Seguidores

sábado, agosto 18, 2018

Por esos recuerdos que tenemos guardados en nuestro corazón y nos hacen sonreír cuando los recordamos.

Luz Casal - Historia de un Amor



Trío Los Panchos - Sabor A Mi


Miguel Bosé con Ana Belén (No sé por qué te quiero)


VENECIA SIN TI - CHARLES AZNAVOUR


¿Qué harías si volvieras a encontrarte con el amor de tu vida?






viernes, agosto 17, 2018

"Yo pienso que hay tantos cerebros como cabezas y tantas clases de amor como corazones”. "Ana Karenina", León Tolstoi

Genial: La vida de Brian: Pijus Magnificus


“Carta a María”, de Arturo Pérez-Reverte

Tienes catorce años y preguntas cosas para las que no tengo respuesta. Entre otras razones, porque nunca hay respuestas para todo. Y además, he pasado la vida echando la pota mientras oía a demasiados apóstoles de vía estrecha, visionarios y sinvergüenzas que decían tener la verdad sentada en el hombro. Yo sólo puedo escribirte que no hay varitas mágicas, ni ábrete sésamos. Esos son cuentos chinos. De lo que sí estoy seguro es de que no hay mejor vacuna que el conocimiento. Me refiero a la cultura, en el sentido amplio y generoso del término: no soluciona casi nada, pero ayuda a comprender, a asumir, sin caer en el embrutecimiento, o en la resignación. Con ello quiero sugerirte que leas, que viajes, y que mires.

Fíjate bien. Eres el último eslabón de una cadena maravillosa que tiene diez mil años de historia. De una cultura originalmente mediterránea que arranca de la Biblia, Egipto y la Grecia clásica, que luego se hace romana y fertiliza al Occidente que hoy llamamos Europa. Una cultura que se mezcla con otras a medida que se extiende, que se impregna de Islam hasta florecer en la latinidad cristiana medieval y el Renacimiento, y luego viaja a América en naves españolas para retornar enriquecida por ese nuevo y vigoroso mestizaje, antes de volverse Ilustración, o Fiesta de las Ideas, y Ochocentismo de revoluciones y esperanzas. 0 sea, que no naciste ayer.

Para conocerte, para comprender, lee al menos lo básico. Estudia la Mitología, y también a Homero, y a Virgilio, y las historias del mundo antiguo que sentó las bases políticas e intelectuales de éste. Conoce al menos el alfabeto griego y un vocabulario básico. Estudia latín si puedes, aunque sólo sea un año o dos, para tener la base, la madre del universo en que te mueves. Da igual que te gusten las ciencias: ten presente – como siempre recuerda Pepe Perona, mi amigo el maestro de Gramática -, que Newton escribió en latín sus Principia Mathematica, y que hasta Descartes toda la ciencia europea se escribió en esa lengua. Debes hablar inglés y francés por lo menos, chapurrear un poco de italiano, y que el estudio del gallego, del euskera, del catalán, que tal vez sean tus hermosas y necesarias lenguas maternas, no te impida nunca dominar a la perfección ese eficaz y bellísimo instrumento al que aquí llamamos castellano y en todo el mundo, América incluida, conocen como español. Para ello, lee como mínimo a Quevedo y a Cervantes, échale un vistazo al teatro y la poesía del Siglo de Oro, conoce a Moratín, que era madrileño, a Galdós, que era canario, a Valle-Inclán, que era gallego, a Pío Baroja, que era vasco. Rastrea sus textos y encontrarás etimologías, aportaciones de todas las lenguas españolas además de las clásicas y semíticas. Con algunos de ellos también aprenderás fácilmente Historia, y eso te llevará a Polibio, Herodoto, Suetonio, Tácito, Muntaner, Moncada, Bernal Díaz del Castillo, Gibbon, Menéndez Pidal, Elliot, Fernández Álvarez, Kamen y a tantos otros. Ponlos a todos en buena compañía con Dante, Shakespeare, Voltaire, Dickens, Stendhal, Dostoievski, Tolstoi, Melville, Mann. No olvides el Nuevo Testamento, y recuerda que en el principio fue la Biblia, y que toda la Historia de la Filosofía no es, en cierto modo, sino notas a pie de página a las obras de Platón y Aristóteles.

