martes, julio 17, 2018

Andrea Bocelli, Céline Dion - The Prayer


La Graciosa: ¿qué hacer en una isla en la que la idea es no hacer nada?

Las fotos que harán que quieras mudarte a las Islas Canarias


Un paisaje inigualable
Las Islas Canarias son el auténtico paraíso. Vivir en uno de sus rincones es sinónimo de calidad de vida. Playas paradisiacas, montes salpicados de tranquilos pueblecitos blancos, paisajes volcánicos de película y una gastronomía donde no faltan las papas, el mojo picón y el buen pescado, convierten este archipiélago en un lugar perfecto para viajar este año (y sin billete de vuelta). Nosotros lo hacemos 

domingo, julio 15, 2018

Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una

10 trucos avalados por terapeutas para lidiar con la ansiedad

1. Congela tu ansiedad

La psicoterapeuta Sheri Heller recomienda "apagar" el estrés.
Aconseja meter las manos en agua fría con hielo o echarte un poco de esta agua por la cara. "La estimulación sensorial con agua fría puede desarmar los sentimientos disociativos que suelen surgir con la ansiedad y puede aliviar de forma instantánea los efectos que provoca un nivel alto de cortisol", explica.

2. Aprieta los puños
Aunque hacer ejercicio es una forma estupenda de aliviar la ansiedad, no es muy realista salir a correr cuando estás sufriendo un ataque de pánico. No obstante, realizar algunas actividades físicas, aunque sean cosas tan simples como contraer y relajar algunas partes de tu cuerpo, puede surtir un efecto positivo, según la terapeuta Nicole O-Pries.
"Coloca las manos sobre las piernas o a un lado. Aprieta los puños como si estuvieras muy enfadado, tan fuerte como puedas. Respira hondo y relaja las manos un poco al final de la respiración. Sigue respirando hondo y relajando las manos poco a poco hasta que estén completamente abiertas. Ahora estira los dedos hacia fuera tanto como puedas. Siente tu cuerpo y cómo se alivian los focos de ansiedad que notabas antes".

3. Repite una frase relajanteCarol Howe, psicoterapeuta espiritual, explica que, cuando el organismo sufre estrés, hay que abordar el malestar físico antes de intentar calmarse.
"Respira profundamente tres veces como mínimo, inspirando por la nariz y espirando por la boca. Tranquilízate diciendo: 'Estoy a salvo y me siento querido'". Repítelo tres veces y deberías empezar a sentirte bien.

4. Concédete permiso para sentir ansiedad
Sí, has leído bien. A veces, cuanto más intentas combatir la ansiedad, más empeora, según Carol Howe. En vez de eso, acepta que estás sufriendo ansiedad y concédete permiso para sentirte mal.
"Sé que suena intimidante, pero la ansiedad se aferra cuando nos resistimos a ella. Puede, literalmente, atravesarnos y salir de nosotros en el momento en el que decidimos permitirle el paso", explica.

5. Deja que fluyan las lágrimasLlorar también puede ser útil, según Sheri Heller. Los estudios demuestran que llorar puede ser terapéutico y es a menudo una señal de que hay emociones que necesitan ser liberadas.
"A menudo, la ansiedad es una reacción a una tristeza atrapada o reprimida. En esos casos, concederte permiso para llorar de forma consciente puede ser la catarsis que necesitas para relajar el sistema nervioso", asegura.

6. Deja las redes sociales durante una temporada
Quienes sufren ansiedad a menudo pueden sentirse superados por las expectativas externas, como puede ser la búsqueda de la foto perfecta para las redes sociales. La psicoterapeuta Lauren Rose recomienda a la gente que sufre ansiedad que se olviden de las redes durante un tiempo.
"Las redes sociales ―y el Internet en general― a menudo intensifican la ansiedad y el miedo, a veces debido a un encuentro con información errónea o irrelevante con respecto a una situación determinada", advierte. Sin embargo, no todo lo relacionado con Internet es negativo. Existen grupos de apoyo en línea que pueden ayudar a quienes sufren ansiedad a no sentirse tan solos, añade Lauren Rose.

7. Saca partido de tus alrededoresNo pensar en tus síntomas es un consejo muy poco serio. ¿Cómo no vas a pensar en esos momentos como si el mundo entero se te viniera encima? Eso sí, distraer la mente concentrándote en alguna cosa concreta que tengas delante de ti puede ayudarte a evitar que entres en una espiral que te haga perder el control, según señala Julia Colangelo, trabajadora social certificada.
"Cuenta la cantidad de colores, números u objetos que hay en la habitación. Si sientes que te invade el pánico, esta puede ser una forma de tranquilizarte y gestionar el estrés y la ansiedad, además sin prestarle atención", comenta.

8. Pon por escrito tus sentimientosPoner por escrito tus preocupaciones y los desencadenantes de tu ansiedad puede ayudar a gestionar los síntomas y a luchar contra la negatividad que se asocia con la ansiedad, según la asesora Karen Whitehead.
"Escribe dos o tres palabras o temas que describan tus mayores preocupaciones en este momento. Ve uno por uno y pregúntate si es un hecho o si es impresión tuya. A veces, lo que parece 100% cierto en un momento es en realidad una impresión, y cuando lo reconocemos como lo que es, somos capaces de reducir su intensidad", expone.

