilla. La última semana, cuando el amor se sella con un brindis de champagne en fin de año, Sacks nota que el animal pensante empieza a mejorar y también el humor: “¿Acaso el enamoramiento inundaba el cuerpo de opiáceos, de cannabiáceos, o lo que fuera?”.
Y un detalle decisivo: Sacks dejó de comer sardinas dentro de las latas de sardinas, de pie, en 30 segundos, al descubrir el extraordinario placer de comer sentado, tranquilamente, comida cocinada y condimentada con una buena conversación.
“Para mí”, cuenta de sí mismo el hombre que había analizado la extrañeza de miles de pacientes, “resultaba una experiencia nueva permanecer tranquilamente en brazos de otra persona”.
http://bit.ly/1Yj1iXx

Mis deseos para el nuevo año

Enlace permanente de imagen incrustada

No me hubiera importado haberlo escrito


Muy a menudo pienso sin encontrar repuestas: ¿Se acordará de mí?

martes, diciembre 15, 2015

Madurar es entender que no todo tiene que ser perfecto para poder ser feliz.

La hermosa y terrible experiencia de la vida

Nunca amaremos ni nos enamoraremos como la primera vez
Si amaste y te enamoraste de esa manera del equivocado, imagínate cómo será con el indicado.

¿Acaso es tan difícil enamorarse?
No, de hecho, es una de las cosas más sencillas. Conoces a una persona que después de un tiempo, corto o largo, te hace sentir cosas lindas, se gana tu confianza, comparte momentos inolvidables contigo y te enseña muchas cosas que probablemente ni imaginabas podrían pasarte a ti.
No podemos negar que nos sentimos las personas más afortunadas y enamoradas del mundo, ¿qué más podríamos tener? No nos falta nada, sonreímos todo el día sin razón alguna, o mejor dicho, una razón: esa persona. Nos escuchan cantando cada canción de amor que sale en la radio en todo lugar, y no hay quién aguante nuestras charlas repetitivas sobre lo felices que somos y lo muy enamorados que estamos.
Qué bueno seria que dure para siempre, pero lamentablemente no siempre es así. Hay veces en que es hora de terminar con ese capítulo de nuestra vida y es ahí donde comienzan los problemas… Se nos viene el mundo encima, entramos en un estado depresivo que una parte de nosotros llamaría inaceptable. No queremos salir, no queremos comer, sentimos que es imposible superar algo así, que nuestra mala suerte es algo con lo que nadie podría lidiar, que por primera vez “éramos felices” y duró tan poco y que no podremos volver a amar ni enamorarnos de esa forma.
Déjenme decirles algo… De todas esas cosas infinitas que pensamos, y demoraría siglos en escribir, hay una cierta y es que no amaremos ni nos enamoraremos de esa forma nunca más, eso, ténganlo por seguro, pero, sólo imagínense si amaron y se enamoraron así del equivocado cómo lo harán del indicado, porque, ¿no pensaran que el mundo realmente acabo, cierto?
El mundo no acabo, tu relación acabo. Tu felicidad no se fue para siempre, tú la mantienes dormida por tus acciones y pensamientos, no perdiste a una persona increíble, ella te perdió a ti, entonces es hora de cambiar todo lo que nos viene tirando al piso.
Si hay algo que tenemos a nuestro favor es el tiempo que tenemos por delante y la cantidad de etapas que nos quedan por vivir, entonces, ¿vamos a perder siquiera un día más así?Torturándonos el cerebro con mil dudas o preguntas de qué hacer o qué hicimos mal, ya no más.
No hay mejor comienzo para superar algo que aceptando lo que pasó y entendiendo que todo depende de nuestra actitud y disposición a hacer las cosas, no esperemos sentirnos bien pensando en todo lo que pudo ser y no será, nadie murió aquí y aunque pareciera tenemos que entrar en la realidad de que si todo acabo fue porque no funcionó o porque simplemente esa persona no fue capaz de hacer lo que tú harías por ella. No fue porque tengamos mala suerte o no sea el momento, no caigamos en excusas tontas ni justifiquemos lo injustificable, si se fue, fue porque quiso, ya que, cuando alguien te ama de verdad nunca se queda sin soluciones para mantenerte a su lado.
La vida esta llena de momentos temporales, nada es nuestro realmente y si lo es no lo es para siempre, cada persona que pasa por nuestra vida nos deja un poco de sí y debemos empezar a ver las cosas de manera positiva. No estemos tristes por que ya acabo si no felices porque tuvimos la oportunidad de vivirlo y aprender de esa experiencia. Así como todo tiene un comienzo también tiene un fin y no es nada más y nada menos que para darnos la oportunidad de que llegue a nuestra vida algo nuevo, algo diferente y sobre todo algo que nos devuelva esas ganas de volver a enamorarnos como si nunca nos hubieran lastimado.
Es fácil decirlo, pero difícil llevarlo a la práctica y sí, nadie nos puede decir que no suena imposible al inicio y que por más que sabemos que el tiempo nos ayudará sentimos que en ese momento no podemos dejar de recordar, llorar y sentir tristeza por lo que estamos atravesando. Pero háganlo, dediquen un día de su semana a recordar todo, sacar cada una de las cosas que llevan dentro y llorar lo más que puedan, pero sólo asegúrense de que después de hacerlo no vuelvan a llorar ni un sólo día más por la misma razón.
Éramos pequeños libros en blanco que empezaron a escribirse desde el primer día que existimos, cada momento y etapa, sea buena o mala queda registrada en cada hoja que vamos escribiendo. Habrán capítulos mejores que otros, capítulos que nos enseñen más que otros y capítulos a los que nos gustaría regresar después de haberlos pasado, pero para terminar el libro y seguir descubriéndolo no podemos estancarnos en una página, cuando se termina, se termina y es ahí donde llega el momento de pasar la página. Es difícil, pero por muy usada que suene la frase, todo pasa por una razón y esa razón hará que todas las piezas que no encajan ahora lo hagan más adelante.
Vivamos día a día descubriendo que hay infinitas razones por las cuales ser feliz, personas hay como arena en el mundo, no dejemos que una persona nos borre la sonrisa y mucho menos nos quite las ganas de seguir, todo final es un nuevo comienzo y como lo que empieza bien termina bien, empecemos de la mejor manera este que estamos viviendo, no nos aferremos a nada ni a nadie, seamos felices con nosotros mismos y lo que llevamos por dentro al final es lo que nos quedará por siempre. Aprendamos a vivir con los recuerdos más lindos, porque así es, “el amor son sólo instantes, pero que duran toda la vida”.