Viaja, y hazlo con esos libros en la intención, en la memoria y en la mochila. Verás qué pocos fanatismos e ignorancias de pueblo y cabra de campanario sobreviven a una visita paciente a El Escorial, a una mañana en el museo del Prado, a un paseo por los barrios viejos de Sevilla, a una cerveza bajo el acueducto de Segovia. Llégate a la Costa de la Muerte y mira morir el sol como lo veían los antiguos celtas del Finis Terrae. Tapea en el casco viejo de San Sebastián mientras consideras la posibilidad de que parte del castellano pudo nacer del intento vasco por hablar latín. Observa desde las ruinas romanas de Tarragona el mar por el que vinieron las legiones y los dioses, intuye en Extremadura por qué sus hombres se fueron a conquistar América, sigue al Cid desde la catedral de Burgos a las murallas de Valencia, a los moriscos y sefardíes en su triste y dilatado exilio. En Granada, Córdoba, Melilla, convéncete de que el moro de la patera nunca será extranjero para ti. Y sitúa todo eso en un marco general, que también es tuyo, visitando el Coliseo de Roma, la catedral de Estrasburgo, Lisboa, el Vaticano, el monte San Michel. Tómate un café en Viena y en París, mira los museos de Londres, descubre una etimología almogávar en el bazar de Estambul o una palabra hispana en un restaurante de Nueva York, lee a Borges en la Recoleta de Buenos Aires, sube a las pirámides de Egipto y a las mejicanas de Teotihuacán. Si haces todo eso o al menos sueñas con hacerlo, conocerás la única patria que de verdad vale la pena.

"Deprisa, deprisa" 1981 Carlos Saura: Escena final "Si me das a elegir" Los Chunguitos


Aretha Franklin - I Say a little Prayer Four you -Subtitulada en Español-


Noches de Bohemia-Navajita Platea & Alba Molina


Manzanita - Un ramito de violetas


Mecano - El 7 de Septiembre


jueves, agosto 16, 2018

El mejor sentimiento del mundo es ver sonreír a alguien y saber que tú eres el motivo.

Leamos un poema de Carmen Conde. Hoy recordamos a la poeta española a 111 años de su nacimiento.

Cuando una mujer no es dramática es porque ya no le importas.

La vida es tan buena maestra que si no aprendes una lección, te la repite.

Enamorarme de ti fue lo más sencillo, permanecer enamorado un desafío, pero sin duda dejarte ir es lo más complicado.

Una de las cosas más tristes de este mundo es querer a alguien que antes te quería a ti.

Cuando tú me miras siento alegría y tristeza. La alegría de poder verte y la tristeza de no poder tenerte.

Nuestro amor era tan fuerte como la muerte y al mismo tiempo era tan frágil como el cristal.

Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

Nada más triste que encontrarte con el amor de tu vida y darte cuenta que la otra persona ya encontró el suyo.

La pelea de almohadas - The Beatles (1964)

Cuando tienes que dejar partir a tu mejor amigo


Poema de Martha Medeiros Viajar ......, para no morir

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre blanco
y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en si mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente,
quien pasa los días quejándose de su mala suerte
o de la lluvia incesante.

Muere lentamente,
quien abandona un proyecto antes de iniciarlo,
no preguntando de un asunto que desconoce
o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas,
recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor
que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos
una espléndida felicidad.

lunes, agosto 13, 2018

El primer paso para llegar a alguna parte es decidir que no vas a quedarte donde estás

Participantes Que Dejaron A Los Jueces Con La Boca Abierta !!!


La vida en rosa EDITH PIAF Marion Cotillard


Quien dejó una rosa en un libro de la biblioteca que esta chica encontró (Y el hecho que todavía haya gente que lea libros impresos, y vaya a la biblioteca)

(Y el hecho que todavía haya gente que lea libros impresos, y vaya a la biblioteca)

Kiri Te Kanawa - The Making of West Side Story Documentary ... Una joya


Necesitamos recuerdos pata saber quienes somos