miércoles, enero 06, 2010

El mejor video


Este video lo realizó en 1999 la compañía farmacéutica Sanofi Aventis, basado en un ensayo que trata sobre consejos para vivir una vida plena (originalmente escrito en 1997 por Mary Schmich, periodista de el Chicago Tribune). Es un poco largo quizás, pero lo considero de lo mejor que he visto http://www.youtube.com/watch?v=YDRId6QmNTA
A continuación les adjunto el diálogo. No sustituye al video, al que insisto, que lo considero muy bueno.

Usa protector solar.
Si pudiera ofrecerles un solo consejo para el futuro, sería el uso del protector solar. Sus beneficios a largo plazo se han demostrado científicamente, El resto de mis consejos están basados sólo en mi propia experiencia. Se los daré ahora.
Disfruta del poder y la belleza de tu juventud. No importa…
Nunca entenderás el poder de la belleza de tu juventud hasta que se haya ido. Pero créeme, en 20 años verás atrás a través de las fotos y comprenderás de una forma que no puedes hacerlo ahora cuantas posibilidades se te abrieron y lo fabuloso que te veías.
No estás tan gordo como piensas.
No te preocupes por el futuro. O preocúpate, pero debes saber que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de algebra mientras masticas goma de mascar. Los problemas que realmente son importantes en tu vida nunca pasarán por tu mente, tipo aquellos que no se te ocurrirían a las 4 de la tarde de un martes sin nada que
hacer.
Haz todos los días algo que te asuste.
Canta.
No trates los sentimientos de los demás de forma irresponsable.
No toleres a aquellos que tratan irresponsablemente tus sentimientos.
Relájate.
No pierdas tu tiempo en celos.
A veces ganarás, a veces perderás. La carrera es larga y al final tienes que contar contigo mismo.
Recuerda los halagos que recibes. Olvida los insultos. (Si alguien logra tener éxito haciendo esto, que me diga como).

Guarda tus viejas cartas de amor. Deshazte de tus viejos estados de cuenta bancarios.
Estírate.
No te sientas culpable si no sabes que hacer con tu vida. Las personas más interesantes que he conocido, no sabían a los 22 que hacer con sus vidas. Algunas de las personas más interesantes de 40 años que conozco aún no saben qué hacer.
Consume bastante calcio.
Se amable con tus rodillas. Sentirás su falta cuando no te funcionen más.
Tal vez te casarás, tal vez no.
Tal vez tendrás hijos, tal vez no.
Tal vez te divorcies a los 40.
Tal vez bailes el vals en tu 75 aniversario de bodas.
No importa lo que hagas, no te enorgullezcas demasiado, ni te critiques tanto. Tus opciones tienen 50% de ser acertadas, como la de todos los demás.
Disfruta tu cuerpo.
Úsalo de todas las formas que puedas.
No temas lo que otras personas piensen.
Es el más grande instrumento que tendrás jamás.
Baila, Aún si el único lugar que tengas para hacerlo sea tu sala.
Lee todas las indicaciones, aún si no las sigues. No leas revistas de belleza. Sólo te harán sentir feo(a).
Conoce a tus padres. No sabes la falta que te harán cuando ya no estén.
Se amable con tus hermanos. Ellos son tu mejor enlace con tu pasado, y las personas que más estarán contigo en el futuro. Entiende que los amigos van y vienen, pero hay un puñado de ellos que debes cuidar con cariño.
Trabaja duro para superar los obstáculos geográficos y los de la vida, porque cuando más viejo te pongas, más necesitarás a las personas que conociste en tu juventud.
Vive en Nueva York alguna vez.
Pero múdate antes que te vuelvas muy duro.
Vive en California del Norte alguna vez.
Pero múdate antes que te vuelvas muy suave.
Viaja.
Acepta que hay ciertas verdades eternas. Los precios van a subir, los políticos son mujeriegos, y tú también vas a envejecer. Y cuando haya sucedido, vas a fantasear que cuando eras joven, los precios eran razonables, los políticos eran nobles y los niños respetaban a sus mayores.
Respeta a tus mayores.
No esperes que alguien te ayude. Tal vez tengas un fondo fiduciario. Tal vez tengas un(a) esposo(a) rica. Pero nunca sabrás cuando puede desaparecer.
No arruines mucho tu cabello, o con el tiempo cuando tengas 40, parecerás de 85.
Se cuidadoso con los consejos que recibes. Pero se paciente con los que te los dan. Aconsejar es una forma de nostalgia. Darlos es una manera de pescar el pasado, limpiarlo, esconder las partes feas y reciclarlo por un precio mayor del que vale.
Pero confía en mí en lo del protector solar….

lunes, enero 04, 2010

Matemos nuestros miedos

Dice la doctora Elisabeth Kübler-Ross, con una prestigiosa vida profesional dedicada a los cuidados paliativos, habla de que es una constante en los últimos momentos de la vida, arrepentirnos de no haber vivido la vida con más intensidad, de no haber arriesgado más.

Alex Rovira en su libro "La buena crisis" dice que esto debería hacernos meditar ahora que nos sobreviene la crisis, podemos aprender de ella y comenzar a vivir. Incluso si no llegamos a nuestros objetivos, el coraje devendrá un sentimiento de satisfacción y orgullo por haberlo intentado.

El miedo a perder, ya nos hace perder, nos hace seguidores de la falsa economía que consiste en guardar la fruta hasta que se pudre y no quiere que sea saboreada.

Nos paralizamos, pausamos nuestras decisiones. Aturdidos, nos presionamos de manera conformistas, para no coger el toro por los cuernos, no asumimos riesgos. Vivir el MIENTRAS TANTO ES UN NO VIVIR, pulsamos la tecla “standby” pausando nuestro ciclo vital obligándonos a vivir a medio gas, nos convertimos en meros pasajeros en lugar de disfrutar siendo parte de la tripulación de nuestro barco. El placer esta en el viaje, no en la llegada. Solamente me puedo arrepentir de lo que no he hecho. Ni siquiera debemos intentar las cosas -como le decía el Jedi a Lucas Skywalker- así le proporcionamos la oportunidad a nuestra mente de conformarse con algo menor que el éxito.

Nos transmiten demasiados miedos a lo largo de nuestra vida y lo peor es que los aceptamos resignadamente sin siquiera asumir la valentía suficiente y el coraje necesario para superarlos. Cualquier cosa que emprendamos, habrá alguien dispuesto a decirnos que es imposible, no debemos escucharlo y continuar nuestro camino hacia la cumbre.

No debemos esperar para arrepentirnos cuando estemos viviendo el balance de nuestra vida, hagámoslo ahora y modifiquemos la ruta, estamos a tiempo.