9. Haz frente a lo que te está provocando esa ansiedadSuena contradictorio, pero es una de las estrategias más efectivas. Robert Duff, psicólogo certificado y autor de Hardcore Self Help: F**k Anxiety, indica que es importante enfrentarse a los miedos específicos que tiene cada uno y no recurrir a trucos para evitarlos.
La ansiedad se alimenta de la evasión. Cuando sientes ansiedad por una situación en concreto, una de las reacciones más comunes es intentar no pensar en ella. Aunque por lógica parezca que estas situaciones no suponen ningún peligro, la ansiedad te hace sentir como si acabaras de esquivar una bala al evitar la situación inquietante en vez de abrirte paso, y eso solo hace que la ansiedad se intensifique".
Cuando te encuentras en una situación que puede llegar a provocarte ansiedad, intenta no retroceder. "Desafíate a aguantar 5 minutos. Prácticamente todo se puede soportar durante 5 minutos. Si aún puedes soportarlo después de esos 5 minutos, sigue hasta 10, luego hasta 15, etc. Al final, tu organismo se regulará solo y las sensaciones de ansiedad que tienes se volverán más sencillas de tolerar. Pero cuidado: lo más recomendable es realizar esto bajo la supervisión de un terapeuta, advierte Robert Duff.

10. Busca ayuda profesionalContar con la ayuda de algún terapeuta y tratar estos problemas con un profesional de la salud mental puede ser muy beneficioso y mantenerte a salvo de que el problema se acreciente y provoque comportamientos ansiosos más peligrosos, comenta la asesora certificada Heidi McBain.
"Ver a un terapeuta especializado en ansiedad puede ayudar a quienes los sufren a superar las tendencias nocivas que dominan su vida y a asimilar nuevas formas más sanas de lidiar con la ansiedad", asegura.
Aunque sentir ansiedad no es algo que puedas controlar siempre, cuidar tu salud física y mental puede reducir las probabilidades de que el problema te desborde. Comer bien, hacer ejercicio y descansar el tiempo suficiente, además de tener cuidado de cómo te hablas a ti mismo, son formas de ayudar a resistir mejor los sentimientos y pensamientos negativos

17 preguntas interesantes que deberías hacer/haber hecho a tus padres

1. Cuando eras pequeño, ¿qué querías ser de mayor?

2. ¿Ha habido alguna ocasión en la que no defendieras a alguien o alguna causa y ahora desearías haberlo hecho? ¿Por qué no lo hiciste en ese momento?

3. ¿Cómo ha cambiado a lo largo de tu vida tu concepto de lo que significa ser un hombre?

4. ¿Hay algo que te dijeran tus padres cuando eras pequeño y que ha acabado siendo cierto?

5. ¿Cuáles eran tus mayores inseguridades cuando ibas al instituto?

6. ¿Estás ahora mismo como pensabas que estarías a estas alturas de tu vida?

7. ¿Cuál fue la primera vez que hirieron tus sentimientos? ¿Quién lo hizo y qué pasó?

8. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste "te quiero" en un contexto romántico? ¿Correspondió a tu declaración?

9. (Si tus padres están casados) ¿En qué momento te diste cuenta de que te querías casar con mamá/papá?

10. Si pudieras cenar con tres personas famosas, estén vivas o muertas, ¿quiénes serían?

11. ¿Cómo solían ser tus viernes por la noche cuando tenías 17 años?

12. ¿Hay algo que siempre quisieras hacer pero nunca tuviste ocasión?

13. ¿En qué momentos te sientes o te has sentido más feliz?

14. ¿Qué habilidad consideras que está subestimada y todo el mundo debería tener?

15. ¿Cuál es el mejor regalo que has recibido?

16. ¿Cuál ha sido tu edad favorita hasta ahora y por qué?

17. ¿Cómo querrías que te recordara la gente?

Solia pensar que soy indeciso, pero ahora no estoy seguro jejeje

jueves, julio 12, 2018

Para no olvidar

1. Nunca prives a nadie de la esperanza; puede ser lo único que una persona posea.
2. No tomes decisiones cuando estés enojado.
3. Cuida tu postura física.
4. Nunca hables de negocios en un elevador.
5. No pagues un trabajo hasta que esté concluido.
6. Cuídate de quien no tenga nada que perder.
7. Aprende a decir “no” con cortesía y presteza.
8. No esperes que la vida sea justa.
9. No dudes en perder una batalla, si esto te lleva a ganar la guerra.
10. Sé atrevido y valiente.
11. No aplaces las cosas. Haz lo que es preciso en el momento preciso.
12. No temas decir “no sé”.
13. No temas decir “lo siento”.
14. Elogia a tres personas cada día.
15. Contempla el amanecer por lo menos una vez al año.
16. Mira a los ojos a las personas.
17. Di “por favor” con frecuencia.
18. Gasta menos de lo que ganas.
19. Trata como quisieras que te trataran.
20. Haz nuevas amistades y cultiva las viejas.
21. Guarda los secretos.
22. Reconoce tus errores.
23. Sé valiente; si no lo eres, finge serlo; nadie advierte la diferencia.
24. Utiliza las tarjetas de crédito solo por comodidad, nunca por el crédito.
25. No engañes.
26. Aprende a escuchar. A veces las oportunidades tocan muy quedo a la puerta.
27. Elabora una lista de las cosas que desees experimentar antes de morir, llévala en tu cartera y consúltala con frecuencia.
28. Haz oídos sordos a los malos comentarios.
29. Las ideas buenas, nobles y capaces de cambiar el mundo provienen siempre de una persona que trabaja sola.
30. Cuando entres a algún lado, el que sea, hazlo con determinación y confianza.
31. Cuando tengas un limón, siempre procura hacer con él una limonada.
32. Ten un perro, pero no permitas que moleste a los vecinos.
33. Recuerda los cumpleaños de los demás.
34. Canta en la regadera.
35. Utiliza el dinero ahorrado.
36. Presta sólo los libros que no te importa recuperar.
37. Elige con mucho cuidado al compañero (a) de tu vida. De esta única decisión se derivará el 90% de tu felicidad.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida.